24 de diciembre de 2008

Luis Moya pidiendo un taxi

Creo que es imposible, o casi, no morir de risa con esta mítica broma telefónica de Gomaespuma. Aunque tal vez exagere. Espero que os guste.

4 comentarios:

Siesp... dijo...

Jajajaja Se me han saltado las lágrimas. No me reía tanto desde la historia de El Vacilón de la mañana: Manolo cabeza de huevo.
Búscala en eMule (sin no la conoces, pero son los 8 minutos de radio -broma telefónica- más salerosos de una emisora en EEUU de habla hispana. El tal Manolo es el conserje de un edificio y por eso no tiene más remedio que coger el teléfono siempre. Digno de reir.
Un carcajeante saludo.

Hugo de Silentio dijo...

Sí, lo conozco, de hecho lo he escuchado esta mañana :D Ese es de los primeros que suelen salir en Google cuando buscas este tipo de bromas.

Yo no suelo escuchar la radio, contadas veces en mi vida la he escuchado, lo reconozco. Pero es que tienen un humor los cabr... jaja. Sólo por eso me levantaría temprano, fíjate lo que te digo. La verdad es que este post lo ha promovido exactamente eso: hoy he madrugado (aplausos).

Ciaoito. No, ciaoito no, muy cursi. Adiós.

Hugo de Silentio dijo...

Nada, el nombre del cañón se me resiste. Dentro de muy poco colgaré aquí el documental y al menos diré el minuto exacto donde dice ese nombre tan imposible jaja. Además, pondré brevemente las notas que he ido tomando, para facilitar la comprensión del documental. Algunas frasecillas que han ido saliendo, más que nada :D

Tenías razón, es extremadamente instructivo.

Hugo de Silentio dijo...

Aleluya, Dios se me ha revelado: ¡¡El cañón Big Cottonwood!!

http://en.wikipedia.org/wiki/Big_Cottonwood_Canyon