26 de diciembre de 2008

Sobre la felicidad

Copio y pego los comentarios del post anterior Sobre la sabiduría.

Gregorio Luri:
[...] Como usted sugiere, las vías del conocimiento y de la felicidad no tienen por qué coincidir. Pueden incluso divergir de manera pronunciada. Por eso Nietzsche (siguiendo a Goethe) diferencia entre lo aristócrático y lo plebeyo: según la vía que cada uno elige.
Yo:
Estoy de acuerdo, el conocimiento y la felicidad tienden a ser de equipos diferentes. No obstante, en lo más profundo de nuestro ser (en el instinto tal vez), tenemos la esperanza de que esto no sea así. Incluso a pesar de lo que dijo Nietzsche: "La esperanza es el peor de los males de los humanos, pues prolonga el tormento del hombre."

Si nos vamos a la biología, de la mano de Punset (Por qué somos como somos), nos diría que una condición para ser feliz es la seguridad. A diferencia de los animales, a nosotros nos basta con imaginar la amenaza para estresarnos; "nos sobra con pensar que no podemos pagar la hipoteca". En este sentido, "la felicidad es la ausencia de miedo".

De lo que no hay duda, independientemente de lo que la ciencia averigüe, es que "buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo confusamente que tienen una" (Voltaire). Perdonadme tanta cita, no sé hacer otra cosa.

2 comentarios:

Miho dijo...

Me parece muy interesante lo que escribes. Te invito a leer mi blog http://construyelafelicidad.blogspot.com/

Hugo C. dijo...

Gracias, voy para allá, más rápido que el viento :D

Me gusta tu margarita, dice tanto...