10 de febrero de 2009

Cómo hacer un planeta más feliz

Sí, es otra entrada chorra, pero tiene sentimiento. Y sí, dije que me iba a tomar un breve descansillo con el blog, pero no he podido; sería la mayor de las negligencias apartarme tan siquiera un día de Internet sabiendo, como sé -que me lo han dicho-, que ahí encontraré la felicidad. Eso sí, seré breve en los comentarios; el tiempo no espera por nadie. Aprended cuanto podáis; yo haré lo mismo :D

En la asignatura de economía -qué ironía- nos han recomendado la lectura de esta noticia: La felicidad no pasa por el consumo. Cosa que ya "sabemos". Pero pinchando en un enlace que hay a la derecha de ese artículo he encontrado algo mejor: la receta para hacer de este mundo un mundo mejor, es decir, el mejor de los mundos posibles. Esto es, pues, lo que nos recomienda el Global Manifesto for a happier planet. Está en inglés, así practicamos.

No dice nada nuevo, pero mola leer otra vez todo lo que hacemos mal. Personalmente encuentro placer en ello.

Actualización: ¿Qué os parece el cambio de color?

3 comentarios:

Tay dijo...

Jejejje vaya descanso escribiendo de madrugada jejejej... yo solo soy un robot, así que no hay respuesta que valga...

Voy a ver ese enlace optimista...

Interesante... una vez leí que para ser feliz no hay mejor práctica que escribir todas las noches 3 cosas buenas que te hayan ocurrido, nada más.

Saludines

Hugo C. dijo...

¿3? Umm... complicado :D

Tay dijo...

Sí, también sirve para ejercitar la memoria :D
... al tiempo que se ejercita la visión positiva de la vida.