17 de noviembre de 2008

Racismo en la etimología

"El norteamericano blanco relega al negro a la condición de limpiabotas y deduce de ello que sólo sirve para limpiar botas." George Bernard Shaw.

"Nadie se nos montará encima si no doblamos la espalda." Martin Luther King.
El otro día previsualizando la película The Great Debaters aprendí dos cosas nuevas: el origen de la palabra linchar y la clara asociación que siempre se ha dado por supuesta entre el color negro y el mal.

Linchamiento: "la ejecución de alguien sin la mediación de un proceso judicial previo y generalmente a manos de una muchedumbre enardecida". Pues bien, el origen de la palabra linchar "procede de la expresión norteamericana ley de Lynch. Sin embargo, los historiadores no se han puesto de acuerdo en quién era ese tal Lynch. Para unos fue el juez John Lynch, que se hizo muy popular a finales del siglo XVII por sentenciar a los sospechosos según su parecer, contra toda ley y derecho. Otros creen que fue el granjero y jefe de milicias Charles Lynch, de Virginia, que en 1776, durante la guerra de la Independencia, mandó apalear y encarcelar a los enemigos sin un previo enjuiciamiento." Muy interesante.

Los linchamientos a gente negra, en Estados Unidos, son hoy día bien conocidos. O como Denzel Washington dice en la peli:

Coge al negro más malvado e inquieto, quítale las ropas frente a los otros negros. Échele alquitrán y plumas. Amárrele cada pierna a un caballo que va en dirección opuesta. Préndale fuego y péguele a los caballos, hasta que lo partan por la mitad, ante los hombres, mujeres y niños negros. Denle latigazos y golpes a los hombres negros que queden, casi hasta la muerte pero no los maten, liberen la fuerza de Dios sobre ellos, porque ellos pueden ser útiles para criarlos después. ¿Alguien sabe quién dijo esto?
Denigrar: (Del lat. denigrāre, poner negro, manchar), desacreditar, desprestigiar o insultar a alguien.

Como vemos, tanto la una como la otra son el resultado del miedo, de la ignorancia, de nuestro etnocentrismo y a saber de qué más cosas :D Iba a darle más cuerpo a este post pero he preferido ahorrar un pelín de tiempo. Espero haberme expresado, si no extensamente, sí claramente. Sólo pretendía hacer alusión al origen discriminativo de estas dos palabras que tanto usamos en nuestro vocabulario.

7 comentarios:

Siesp... dijo...

Hoy, cenando me he puesto morado, jaja. Muy interesante este post, tanto que es la primera vez que me he quedado sin palabras, sólo pensando. De hecho no pensaba escribir nada, simplemente esperaba quedarme con mis pensamientos, repitiendo para mí la palabra "denigrar", pero es que hasta suena mal. Así que, pensando y pensando, mientras miraba tu post, te he pillado una errata de esas que te rompen la lectura de un texto:
Has escrito "... sino extensamente..." cuando lo que quieres decir es "si no extensamente!. Por supuesto no te digo esto por joder (jeje) ya que en mi blog debo tener bastantes puesto que escribo a salto de mata, me paro, pienso, escribo, y así. De manera que muchas veces tengo redundancias que puedo corregir después en segunda lectua. Pero esta noche, Lynch y Denigrar me han dejado pensativo y..., como siempre, hablador, jejeje
Saludos de Sies... (porque por ahí he visto un nuevo anónimo al que animo a integrarse. Así empecé yo)

Hugo C. dijo...

jaja gracias por el apunte, cuando escribo rápido suelo confundirlos, por eso de que suenan igual en la mente :D Es un fallo muy importante, sí.

Pues menos mal que he corregido a tiempo otro fallo que iba a ser igual de espectacular que este, si no más jaja: coje en lugar de coge. Sí, como lo oyes. Por eso cuando David (Pon!) ha dicho en uno de sus comentarios que estoy mejorando...jaja, es verdad. Salgo de las tinieblas lingüísticas. Si es que no se libra naide, o casi naide :D

PON! dijo...

Y luego ponen garage y garaje y ya te desbaratan jajaja

Por cierto, no debemos olvidar a otro importante Lynch (menos maléfico xD), David Lynch!

Saludos.

P.S.: Quizá no todas las asociaciones del negro con el mal vengan de motivos racistas...también debemos tener en cuenta la oscuridad, en referencia a la ausencia de luz, que tanto miedo provoca.

Hugo C. dijo...

Tienes razón, pensé en ello pero no sabía cómo enlazar la idea :D

Hilda Vélez Rodríguez dijo...

Gracias, necesitaba la referencia.

Raziel Palacios dijo...

Pregunta: ¿Como rayos sabes en que día fuiste engendrado?

Hugo dijo...

Je, je... buena pregunta. El día exacto de la fecundación o concepción lo desconozco (aunque tal vez podría averiguar la semana si me pongo a investigarlo), así que tomo como referencia de mi engendramiento el día de mi nacimiento o salida al exterior. Por tanto, entiéndase aquí el uso de la palabra "engendrar" más en un sentido literario que científico :P