18 de marzo de 2009

Crítica a la mentalidad cientifista

Charles W. Lachenmeyer, en su libro El lenguaje de la Sociología, afirma convencido que la Sociología no puede ser reconocida como una ciencia, pues "por su excesiva vaguedad, ambigüedad, opacidad y contradicción, el lenguaje sociológico se asemeja más al sistema convencional de lenguaje, que a un lenguaje científico".

Sin embargo, Manual García Ferrando (CV), en un artículo de El País de 1976 que me acabo de encontrar -buscando... ¿qué buscaba?-, nos apacigua a los futuros sociólogos (y sociólogos consumados) que ya saltábamos de nuestros asientos después de haber leído semejante blasfemia* con la siguiente crítica al cientifismo:
El libro de Lachenmeyer es un claro ejemplo de las conclusiones que se pueden lograr desde posiciones positivistas imbuidas del monismo metodológico, que ven en la ciencia física el punto de referencia de todo lo que aspire a llamarse cientifico. Obsesionados con el ideal metódico de la física, este tipo de positivistas niegan el pan y la sal a tanto científico social que ha dedicado ímprobos esfuerzos a la consecución de una interpretacion mas coherente y correcta de la conducta humana histórica. El hecho de que la conducta humana no sea asimilable a la conducta de los electrones alrededor de su núcleo en el seno de un átomo, no parece importar excesivamente a los positivistas más abstractos. Siguen, por el contrario, empeñados en estipular rígidos requisitos lógicos que han de satisfacer las disciplinas intelectuales para entrar en el exclusivo club de las ciencias.

Pero la nueva filosofía de la ciencia parece más dispuesta a hablar de teorías científicas que de ciencias, y en este sentido la Sociología, desde su pluralismo teórico y metodológico, tan convenientes, ha ofrecido hasta ahora interpretaciones de los hechos sociales que bien pueden calificarse de teorías científicas, contradiciendo así el rígido argumento de Lachenmeyer.
Ahora bien, el día que este artículo lo firme un físico o un biólogo, en lugar de un catedrático de Sociología, significará, entre otras cosas, que la Sociología gozará por fin de un mayor reconocimiento. Porque como dijo Pierre Bourdieu, "la sociología tiene el triste privilegio de encontrarse sin respiro confrontada a la cuestión de su cientificidad".

[*] Dicho esto en clave de humor. Blasfemar a veces es bueno.

Post relacionado:
- Panfletillo contra el cientifismo, en El café de Ocata.

14 comentarios:

Siesp... dijo...

Aún no me he leido tu post, pero no quería que se me olvidara lo que acabo de ver: el mejor partido de fútbol de la historia:
http://www.youtube.com/watch?v=i8ov2oNbkvo&e

Luego o mañana comento tu post jejejeje

Que lo disfrutes.

Hugo dijo...

Ostras, ese vídeo pasó por aquí hace... jaja. Lo titulé Alemania vs. Grecia: Filósofos futbolistas. Pero por entonces tú no estabas, sólo mi primo y yo, prácticamnete jaja. Es magnífico, sin duda, sobre todo el final: "Hegel argumenta que la realidad es meramente apriorística de éticas no naturales. Kant, por medio del imperativo categórico, sostiene que ontológicamnete no existe en la imaginación. Y Marx dice que era fuera de juego." De lo cual no entiendo ni papa, eso es lo bueno :D

Y por lo de comentar, no te preocupes, en realidad ya lo has hecho jaja.

Un saludillo marxista-futbolista.

El Siespiólogo dijo...

Vaya. Ya me extrañaba a mi. Pero como puedes comprobar, no estoy en la vanguardia de todos los conocimientos... bueno, aunque tarde, no está mal situarme entre los "infetados" por el virus de la Sociología y la filosofía.

¡Ostias! (sin hache) -perdón por la blasfemia- pero dices que, a veces es bueno-, y en esta ocasión creo que es bueno cuando quiero defender la postura de Ferrando.

