3 de febrero de 2009

La skholè y el blogger

Me pregunto qué mueve al intelectual para creerse con el "deber moral [de] educar a todo aquel que se encuentre en contacto con él, sin herirlo"; por qué nace en los humanos ese deseo de educar a otros humanos, cuanto más ignorantes mejor. Es el altruismo derrotando al egoísmo, sin duda, pero, ¿por qué "el intelectual desarrolla su intelecto no como mera vanagloria, sino como una minúscula contribución al progreso del mundo"? Wikipedia.

Porque sí, supongo. Aristóteles diría que "todos los hombres tienden por naturaleza a saber"[1], aunque el "saber" también se predica: "Un ser poseído por una creencia y que no buscase comunicársela a nadie es un fenómeno extraño a la tierra, donde la obsesión de la salvación vuelve la vida irrespirable". [2]

Si lo anterior carece de un orden lógico, os pido disculpas, soy un manazas retórico. Entonces, ahora que lo pienso, ¿qué son algunos bloggers, sino "intelectuales" sin fama?

Por otro lado, leo en Wikipedia este término nuevo para mí:
Skholè significa "ocio, tiempo libre", [...] pero es también la raíz de la palabra “escuela”, en latín "schola". De esta manera, tanto la noción de enseñanza o lección como la palabra que desgina a los establecimientos donde se imparte instrucción tienen su origen en la idea de ocio (es decir, contemplación), diversión (es decir, evasión) y ocupación reposada (descanso físico, no intelectual).

Este hecho llevó al famoso sociólogo francés Pierre Bourdieu, en su libro Meditaciones pascalianas a dotar a la palabra skholè de un sentido técnico: el ocio propio de la profesión académica e intelectual. De acuerdo con Bourdieu, la skholè es el tiempo libre de presiones del mundo que hace posible una relación libre y liberada con respecto a esas necesidades. Se trata de una condición necesaria de la existencia de todo campo intelectual (desde la filosofía hasta el oficio artístico)...


Skholè significa tiempo libre o, mejor, tiempo-libro.
No os perdáis el artículo en francés :D

[1] Primer párrafo de la Metafísica de Aristóteles.
[2] E.M. Cioran, Adiós a la filosofía y otros textos, Alianza Editorial, Madrid, p. 15.

6 comentarios:

Siesp... dijo...

Hay ciertos lugares donde ser intelectual es motivo de mofa. ¡Qué pena!. Y qué triste es tu post hoy (triste de tristeza, no de calidad, jeje). Voy a leerme el artículo en´francés, ya que es la única lengua extranjera que domino. Jeje.
Volveré a escribir cuando lo haya "estudiado".
Zalú.

Hugo C. dijo...

Ya me contarás que te ha parecido la imagen del artículo en francés. Lo he recomendado por eso jaja, porque de francés no tengo ni idea :D

Siesp... dijo...

Le corp de l´image me semble presque perfecte. Vraiment ton post est la plus belle apologíe de l´école tandis que ligne pour penser. Pero la tia está de buena que te cagas! Jejeje.

Resulta chocante oir a personas decir que los libros de ciencia no son perfectos porque están escritos por humanos. Máxime cuando son capaces de sostener que los "libros sagrados" son perfectos por ser escritos por dios.

Respecto a por qué tener que enseñar o tener que demostrar continuamente unas capacidades a quienes les digas y les razones lo que sea, siempre se tomarán como "una agresión a su postura" la demostración de las cualidades humanas de la inteligencia. Eso no duele personalmente cuando te lo reprocha un ignorante, pero duele cuando te lo reprocha alguien presuntamente inteligente.

Así que la solución es bien sencilla: Habrá que hacer los apartados necesarios para dialogar con unos de futbol, con otros de vinos, con otros de chicas, con otros de política, con otros de ciencia, con otros de religión... Pero una mente inquieta, abierta, sensible, que puede disfrutar en cualquiera de esos campos con su dialéctica, siempre alcanzará el climax con quienes son capaces de hablar de todo. Y mejor, de razonar de todo. Y aún mejor, de pensar y extraer conclusiones de todo.
Zalú.

Hugo C. dijo...

Has expresado exactamente lo que pienso, y me has ahorrado tener que escribirlo jaja. Cuánto me queda por aprender de vosotros, aprendices de sabios -por no decir sabios- :D

Lo más irónico es que si un ser superior (en el sentido de extraterrestre, no de "divino") nos observara, seguramente no podría diferenciar entre un ignorante (que tire la primera piedra aquel que no lo sea) y un gran humanista, o entre un conservador y un liberal, al igual que nos sucede a nosotros con el resto de los animales. Quién dice que el chimpancé musculitos de la izquierda no sea el más sabio del grupo, y tenga ideas revolucionarias, o si el que está a su lado se pregunta continuamente por su existencia. Bueno, quizá lo diga la ciencia jaja.

Siguiendo con la reflexión, si el perro no es consciente de su propia existencia -esto es, no puede decir eso de "dudo, pienso, luego existo"- tampoco lo es de la nuestra. ¿Y si nos pasara lo mismo a nosotros pero con un ser superior, que por más que le viéramos, al no comprenderlo, es como si no existiera? Creo que estoy delirando, si veis más allá que yo, mostrádmelo :D

Como diría Tay, "a tu sitio, humano" jaja.

Pon! dijo...

Primero, antes de leer el post.

El blog de Eduard Punset!!!!

¿Cómo no lo tenemos en favoritos?

http://www.eduardpunset.es/blog/

Hugo C. dijo...

Jaja yo lo tengo en "Blogs altamente recomendados", allá, en la parte baja del blog. Quizá lo ponga en "Aprendiendo de", me lo pensaré :D