16 de noviembre de 2008

¿Cómo puede la sociología hacernos + libres?

Esa es la pregunta que en estos momentos me estoy planteando, y a la que he de dar respuesta antes del lunes por la tarde. Si queréis aportar algo, soy todo oídos (u ojos, mejor dicho :D) Tengo en cuenta que no estáis estudiando sociología como yo y no tenéis por ello que saber responder "perfectamente" a la pregunta, pero tal vez sea eso lo que más aprecio en estos momentos: nuestra inexperiencia al respecto (la de unos más que la de otros, claro). También sé que no conocéis el contexto en el que ha sido formulada, pero tal vez vuestra inspiración pueda contrarrestarlo.

Supongo que la respuesta está ampliamente respondida en el libro Introducción a la sociología, de Peter L. Berger, que estamos leyendo en clase pero...ejem! Sea lo que fuere, las dos palabras clave son sociología y libertad. Esta última se las trae; un término tan amplio como desconocido, según se mire :D

9 comentarios:

Siesp... dijo...

¿Qué es “hacernos más libres”? Para un no sociólogo como yo la única opción que le queda es la deducción. Si suponemos que habitamos un ambiente denominado “de libertad” ¿cómo puede la Física hacernos más libres? ¿cómo puede la Antropología hacernos más libres?...
Evidentemente las mayores cuotas de libertad se consiguen cuando nos despojamos de todo tipo de alienación, cuando conseguimos dominar nuestras pasiones y cuando los problemas no obstruyen nuestra capacidad de “metabolizarlos”. ¿Cómo puede la Sociología ayudar a ser más libres? Creo que de la misma manera que lo puede hacer la Filosofía, la Química o la Mineralogía. Con Cultura, con Conocimiento, con Capacidad de interpretación de lo que nos rodea sin necesidad de que nos lo presenten “interpretado”.
A partir de ahora podría empezar a “meter rollo”, pero no entiendo de Sociología y paro aquí. Pero la conclusión es más sencilla de lo que sugiere el enunciado de la tan manida pregunta… más pareciera que fuera sólo la Sociología la que pudiera hacernos más libres y no es, evidentemente, el caso. Digamos que tiene su alícuota parte en la forja de nuestra libertad respecto al resto de disciplinas. Es decir, acabo de descubrir desde mi época de estudiante que, tal vez, la Sociología al tratar del comportamiento de las personas y su interacción con el resto del universo sea excesivamente “engreída” y pueda convertir en arrogantes a individuos super-inteligentes, cual es tu caso. (Cuando digo “cual es tu caso” me refiero a tu inteligencia, no a tu presunta arrogancia, aunque de ésta tampoco te falta, jejeje)
Un abrazo.

Hugo C. dijo...

Vaya con el comentario, me ha gustado mucho; me identifico "muy mucho" con él :D

Estoy muy de acuerdo en cuanto al posible engreimiento que esta disciplina puede acarrear. Es más, creo que has dado en el clavo, en mi caso al menos. Tal vez sea mi arrogancia, y no tanto mi humildad, la que me lleva a estudiarla. Pero...lo que no puedo admitir es tu elogio a mi inteligencia :D Me considero falto de ella, en todo caso. La inteligencia que poseo es la que venía de serie, un modelo estándar me temo :D Y si no que hable David jaja.

El resto del comentario no tiene desperdicio, aunque me quedo especialmente con el concepto de alienación :D

Muchas gracias, un abrazo.

PON! dijo...

Es tontín jajaja

Pero esta mejorando.

En cuanto a la preguntita (que se las trae) yo diría que nos puede hacer más libres por el hecho de ayudar a conocernos mejor a nosotros mismos, y a nuestro entorno (social en este caso), como el resto de materias que ayudan a ampliar el conocimiento. Osea más o menos lo que dice Siesp...

Saludos udos.

Anónimo dijo...