Yo siempre me consideraré un científico (si por ello es más fácil entender "científico físico"). Pero ¿quién dispone de la definición perfecta de Ciencia? ¿Acaso es incompatible "unificar" todas las disciplinas del conocimiento con la idea de "pluralidad"?

Los físicos vienen devanándose los sesos muchos años en busca de la Teoría de la Gran Unificación, pero en todos sitios cuecen habas, y entre los autodenominados científicos también.

Yo no voy a dorarte la píldora porque estudies Sociología. Es que gracias a ti estoy profundizando en un campo muy interesante por el que no me había preocupado anteriormente y, como me gusta, sin renunciar a mi formación cientifica, no veo por qué no se puede intentar "cuantificar" la Sociología si con ello la generalidad de los científicos la reconocerían como "Ciencia".

La sociedad, como ente humano actual, asume en sus propias definiciones eso de "Ciencias sociales". Admite la palabra "Ciencia" para la Sociología.

Quizá la clave está en que la Ciencia es lo mejor del mundo. Pero la "soberbia" no ha desparecido de algunos científicos. Es como aquello que se aplican los curas para sí mismos: "La Iglesia es perfecta, pero la componen personas imperfectas", una mentira que, a base de recalcarla tanto, parece verdad. Pero en el caso de la Ciencia, ésta es maravillosa, perfecta porque se halla en el camino de la perfección, si por ello entendemos que evoluciona con arreglo a los nuevos descubrimientos, no es dogmática, cambia. Y entre los científicos también hay "celosos" que consideran una máquina diseñada por un físico algo superior a un pensamiento generado por un filósofo o sociólogo.

Mas todo eso ya está cambiando.

Por cierto Hugo, ¿qué coño buscabas para encontrar ese artículo de 1976? jejejeje.

Un corto abrazo para un pesado comentario jajajaja

Hugo dijo...

Uhmm... me has hecho reflezionar (y reflexionar también). Realmente no conozco de Sociología lo suficiente como para abrazarla como acabo de hacer en este post. Yo no soy sociólogo, tal vez nunca lo sea, no sé con total exactitud lo que estudia un sociólogo y creo que voy a tardar mucho en saberlo. Por todo esto, quiero dejar claro que, si bien me encanta que apoyéis esta ciencia por lo mucho que tiene que aportar, no os cortéis en criticarla (si tenéis buenos argumentos, claro jaja), pues yo estoy matriculado en ella pero no soy ella :D

Gracias como siempre por seguir la reflexión del post. Voy a descansar un ratillo, o lo que vosotros, los humanos, llamáis dormir :P

Un saludo dubitativo.

Radagast dijo...

Nada, nada, medita bajo tu árbol.

Si te sirve yo no soy ni biólogo, ni físico, ni geólogo, ni... Pero aquí va el apoyo de un ambientólogo, otra ciencia denostada (y por ser generalista y no especialista).
El amigo Siesp, ahora Siespiósofo, tiene razón en que la actual división de las ramas del conocimiento no lleva a nada. Añado que una visión así de partidista desvirtúa el conjunto sistémico que es la Realidad. Pero está de moda la especialidad por encima de la visión de conjunto, y por mucho que historiadores de la ciencia o filósofos (o quien sea) aboguen por un cambio de mentalidad, mientras la masa de científicos aseguren que sólo ellos (cada grupo) tienen la Verdera Visión...

PD: no te preocupes, que criticaré a la Sociología.

PPD: dioses, qué grande el vídeo. Te lo voy a anarrosear.

Hugo dijo...

Todo tuyo el vídeo, si no es por Siesp no estaríamos hablando de él ahora mismo :D

Estoy totalmente con vosotros, no se puede perder la visión de conjunto. La Física, por ejemplo, por sí misma, no puede enseñar ética.

Un saludo crítico.

Tay dijo...

"anarrosear" jejjeje

El problema es que el reduccionismo no tiene en cuenta las propiedades emergentes de los sistemas, sencillamente porque en el nivel en el que se encuentra uno no se da cuenta de que dichas propiedades son emergentes, para ello tienes que "moverte" a distintas escalas, y ello implica ser multidisciplinar.

Saludines variados

Tay dijo...

