3 de enero de 2009

El triunfo de la filosofía

El otro día, buscando material para un trabajillo de ciencia política, hojeé el capítulo XIII de La rebelión de las masas, titulado: El mayor peligro, el Estado. Y me encontré con la siguiente reflexión:
Para que la filosofía impere, no es menester que los filósofos imperen –como Platón quiso primero-, ni siquiera que los emperadores filosofen –como quiso, más modestamente, después. Ambas cosas son, en rigor, funestísimas. Para que la filosofía impere, basta con que la haya; es decir, con que los filósofos sean filósofos. Desde hace casi una centuria los filósofos son todo menos eso –son políticos, son pedagogos, son literatos o son hombres de ciencia.
En este sentido, para que la filosofía cumpla mejor su cometido, los filósofos deben seguir siendo una minoría. Por eso, tal vez Salvador Dalí en aquella entrevista (que personalmente titulé "Soy un puerco") no pudiera expresarlo mejor:
Si hubieran 2000 Picassos, 30 Dalís, 50 Einsteins... el mundo sería prácticamente inhabitable, pero que nadie se espante, no los hay.
Enlaces relacionados:
- El hombre-masa de Ortega y Gasset.

8 comentarios:

Pon! dijo...

Totalmente de acuerdo, es como lo que hablamos el otro día de las carreras "terrenales", sin ellas y sus consiguientes trabajos no hay donde asentar lo que la filosofía pueda "filosofar" (disculpeseme la redundancia).

Hugo dijo...

Sí. La estructura social, como diría un sociólogo, es la que es, y no debemos pretender tirarla abajo para construirla de nuevo; sería el caos.

Por cierto, si alguien se ha perdido, Pon! se refiere a las carreras técnicas, en oposición (digamos) a las carreras de humanidades.

De todos modos jaja, la cosa debe mejorar y las ciencias del pensamiento ganar más terreno a las técnicas; más relevancia, por así decir :D

Esto, para situar la conversación a un tercero, lo dice uno que estudia sociología a otro que estudia arquitectura técnica jaja. Pero ambos "en busca del conocimiento perdido" :D

Un saludo.

Hugo dijo...

Ahora que lo pienso, quizá haya mezclado en el post dos conceptos diferentes, como es por un lado el de "filósofo" de Ortega y su compañero Gasset, y por otro el de... "gente extraordinaria" (por llamarlo de alguna manera) de Salvador Dalí. Porque si en lugar de decir 2000 picassos dijera... 2000 o 2 millones (la cifra da igual) de Dawkins, Giddens, "Savateres" u "Ortegas": "el mundo sería un lugar mejor donde vivir" jaja, en mi opinión.

Siesp... dijo...

Modestamente, discrepo en una cosilla. Ya hay 2000 Dawkins, Dalís, Picassos y Einstenes. Lo que sucede es que por cada uno de ellos hay 2.000.000 de tontos. Jajajaja.

La filosofía, para triunfar (y, lógicamente, hacernos mejores) debe, forzosamente, basarse en las ciencias naturales o, al menos, buscar sus aplicaciones prácticas en ellas. Por algo evidente. Si la Filosofía se quedara en lo que es, pensamiento, dentro del pensamiento, no habría manera de llevarla al conocimiento general.

En tanto en cuanto la Filosofía necesite del papel (o internet) para divulgarse, ya está necesitando a las ciencias naturales. Mientras éstas, se basan en el SENTIDO INVERSO de la Filosofía: Son propiedades que ESTÁN AHÍ, y los científicos, no las discurren, las descubren.

Sea como fuere, "carreras técnicas y humanidades" han de caminar juntas porque no son nada unas sin las otras.

Y lo peor es que, entre todos, estamos haciendo un mundo donde el aborregamiento de la gente prima sobre la innovación (de cualquier tipo). A las pruebas en cualquier medio de comunicación me remito...

Un abrazo Pon! (feliz 2010), que ha tiempo no contatábamos, y otro para ti, Hugo (ahora a secas, sin Silentio), jejejeje

Hugo dijo...

Lo de Silentio fue pasajero jaja. En cuanto a la cantidad de Dawkins y demás jaja, estoy totalmente de acuerdo, en realidad sólo quería resaltar el hecho de qué pasaría si hubieran más de los que ahora hay (en proporción, quiero decir). Pero bueno, ambos hablamos de lo mismo en esencia, así que creo que ha quedado bastante claro :D

¡Konbanwa!

Siesp... dijo...

Te reproduzco a continuación una noticia de la revista Muy Interesante de este mes:
Nace Cultura 3.0
Hacia la Tercera Cultura

Desde su página “Las Dos Culturas” –casi una declaración de principios de esta revista-, Antonio Muñoz Molina nos viene demostrando, mes tras mes, que ningún ciudadano puede considerarse culto si carece de una visión científica del mundo.
Ahora, cuando se cumple medio siglo de la famosa conferencia del mismo título pronunciada en la Universidad de Cambridge por el científico, novelista y político Charles P. Show, se presenta en España la Plataforma Tercera Cultura. Su objetivo: aunar la ciencia de vanguardia con el pensamiento crítico y las humanidades; añadir el punto de vista científico a la toma de decisiones sociales, económicas y, por qué no, políticas. Su sentido: que ésta no sea una “sociedad de analfabetos en manos de sinvergüenzas”. Entre sus promotores se hallan la antropóloga Teresa Jiménez Barbat, los filósofos Fernando Savater, Ibn Warraq, Robert Redecker y Eduardo Robredo Zugasti, los directores de museos científicos Ramón Núñez y Manuel Toharia, el historiador y economista Gabriel Tortilla, los colaboradores de Muy Interesante Miguel Angel Sabadell y Félix Ares de Blas y el director de esta revista, José Pardina.

Las iniciativas de este grupo de ciudadanos se articulan en torno a la web Cultura 3.0 (www.terceracultura.net) y están inspiradas en el movimiento de la Fundación Edge, en el que participan científicos y pensadores de la talla de Richard Dawkins, Daniel Dennett, Sam Harris, Christopher Hitchens, Steven Pinker y el editor John Brockmann, autor de “El nuevo humanismo” (Editorial Kairós, 2007).
Lo comentaba Arcadi Espada durante su presentación en la Universidad madrileña Rey Juan Carlos: “¿Cómo puede haber filósofos que no conocen la teoría de la evolución, lingüistas que ignoran las neurociencias, políticos al margen de internet, economistas que no han oído hablar de la psicología cognitiva o legisladores morales que desprecian la huella genética?”

Saluts

Hugo dijo...

La pregunta final es magistral, te agradezco un montón que me lo hayas (o nos lo hayas) pasado, hace bastante que no sé nada de "Muy Interesante". Pues si todo marcha como debería, Cultura 3.0 aún puede seguir subiendo, y me alegro mucho, no puedo estar más de acuerdo con su "filosofía". Por otro lado, entre los promotores de esta magnífica iniciativa (al estilo de Edge; que por cierto voy a tratar de leer más) no hay mucho científico "duro" que digamos. En el sentido de físicos, químicos, etc. Pero esto en realidad es irrelevante, solamente una curiosidad.

Yo lo tengo bastante claro, mi periplo académico no acabará en el estudio de la sociología, sería un insensato si así fuera :D

Otra cosa, acabo de ver "La cena de los idiotas": buenísima, cuánto humor y con qué poco :D

Nos e-vemos.

Pon! dijo...

¿Por qué feliz 2010?