4 de diciembre de 2008

Los monos también escuchan

"Recordad que la naturaleza nos ha dado dos oídos y una sola boca para enseñarnos que más vale oír que hablar."

Pues bien, eso es lo que pretendo con este post. Quiero saber dos cosas de vosotros: qué libro salvaríais por encima de cualquier otro (como si estuviéramos en Fahrenheit 451) y qué haríais si pudierais volver atrás, volver a ser jóvenes. Esta última va dirigida al lector más adulto y que ya no es un mozo. Quisiera escuchar consejos de abuelo por así decir; una verdad que sólo los años haya podido dar. Quizá así, conociendo la filosofía de un veterano del mundo, consiga yo acercarme más a éste; conocer lo que mi juventud y mi falta de entendimiento me niegan tantas veces.

Que os aproveche.

5 comentarios:

Markos dijo...

Tesoro de máximas, avisos y observaciones de Lucio Anneo Séneca

Lo puedes abrir por dónde quieras y puedes disfrutarlo aunque discrepes en algunos puntos.

Si volviera a ser joven, vagaría sin rumbo fijo, conociendo el mundo mientras tuviera fuerzas y coraje para hacerlo.

Siesp... dijo...

¿A quién quieres más, a papá o a mamá? Ese dilema se me presenta cuando me preguntan por un libro (y según a quién, cómo y cuándo, puedo ofrecer varias respuestas). Desde luego, el que marcó un hito en mi vida porque me abrió los ojos a mirar lo que antes sólo veía fue “El manuscrito carmesí”, de Antonio Gala.

Confío en que lo de lector “más adulto y que ya no es un mozo” no vaya por mí, jeje. Después de todo, mis fotos no demuestran eso. Pero aún así, me voy a atrever a dar un consejo de abuelo: Aprende a soportar los errores de los demás (sólo así te soportarán mejor los propios). Y, por supuesto, comprueba sobre el terreno que el mundo es mucho más grande de lo que aparenta desde casa: viaja y admira la calidad humana que hay en los cinco puntos cardinales del orbe. (El quinto punto es el de las sensaciones, los sentimientos, … ¡el del corazón!).

Tay dijo...

Ofu, lo de viejo es cosa del DNI, que yo todas las mañanas veo "El Laboratorio de Dexter"...

Libro¿? ni idea, pero aquel que mas me fascinó mientras lo leía, y aquel que he tardado menos tiempo en leer, son el mismo libro, "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" de Oliver Sacks.

No me arrepiento de nada de lo que he hecho, ni de mis elecciones o decisiones, si acaso, de lo que no he hecho, pero por mucho que intentase solucionarlo siempre quedaría en mí la sensación de no haber hecho suficiente. Así que aunque viviese otra vez, tratase de remediarlo y volvieses a preguntarme lo mismo, volvería a responderte igual.
Hacer más y mejor.

Hugo C. dijo...

Muchas gracias a los tres por "recoger el guante". Tomo buena nota de los tres libros, tendrán un lugar preferente en mi lista. Incluso "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero", que ya está en mi pequeña biblioteca personal. El primer capítulo es genial :D Los últimos...ejem, me los dejé. Hice mal.

Siespierre, por tus fotos nunca se me ocurriría dudar de tu juventud y espíritu viajero :D

Tay, no te falta razón: hacer más y mejor.

Pues bien, ya sé qué haré. Aunando todas vuestras opiniones: viajaré hasta los confines del mundo de la mano de esos tres libros jaja, y alguno que otro más. El Quijote, alguno de Kant, etc.

Un saludo a todos.

Hugo C. dijo...

Ah Siespierre, también me ha gustado mucho lo de "soportar los errores de los demás (sólo así te soportarán mejor los propios)" Subir mi nivel de tolerancia lo tengo todavía pendiente :D

Un abrazo.