El video buenísimo jejejje
de los Monty Python... quien si no... quizá lo anarrosee un poco... dentro de un tiempo :D

Hugo dijo...

No es la primera vez que mencionas las propiedades emergentes. Ahora mismo estoy ojeando el artículo de Wikipedia, y me está gustando :D

Multidisciplinar, qué bien suena eso.

Un saludo emergente.

Tay dijo...

Así es :D

Te deben interesar, porque en mi opinión es la respuesta que un sociólogo le debe dar a todo científico que lo critique, nunca se sabe cuando te va a hacer falta jejjejeje

claro que también sirven para comprender muchos procesos naturales que de otra forma parecen surgir de la nada.

Saludines

Hugo dijo...

Tomo nota entonces, cuando vea a un cientifista andando por la calle le asaltaré y le gritaré "¡propiedades emergentes, no podemos olvidar las propiedades emergentes!" jaja.

Gracias por el concepto.

José Luis Ferreira dijo...

Hola,

Llego desde Una Nueva Conciencia. Me ha interesado la entrada porque sigo sin entender quiénes son los cientifistas actuales (puse un comentario al respecto en el Café de Ocata). No creo que sean los que demandan evidencia empírica acerca de las afirmaciones sobre la realidad, ni coherencia lógica en el discurso.

Tengo en la mayor estima a la Sociología, como se la tengo a toda rama del saber humano.

Creo que la distinción entre ciencia y no ciencia es muy clara.

La ciencia se refiere a la manera de acumular conocimientos (también al cúmulo de estos) realizada con el máximo cuidado. A partir de aquí dejadme ser un poco tautológico.

El máximo cuidado es, por definición el método científico. El método científico es una lista de cuidados que hay que tener para estar lo más seguros acerca de lo bien establecidas que están las proposiciones de una ciencia.

En esta lista, siempre abierta a cuidados adicionales, hay muchos detalles:

-Hacer experimentos (cuando sea posible)

-Hacer observaciones no sesgadas

-Definir bien y hablar claro

-Considerar hipótesis alternativas

-Etc.

En algunas ciencias, algún detalle no se aplica (la Astrofísica no puede hacer muchos experimentos, tampoco la Economía o la Sociología). Mientras quien se dedique a una ciencia se adhiera al programa de añadir cuidados adicionales cuando sea posible y velar por no caer en sesgos, prejuicios,.. entonces hará ciencia. Si no, no.

Ocurre que, con demasiada frecuencia, en las Ciencias Sociales los autores se niegan a proceder con toda la precaución posible y llenan sus discursos de palabras con significado poco claro o con poco aprecio por la evidencia empírica o por el uso de técnicas estadísticas para contrastar sus hipótesis. No hablo por todos los sociólogos, desde luego. La misma crítica la hago de muchos economistas (y soy uno de ellos).

Hugo dijo...

Muchas gracias por tu comentario, expresa la esencia de cualquier ciencia de una manera muy clara.

De existir los cientifistas, creo que parte de sus "ataques" son merecidos. Como bien sugieres al final de tu comentario, el "poco aprecio por la evidencia empírica" de muchos sociólogos, creo yo, ha podido tener mucha culpa en la discusión constante sobre la cientificidad de esta ciencia. ¡Más Gauss y menos Nietzsche! jaja. No, qué va, los dos hacen falta :D

Un saludo.

Radagast dijo...

>>en las Ciencias Sociales los autores se niegan a proceder con toda la precaución posible y llenan sus discursos de palabras con significado poco claro o con poco aprecio por la evidencia empírica o por el uso de técnicas estadísticas para contrastar sus hipótesis

Ésa es mi principal crítica a las Ciencias Sociales. Por eso en algún momento he hablado, creo, de que creo que la Sociología y otras ramas son muy inocentes y sus conclusiones utópicas o poco claras.

>>Multidisciplinar, qué bien suena eso.

Vete haciendo a la idea, neno, de que ése es el futuro (si queremos tener algún futuro). Las deiferentes ramas del saber deben integrarse y reconocerse como parte de algo mayor.