17 de octubre de 2008

Cómo hablar de los libros que no se han leído

Cómo hablar de los libros que no se han leído. No me gusta mucho la reseña que hacen aquí del libro pero al menos os hacéis una idea.

"Lo que desde luego no es -se apresura a aclarar Bayard al teléfono desde Tokio-, es un libro contra la lectura, ni una apología de la incultura. Yo soy un amante de la literatura y vivo rodeado de libros. Pero no me parece razonable el modo en el que funcionan las cosas. No puede haber sólo dos maneras de afrontar un libro: leerlo o no leerlo. Hay un vasto espacio intermedio. Incluso los libros que se hojearon o se dejaron a medias pueden determinar la vida de uno. Pocos creyentes han leído la Biblia de cabo a rabo y fíjese cuánto ha influido".

No hay comentarios: