31 de diciembre de 2008

Biología y Política: Genopolítica

Acabo de leer en Cultura 3.0 el artículo James Fowler: Genopolítica y redes sociales y creo que es uno de los artículos (bueno, es una entrevista) que con más ganas voy a publicar en el blog. Sobre todo por lo que significa: el diálogo entre la ciencia política y la biología.

No estoy seguro de si los dos fragmentillos que voy a poner reflejan objetivamente la esencia de la entrevista; lo que sí pretendo con ellos es, al menos, resaltar la simbiosis que debe haber entre las ciencias sociales y las naturales:
¿Qué hay de los animales políticos? Aristóteles acuñó la expresión, pero desde entonces la parte “animal” de la historia ha sido olvidada casi enteramente por la ciencia política. De Durkheim a la sociología contemporánea, mucha de la literatura científica se ha centrado en los factores medioambientales y educacionales.
Un ejemplo de esto último nos lo da Durkheim cuando define los "hechos sociales" como "maneras de hacer" que nos impone la sociedad.
Una tesis marxista bien conocida, por ejemplo, establecía que: “no es la conciencia de los hombres la que determina su existencia, sino que, al contrario, es la existencia social la que determina su conciencia”. Los marxistas más duros llegaron a clasificar como “materialistas vulgares” a aquellos que buscaban explicaciones biológicas y naturalistas para los fenómenos sociales. Por el contrario, hoy parece más claro que las propiedades evolucionadas de la mente humana (es decir, del cerebro físico) constriñen significativamente nuestra “existencia social”. No sólo las ideologías, también el comportamiento cooperativo, el altruismo o las actitudes hacia el riesgo son -al menos en parte- “naturales” y hereditarias.
Por último, esta pregunta que le hace Eduardo Robredo Zugasti (autor de La revolución naturalista) creo que también es clave:
En un artículo publicado en Science, usted defiende una nueva ciencia política que favorece la conversación entre biólogos y politólogos. No de manera sorprendente, incluso los sociólogos son ahora conscientes del hecho de que la genética importa, de que probablemente existe una “naturaleza humana”, después de todo. Por ejemplo, la Revista Americana de Sociología publicó en noviembre un suplemento titulado "Explorando la genética y la estructura social". ¿Estamos siendo testigos del declive y la caída del así llamado “Modelo Standard de las Ciencias Sociales”?
¡Corred a leerlo, animales políticos, corred!

Vía La revolución naturalista.

8 comentarios:

Siesp... dijo...

En mi, seguramente errónea, opinión, es muy difícil dotar a la Sociología (tratada como "ciencia social") de una estructura morfológicamente similar a la Biología o cualquier otra Ciencia de la Naturaleza.
No creo que puedan ser comparables las "herencias genéticas físicas" de los seres vivos con las "herencias basadas en la experimentación" de la Sociología.

Los genes están sujetos a la evolución natural basada en las mutaciones accidentales que hacer pervivir al mejor adaptado al medio, sin embargo, la propia evolución de ese medio es caótica, imprevisible y, por lo tanto, difícilmente previsible.

En una explosión de supernova producida en una estrella que está a 500 millones de años luz de nosotros se desprendieron unos rayos cósmicos (protones) que impactaron, por casualidad, en los genes de un embrión vivo, mutándolo, haciéndole desarrollar, en este caso, un dedo oponible a los otros cuatro. La Ciencia Natural podrá explicar esto, al igual que puede explicar la mutación de otros rayos que, golpeando ciertos genes, produjeron en otro embrión sin patas que acabó por morir al nacer.

Las Ciencias Sociales pueden estudiar comportamientos generales, pero no tienen parámetros para decidir cuál será el comportamiento humano general ante un determinado suceso traumático social. ¿Qué pasará si una bomba atómica explosiona esta tarde en el centro de Madrid?.

Las Ciencias Naturales juegan con ventaja porque su método (el científico) es válido, funciona. Pero las Ciencias Sociales... ¿qué método han de utilizar y cómo?. La Estadística no puede cubrirlo todo, y la Sociología puede hacer aproximaciones a la deficición del mundo, pero nunca predicciones.

En fin, no sé ni lo que digo ni por qué, acabo de perderme en el hilo de mi propio razonamiento... quizá en otra ocasión pueda continuar.
Feliz 2010.
PD.- Fe de erratas, donde dije 2010 quería decir 2010, ¿entendido? jeje

Siesp... dijo...

