19 de febrero de 2009

Qué hay de innato en nuestra conducta

A la pregunta "¿qué influye más en nuestra conducta, el entorno o los genes?" varios libros han profundizado en ello, tratando de dar la respuesta más exacta posible, como por ejemplo:

- La tabla rasa, de Steven Pinker.
- El mito de la educación, de Judith R. Harris.

Si conocéis más libros al respecto no os cortéis. Por cierto, gracias a Carlos y Héctor por recomendarme esas dos joyas.

En una entrevista reciente a Richard Dawkins le preguntaron qué tenía mayor relevancia en nuestra conducta, si los genes o el ambiente:

P.- ¿Y pesan los genes más o menos que el ambiente en el que crecemos?

R.- Hoy la ciencia ya sabe qué parte de nuestras diferencias corresponde a nuestros genes y cuál pertenece a factores externos como la nutrición, la cultura o la educación*. Y hay cosas que parecen ser más resistentes a la variación ambiental. Lo atestiguan las investigaciones sobre gemelos
[por ejemplo la de los gemelos Jim]. Los rasgos de la cara suelen ser iguales se eduquen donde se eduquen, pero también la orientación sexual, la irritabilidad o el cociente intelectual.
[*] Aquí entraría quizá en contradicción con la obra de Harris mencionada al principio.

11 comentarios:

Siesp... dijo...

Habría que devolver la pelota al campo de los "genetistas" (biólogos mayormente). ¿Qué clase de información portan los genes?. A un profano en la materia, como yo, le bastaría con evaluar esa información con los condicionamientos ambientales posteriores del ser humano. Evidentemente, la educación no forma parte de los genes, aunque tal vez éstos disponen de la capacidad de asunción de los condicionamientos no innatos.
Cuando tengamos claros esos puntos podremos evaluar la dicotomía.

Mientras tanto, a esperar el resultado de los que profundizan en el tema. Démosle al sociólogo la información genética correcta de todo lo innato y éste se encargará de ofrecernos la respuesta correcta de toto lo nato (Organización del Tratado del Atlántico Norte) jejeje

Esperaré respuestas de gente experta y tomaré nota.

Zulú 43 Malo

Hugo C. dijo...

Lo mismo digo, aunque con un pequeño matiz jaja: en lugar de esperarles sentados, iremos en su busca :D

Como muy bien indicas, eso es lo que trato de transmitir en este blog:

"Démosle al sociólogo la información genética correcta de todo lo innato y éste se encargará de ofrecernos la respuesta correcta de toto lo nato."

Lo que está claro es que el factor ambiente es tan decisivo y complejo que si millones de sociólogos, psicólogos, y demás despreciasen (o dejaran a un lado) el factor biológico en sus investigaciones, éstas nos reportarían aun así información valiosísima. Por lo tanto, si con estos posts en algún momento pareciese que me decanto más por lo natural o innato en el hombre, no es sino por la novedad :D

Por cierto, este post va a tener en breve una continuación.

Zulú 26 Bueno (algo tenía que decir jaja).

Hector1564 dijo...

gracias a Carlos y Héctor por recomendarme esas dos joyas.

De nada hombre ;-)

A ver cuando empiezo yo con Strauss que me recomendaste tiempo ha

Saludos

Radagast dijo...

Yo ni soy biólogo ni sociólogo, pero por mis estudios entiendo que si bien los genes definen el inicio es el entorno el que lo moldea.
Los genes pueden incluso decirte hasta dónde puedes llegar, por ejemplo, marcando no sólo el inicio de ti sino también el final. Darte un marco total en el que puedes ir variando. Pero creo, por propias experiencias y estudios, que es el entorno el que acaba decidiendo cómo eres.
Vale, suena antropomorfizado, pero no se me ocurría explicarlo de otra manera. No quería darle una intencionalidad a algo que no la tiene.

Un gran blog.

Tay dijo...

En mi opinión, aunque la genética no es mi fuerte, la clave está en algo que nos cuesta, por regla general, ver desde el principio, a todos, biólogos también...

Los genes solo son una forma como otra cualquiera de almacenar información, el cerebro es otra, se diferencian básicamente en que un sistema se moldea con el paso de las generaciones y otro se moldea en vida.

Cuesta ver los genes almacenando información comportamental... hasta que piensas en la información comportamental almacenada en las redes neuronales... son igual de abstractas...

