27 de diciembre de 2008

Nacionalismo: RAE, G.B. Shaw y Boadella

Es la "ideología que atribuye entidad propia y diferenciada a un territorio y a sus ciudadanos, y en la que se fundan aspiraciones políticas muy diversas", según la RAE. Esta definición no está nada mal pero yo prefiero aquella otra de nuestro amigo George Bernard Shaw:
El nacionalismo es la extraña creencia de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí.
Ahora vamos a un caso concreto, el nacionalismo catalán según Albert Boadella:
A costa de intervenir en la lengua, la historia, los medios de comunicación y la cultura, el nacionalismo catalán se ha convertido en "incompatible" con la democracia. Ha hecho que muchos de sus conciudadanos estén enfermos.[...] Las comunidades enferman igual que las personas. Hay gente que se cree Napoleón y hay comunidades que repentinamente se consideran nación.
Y añaden en El País:
El director de Els Joglars cree que el concepto nación aplicado a Cataluña "se ha inventado" en Cataluña porque hace dos años las encuestas reflejaban muy poco respaldo popular a la denominación "nación" para Cataluña y, poco después, el apoyo fue incrementado considerablemente. A este "delirio", apuntó, han contribuido "de forma vergonzosa" los medios de comunicación. "Hay sumisión de los medios al régimen".

"Posiblemente el servicio meteorológico -de la televisión pública catalana- es el que hace mejor servicio, ya que detrás del presentador, y durante diez minutos, aparece en pantalla el mapa del imperio, que empieza por el Norte en Perpignan y acaba por el Sur rayando con Murcia", ironizó.

4 comentarios:

Pon! dijo...

Buen post.

Este es un tema candente y creo que lo has reflejado muy bien con las reseñas.

Hugo C. dijo...

Gracias, que dios te tenga entre sus senos, hijo mío :D

Nótese que escribo "dios" sin comenzar con mayúscula. Ahí está la clave. ¿La clave de qué? Umm interesante pregunta.

Siesp... dijo...

Todos los nazi-onalismos, al igual que las religiones, no han traido más que guerras a lo largo de la historia.
En mi humilde opinión, los nazi-onalismos son malos. Malo el nazi-onalismo catalán, el vasco, el gallego y... ¡el español!. Quien critique a los nazi-onalismos habrá de criticarlos todos, todos. todos... incluído el español. De otro modo se cae en la propia trampa del nazi-onalismo.
Saludos.

Hugo C. dijo...

No podría estar más de acuerdo, yo no soy de España, sino del mundo. Aunque si tuviera que salvar un país de entre todos, elegiría este por afinidad, y por un tema de lenguaje y demás :D

"Amo demasiado a mi país para ser nacionalista". Albert Camus.