Pues yo pienso que la sociologia si puede hacernos libres... y la verdad lo pienso porque la libertad creo que se consigue a traves del conocimiento, y cuando conoces lo que te rodea en tu entorno sabes como actuar por ti mismo y a sabiendas de todo.

Hugo C. dijo...

Sí, la clave creo que está ahí: el conocimiento nos hará libres :D Pero no sé, esa afirmación es ambigua. Bueno, haremos lo que podamos, no nos queda otra.

Y ahora voy a saludar al nuevo anónimo de la sala jaja. Gracias por comentar y darnos tu opinión.

Esperemos que nuestras palabras sean lo menos en vano posible :D

Zaludoz a todoz.

Anónimo dijo...

La información que puse en el otro comentario de ANONIMO la e sacado del libro pero yo pienso otra cosa que me da a pensar que la sociología no nos hace libre. El porque de esta razón reside en que yo creo que contra mas conozcas como funciona el ser humano es mas fácil de hacerle esclavo sin que se de cuenta, porque el ser humano por ejemplo: actualmente es esclavo de muchas cosas de tener que trabar si quiere ser alguien en la vida por ejemplo, de tener un comportamiento social correcto si quiere ser aceptado por lo demás, todo esto además dentro de la lógica de unos cánones que no se sabe quien los deciden pero existen. Otro ejemplo es el hipermercado, todos somos esclavos, porque saben perfectamente como poner las cosas para que la gente aún dentro de su libertad, ellos te mueva por donde quieran que vayas y para que veas ciertos carteles o ciertas ofertas tratando de que sucumban así sus deseos y al final acabando comprando el producto que ellos quieren. Los hipermercados estudian la población, sus comportamientos… lo mismo que hace la sociología.
Por tanto en un principio somos libres pero a veces los sociólogos se ponen a disposición de hipermercados como hemos dicho antes y a las conclusiones a las que llegan los sociólogos, hacer crear unas formulas que muchas veces son utilizadas para esclavizar a la gente. En definitiva aunque una persona estudie sociología no podrá dejar de ser esclavo.

Soy David!! XD
Enorabuena por tu BLOG!!!

Hugo C. dijo...

Hola David, gracias por pasarte por este rinconcito de la web.

En realidad lo que planteas, lo de que la sociología nos puede hacer quizá más esclavos si cabe, es bastante posible. Es verdad, del mismo modo que nos puede liberar nos puede esclavizar. Sin embargo, eso es hacer un mal uso de ella y dudo de que esté muy generalizado. Es más, creo que no hay un "ellos", como bien dice Berger en su libro, sino un "nosotros". Ya lo dijo también el de Ética, tenemos el mundo que queremos (con "queremos" me refiero a la mayoría, o a una gran parte de la sociedad) En este sentido, la sociología no nos esclaviza, sino que nos hacer ver cuán prisioneros somos. Así lo veo yo, con estos ojos subyugados que Dios, ejem, me ha dado :D

Como bien dices, los sociólogos en muchos ocasiones se ponen a disposición de...lo que no deberían ponerse a disposición :D Pero claro, licenciarse no lo da todo, que más quisiéramos.

Bueno, creo que tu comentario iba también por ahí así que...no tengo mucho más que añadir jaja. Es que interpretar adecuadamente vuestros comentarios se me hace un mundo :D

Un saludo, nos vemos mañana.

PON! dijo...

Lo de los supermercados es interesante, pero para ello están los publicistas (y demás calaña xD), así que vosotros los humildes sociólogos creo que estáis más en la teoría que en la práctica.

Saludos.

P.S.: Sin ánimo de ofender...uff...usa más signos de puntuación tocayo! jaja

Hugo C. dijo...

La verdad es que los truquillos del merchandising deben de ser infinitos. Uno, por ejemplo, es el de poner las marcas más caras a la altura de los ojos, para que la elección por nuestra parte sea más probable. Otra es la de la "compra por impulso", suelen ser productos que siempre vienen bien, como pilas, chicles y demás. Y los ponen en las cajas, cómo no.

Un saludo marketiniano.