15 de febrero de 2009

La crítica de Marx a la teoría malthusiana


Aprovechando como introducción a la teoría malthusiana el post de BioTay, así como el artículo de Wikipedia, también es preciso conocer la crítica de Marx al respecto:
Pero probablemente la crítica científica más demoledora fue formulada por Marx después de la muerte de Malthus, y aparentemente tuvo muy poca difusión. [...] La crítica de Marx apunta a un aspecto que aparentemente no se ha percibido sobre la metodología de las ciencias sociales. Muchos filósofos de las ciencias sociales suelen afirmar que en éstas no hay posibilidad de realizar experimentos; sin embargo pueden ocurrir acontecimientos históricos totalmente imprevistos que desempeñan el papel que se les asignaría en un experimento imposible. Marx afirmó que después de la gran hambruna que a fines de la década de 1840 provocó en Irlanda una reducción drástica de su población por falta de alimentos y la emigración de millones de personas, de haber sido correcta la suposición de Malthus la situación de los irlandeses debió mejorar al haber disminuido la población, y que puesto que no se observaba tal mejora, las causas de la pobreza de las masas había que buscarlas en el terreno político, es decir, en la opresión colonial inglesa, y no en la población (citado por Perelman).
Mauricio Schoijet, La recepción e impacto de las ideas de Malthus sobre la población, Revista Estudios demográficos y urbanos, 2005, vol. 20, Nº 3 (60), p. 595.

Actualizado agosto de 2013: hoy creo que tanto Malthus como Marx tenían razón. Ni es solo una cuestión de recursos versus población, ni es solo una cuestión de organización política. Lo más sensato, como digo aquí, es actuar sobre ambas cosas al mismo tiempo y radicalmente, es decir, yendo a la raíz.

3 comentarios:

Hugo C. dijo...

Y cambiando drásticamente de tema, si os va el fútbol echadle un vistazillo a este vídeo de regates.

Gracias Rubén, aunque sé que no me oyes :D

Siesp... dijo...

La teoría de Malthus, en mi opinión, podría ser cierta según los condicionamientos externos. Es decir, hoy tendría validez, pero la crítica de Marx podía ser sólida en aquel tiempo y nada sostenible hoy. Sea como fuere yo soy de la opinión que sostiene la posibilidad de experimentar con las ciencias sociales; es más, incluso se pueden postular experimentos matemáticos, tal como expone la psicohistoria. Antes de haberme leído la Fundación pensaba de otra manera. Ahora tengo más elementos de juicio, lo cual no presupone que yo tenga buen juicio jejejeje.

Zulu023, el melón

Hugo C. dijo...

Me alegro, cuantas más "armas intelectuales" poseamos mejor :D

Reconozco que la teoría de Malthus se me queda grande; fíjate que yo todo lo que pongo en el blog -o casi todo- es nuevo para mí, en ocasiones totalmente nuevo, de ahí que lo ponga. Aclarado esto jaja -mi ignorancia-, hoy, leyendo el principio de "La imaginación sociológica" de C. Wright Mills (pronto pondré un cacho por aquí), me ha vuelto a venir a la mente la psicohistoria, gracias a ti jaja. Y ahora tú la vuelvas a mencionar :D

Un abrazo, y como siempre, gracias por participar.