Donde dice "produjeron en otro embrión sin patas..."
debe decir "produjeron en otro embrión que éste saliera sin patas..."

Hugo dijo...

Desde mi seguramente también errónea opinión jaja, estoy de acuerdo (a grandes rasgos al menos); sé dónde quieres ir a parar. Lo que no sé es como llegar hasta allí jaja, es broma. Es cierto, cada ciencia tiene su campo de estudio, pero de todos modos pueden escucharse la una a la otra. Según Giddens, "es diferente estudiar a los seres humanos que observar los fenómenos del mundo físico y la sociología no debe considerarse exactamente como una de las ciencias naturales. A diferencia de los objetos de la naturaleza, los humanos son seres auto conscientes que confieren sentido y finalidad a lo que hacen. No podemos siquiera describir la vida social con exactitud a menos que captemos primero el significado que las personas conceden a su conducta. [...] No puede seguir directamente el patrón de las ciencias naturales, ya que existen diferencias fundamentales entre el estudio del comportamiento humano y el de la naturaleza."

Este tema creo que es crucial, es uno de mis "temas" pendientes, gracias por tu opinión :D

De lo que no hay duda es que ambas ciencias son igual de útiles, porque aunque sigan caminos diferentes persiguen el mismo fin: el conocimiento de la naturaleza humana.

Un saludo neófito jaja.

Tay dijo...

"No es la conciencia de los hombres la que determina su existencia, sino que, al contrario, es la existencia social la que determina su conciencia"

Puf, se puede interpretar de muchas formas esa frase... aunque me da la impresión de que el término conciencia aquí se usa de modo social, si a conciencia se le pone un "auto-" delante, dientíficamente estaria posiblemente acertada... según Ramachandran y algún otro gurú de la neurociencia.

Un saludo

Tay dijo...

Dientíficamente no existe (que yo sepa), es científicamente... :)

Hugo dijo...

Marx y sus paradojas jaja, es como lo del huevo y la gallina :D Pero, ¿qué diferencia hay entre conciencia y autoconciencia? Perdóname, no tengo ni idea :D

Otra cosilla, esta es personal, ¿qué tal la carrera de biología? (aunque la respuesta es obvia jaja) Es que siempre coqueteo con la idea de, algún día, estudiar algo relacionado. No quisiera "encerrarme" en las ciencias sociales y humanas. Con que me respondas que está muy bien me bastará para "autoconvencerme", no será necesario una apología en toda regla :D

Un abrazo.

Tay dijo...

Es complejo, depende de que entiendas por conciencia, hay muchas acepciones.

Yo suelo hablar de consciencia, con una s chula en el medio, y por ella entiendo al proceso de información que circula por el cerebro al cual tiene acceso el sujeto.

La autoconsciencia es el proceso mediante el cual un sujeto puede utilizar su consciencia para percibir su propia existencia.

Gran tema el de la consciencia...

Cambiando de tercio... La biología, es, para mí, una de las ciencias que más pueden cambiar la cosmovisión (termino que aprendí aquí) de una persona... en el sentido de expansión de conciencia (para situarte en el mundo), te enseña tu sitio en el mundo y tal y cual.

Pero como carrera puede decepcionar en los primeros años, todo depende de que seas capaz de ver más allá de lo que te explican, pues no siempre saben captar y transmitir los profesores la importancia de lo que tienen entre manos (vamos, imagino que ocurre igual en todas las carreras)

:D ¿a que no te ha servido para nada mi consejo?

Un saludote

Hugo dijo...

Tomo buena nota de los términos "conciencia", "consciencia" (con una s chula en el centro jaja), "autoconsciencia". Tienes razón, es un tema muy... ambicioso, sin duda. Y no es casualidad que le hayas dedicado un post hoy mismo. A quien lea esto le recomiendo el post, breve y sugerente:

http://biotay.blogspot.com/2008/12/consciencia-artificial.html

La utilidad, o no, de tu consejo es irrelevante jaja, es el interés mostrado por contestar a mis preguntas lo que te abrirá las puertas del cielo:

"Bienaventurados los limpios de corazón: porque ellos verán a Dios."

Jaja perdón, son las reminiscencias agustinianas de mi consciencia :D

Lo que no voy a hacer es esperar a acabar sociología (o alguna similar) para empezar a profundizar en la biología. De ahí que visite frecuentemente un blog muy bueno que se llama... BioTay creo :D

Ciao, feliz año (si eres de los que le gustan que se lo digan; si no, hasta luego y ya está jaja.)