La ecología del comportamiento se basa en el estudio ecológico evolutivo del comportamiento, como y por qué unos comportamientos son seleccionados y no otros... y se puede apreciar que cuanto mayor es la complejidad de las interacciones del individuo con el entorno más requiere de la utilización de un sistema extra de almacenaje de información... en un entorno cambiante la información debe ser cambiante.

A mi me gusta pensar en el hecho de que el cerebro existe como un sistema de adaptación en vida, nuestro cerebro es el culpable de que seamos tan "especializables", que de hecho es la cualidad que más me gusta de los humanos.

Si, además, algunos animales "extracomplejizan" el entorno con unas relaciones sociales de grupo, ya nos encontramos con los "pocos elegidos" de la evolución que realmente tienen un cerebro versátil... que a grandes rasgos es equivalente a inteligente.

Cetáceos, primates, aves, y algún otro mamífero añadiría yo, como los elefantes.

En cuanto a la pregunta principal, que pesa más en el comportamiento, pues no lo sé, creo que pretender diferenciarlo es cosa imposible, pues los genes también son los que construyen el cerebro que los sustituye (en parte).

Un saludo

Efrem dijo...

Al final, amb una sola guipada a la cara, i amb un petit test. Podrem estudiar-nos com si de màquines es tractés. El mecanicisme haurà arribat al seu punt àlgid!

Hugo C. dijo...

Vaya comentario, Tay, tomamos nota. Un buen análisis. Creo que la idea que expones al final es fundamental. Haciéndola mía, diré que en realidad estos posts no dicen nada nuevo; lo único que pretenden, en todo caso, es plantear las preguntas pertinentes para que alguien que todavía no se las haya planteado tenga la posibilidad.

Héctor, ahora que lo dices, yo en breve me pondré de nuevo con Arendt, otra teórica de aupa; no hay tiempo que perder :D

¡Los libros se nos amontonan! jaja.

Radagast, gracias por el piropo, en ello estamos. Seguro que también tu blog ha recibido halagos a miles :D

Creo que lo has expuesto perfectamente. Por eso los científicos, si no me equivoco, cuando se refieren a la heredabilidad de comportamientos innatos, prefieren utilizar la palabra "tendencia", en lugar de "determinado", por si las moscas jaja. Porque como bien dices, luego tiene que entrar en acción el entorno y ponerlo todo patas arriba, si procede :D

Efrem, muy sugerente es la idea de un mundo cada vez más determinado. A ver que tal llevamos el asunto, porque "Un mundo feliz" y la peli "Gattaca" no serían el mejor de los futuros posibles.

Un saludo blogueril, gracias a todos.

Pon! dijo...

Acabo de empezar una novela de Paul Auster, La trilogía de Nueva York.

El caso es que hablan de gente que encerró a niños en habitaciones completamente aisladas y los alimentaba sin decirles una palabra.

El objetivo; intentar que los niños aprendan a hablar por sí mismos, sin influencia exterior, buscándo el idioma de Dios, el idioma primigenio que habló el hombre en el Paraíso.

Conclusión: El lenguaje no es innato al ser humano.

Saludos.

Hugo C. dijo...

Vaya, no sabía que tratase de eso la novela. Yo empecé hace unos meses a leer la primera parte de la trilogía, pero no cuajó la cosa, no sé si fue porque empezaba sin ritmo o porque estaba en una de mis "crisis de lectura" jaja.

Si el que aparece al principio de la novela hablaba el idioma de Dios... jaja, muy elegante no era :D

Por otro lado, la conclusión que expone el libro debería ser matizada por un experto jaja, ¿ves a Chomsky por ahí? Nos podría echar un cable :D

La capacidad es innata; otra cosa, claro está, es tener un vocabulario a partir de la nada. Por lo tanto, Adán y Eva lo debieron pasar fatal.

Un saludo, vuelva pronto :D

Tay dijo...

"Adam y Eva, dos adolescentes sin ropa sueltos por el mundo... ¿que clase de dios esperaba que algo así saliese bien?"

Cita no textual de Religulous :D

Cambiando de tercio, Chomsky no opina igual. En mi opinión, en el lenguaje, como casi todo lo que tiene que ver con el comportamiento derivado de los genes, lo innato es la potencialidad.
Además todo el mundo sabe que dios habla binario. :P

Hugo C. dijo...

"Lo innato es la potencialidad"

Un abrazo de un admirador jaja. Ciao.