23 de febrero de 2009

Pinker y Marshall: Por la igualdad social

Esta es la continuación del post Qué hay de innato en nuestra conducta, de la semana pasada. En esta ocasión, os recomiendo el siguiente vídeo de Redes -es la 3ª parte- en el que Steven Pinker nos habla sobre la tabla rasa (gracias a Tay por pasarme el enlace):



Dos fragmentillos clave:
"Es fácil caer en la trampa de pensar si algo es producto de la evolución debe presentarse desde el momento del nacimiento y si no, es que es algo aprendido, algo externo a nuestra naturaleza. En realidad es absurdo. Las niñas salen sin pechos y los niños sin barba, pero eso no significa que aprendamos a tener pechos o barba. ¿Por qué iba a ser distinto con las conductas?"

"Quizá la única manera de erradicar la discriminación y los prejuicios sea desde la igualdad innata entre individuos."
Es la ansiada búsqueda de la igualdad social. Alfred Marshall pensaba que ésta algún día haría su aparición por completo. Sin embargo, la verdadera cuestión no es qué pensaba Marshall entonces, sino qué pensamos nosotros ahora -y qué creemos que ocurrirá- al respecto:
La pregunta no es si todos los hombres llegarán finalmente a ser iguales, que ciertamente no lo serán, sino si el progreso avanza constante, aunque lentamente, hasta que, al menos por su trabajo, todo hombre sea un caballero. Yo sostengo que sí avanza, y que esto último ocurrirá. [1]
Hobbes, allá por el año 1651, en cierto modo ya adelantaba -como tantos otros le adelantaron a él- la inquietud del hombre por la igualdad:
La naturaleza ha hecho a los hombres tan iguales en sus facultades de cuerpo y alma, que aunque puede encontrarse en ocasiones a hombres físicamente más fuertes o mentalmente más ágiles que otros, cuando consideramos todo junto, la diferencia entre hombre y hombre no es tan apreciable como para justificar el que un individuo reclame para sí cualquier beneficio que otro individuo no pueda reclamar con igual derecho. [2]
[1] T. H. Marshall y Tom Bottomore, Ciudadanía y Clase Social, Alianza Editorial, Madrid, 2007, p. 18.
[2] Thomas Hobbes, Leviatán o la Materia, Forma y Poder de un Estado Eclesiástico y Civil, Alianza Editorial, Madrid, 2006, p. 113. Como curiosidad, ese fragmento es el comienzo del capítulo XIII, titulado "De la condición natural de la humanidad en lo concerniente a su felicidad y su miseria".

6 comentarios:

Renato dijo...

Gran vídeo. Fíjate cómo tendré de contaminada mi mente que en la última imagen yo no tenía la posibilidad de ver seis delfines. He tenido que parar el video para ello. Se ve ve que mi faceta erótica tiene raices demasiado profundas, jejeje.

En cualquier caso me hubiera gustado saber cómo podría interpretar este vídeo alguno de los que me escribe el el blog. Aunque seguro que para esa persona la filmación se ha realizado en un idioma ininteligible.

¿Sabes cuál es mi conclusión sobre la tabla rasa? Que ciertos individuos van cumpliendo años y la tabla sigue rasa, jejeje.

Saluts

Hugo C. dijo...

Estoy de acuerdo con tu conclusión, sólo espero que esos individuos no seamos ninguno de los dos jaja.

Un abrazo, Superrenato.

Pon! dijo...

Hugo, échale un ojo al "trabajito" que han hecho con la cabecera de mi blog..."El Isra".

Lo peor son los individuos que parecen resetearla de vez en cuando jaja.

Hugo C. dijo...

Me gusta, ahora luce más el blog :D

No sé si es debido a ella pero la página se carga muy lentamente, al menos en mi caso, hasta el punto de tener que tocar a retirada jaja. Probaré de nuevo más tarde a ver.

Reciba usted un "saludo político". No dejes de echarle un ojo a la filosofía política :D

Tay dijo...

Gracias por el detalle del enlace, amigo de Renato.

Tengo una semana de locura, me sale la evolución por las orejas con tanto doctorado, quizá cambie mi blog por uno de colecciones de bonsais, de no ser así me va a parecer que nunca cambio de tema y descanso un poco :P
Este programa de REDES me inspiró mucho, especialmente en lo referente a los castigos para el comportamiento dañino… falta un toque de Benjamin Libet, para dejar a la gente verdaderamente pensativa…

Darth Vader for ever!

Hugo C. dijo...

Qué envidia me das con tu doctorado. Pero claro, eso lo digo muy fácilmente desde aquí, sin ser yo el que va de cabeza :D

Quizá la razón por la cual "vierto" más material de ciencias (entendiendo éstas como "naturales") en mi blog sea justamente porque estoy en una carrera de "letras". Aun con todo, que un blog sea la prolongación exacta de nuestros intereses en la vida real no puede ser más que beneficioso para esos intereses. Eso sí, puede llegar a estresar jaja. Debemos buscar el equilibrio.

No conocía a Libet, "danke man" jaja. A quien le interes, este artículo de Tedencias 21 tiene muy buena pinta: El presente es inalcanzable para el cerebro.

Ánimo con lo tuyo, y lo mismo digo a cualquiera que esté leyendo esto :D