15 de abril de 2009

De milagros y profetas varios

Mi madre, que está en racha con el Marqués de Sade, me vino ayer con Filosofía de alcoba en la mano y me dijo:

- Mira, léete esta parte nada más.
- ¡Mama -mi hermano y yo no decimos "mamá", debido seguramente a algún trastorno mental hereditario-, ¿no ves que estoy leyendo?! Luego.
- ¿Estás ahora con el blog? Es que te puede interesar; como te gusta criticar las religiones he pensado que esto... -qué hábil fue, he de reconocerlo-
- Ese es Siesp. Pero a ver, trae -ya me tenía-.
En relación a los milagros, la cosa no cambia en nada. Todos los bribones han hecho milagros y todos los bobos los han creído. Para convencerme de la verdad de un milagro, necesitaría antes de nada estar bien seguro de que tal suceso milagroso fuera contrario a las leyes naturales. Sólo lo que supera a la naturaleza podría pasar por milagro, pero ¿quién sabe tanto como para asegurar en qué punto se detiene su desarrollo y cuándo es infringida alguna de sus leyes?

[...] No te molestes en buscar un origen diferente a los milagros de que hablas. Todos los profetas los han hecho y, lo que no es menos singular, todos han hallado estúpidos que los han tomado por ciertos. Tu Cristo no es muy distinto de
Apolonio de Tiana*, y nadie sin embargo tiene a éste por dios.

[*] Filósofo pitagórico (c. 4a.C.-90d.C.), personalidad pagana opuesta a Cristo, según Hegel. No comía carne ni probaba el vino, caminaba descalzo y se dejó crecer el cabello. Vivió cinco años en silencio y, llegado a Roma en tiempos de Nerón, se le atribuyó haber devuelto la vida a una muchacha. Algunos biógrafos de Apolonio aseguran que desapareció de la tierra sin llegar a morir.
Donatien Alphonse François de Sade, Filosofía de alcoba, Grupo Editorial Babilonia, Madrid, 1991, p. 116.

8 comentarios:

Siesp... dijo...

Jajajajaja, ¿con que ese es Siesp, eh? jajajaja
Como ves, no soy yo solo. En todas las épocas hubo gene que no se dejó embaucar y razonó.

Un profeta sin milagros ni es profeta ni es na´

Como bien dice Sade, el milagro ha de superar las leyes físicas. Y añado yo:

Para cualquier hecho que haya desbordado las leyes físicas tendrá que aplicarse la "vara de medir física" que certifique tal desborde. Es decir, no podemos alegar milagro en algo que sólo certifica la subjetividad. Un hombre que levanta 300 kilos no es milagro. Uno que levantase 3000 lo sería... ¿quién debe certificarlo? Nunca el testimonio, sino la prueba que pesase la tara, el médico que comprobase a tal ser humano, etc.

Pues lo gordo es que mucho ingenuo se ha creido desde siempre el testimonio de cuatro indocumentados que, tras un largo día al sol pastoreando ovejas, han escrito sobre un profeta que da de comer a 5000 personas con 5 panes y 2 peces... ¡y se lo creen!

Vaya, vaya,... con que ese es Siesp. Jajajajajaaja

Un eabrazo.

Bayo dijo...

Hola:

Muy cierto y claro el extracto. Ojala lo difundieran en los medios de comunicación masivos.

La gente cree en milagros cuando alguien se sana de una enfermedad mortal y no se detienen a pensar que sólo es una cuestión de estadísticas: de un millón de casos, siempre algunos casos tendrán resultados positivos. Es sólo cuestión de estadísticas.

Saludos.

Bayo

Tay dijo...

En mi opinión, si algo ocurre "rompiendo las leyes de la naturaleza"... en el momento en el que ocurre ya forma parte de ellas.

Saludines apolinarios

Manu dijo...

¿Milagro que una persona levante 3.000 kilos Siespi?, ¡Venga ya!, ¿Cuanto pesa un avión comercial o un cohete?.
Milagro sería que me tocara una primitiva (de las europeas, con eurobote) y más si fuera una de las semanas en las que no he apostado, je, je ;-)
Bueno, y si cambias milagro por suerte o casualidad, casi que también me conformo (aunque tenga que pagar unos euretes por la apuesta).

A-brazos.

Radagast dijo...

>>Todos los bribones han hecho milagros y todos los bobos los han creído.

Si no no se explica que haya Cuarto Milenio tenga tantos seguidores y defensores acérrimos. O que los "videntes" sean tratados como personas cabales.

Hugo dijo...

Me gusta tu "vara de medir física", Siesp, ¿te sobra alguna por casa? jaja :P

Ojalá Bayo, ojalá lo hicieran. Pero mira lo que dijo el Papa hace un tiempo:

"Son maravillosas y extraordinarias las posibilidades que nos brindan los modernos medios de comunicación." Menudo crack, él sí que sabe.

Es verdad Tay, si "rompe una ley" es que ésta no era lo suficientemente fuerte :D

Manu, si a mí me tocara el euromillón sin comprar el boleto... me hago el primer feligrés de la nueva Iglesia Siespierriana :P

Radagast, ya que lo mencionas, el concepto de "bobo" es muy interesante. Bien mirado, todo "inteligente" ha debido pasar primero por la fase de "bobo" jaja. En ese sentido, al principio nuestros hijos son bobos, y les queremos, ¿por qué no habríamos de querer a un bobo de 40 años? jajaja, es broma :P

Un saludo a todos, un placer contar con vosotros por aquí.

José Luis Ferreira dijo...

Siempre hay un roto para un descosido. Es que sois irreverentes. En la muchedumbre, quien más quien menos, tenía algún pedazo de pan y algún pescaíto frito, pero nadie lo sacaba no sea que tuviera que repartir con los de al lado. Así que el conferenciante rompió el hielo con un par de panes y de peces y cada uno sacó lo suyo. Con esto pasamos del milagro al cuento, que es más entretenido, aunque igual de infantil.

Hugo dijo...

Jaja qué bueno. Eso lo explica entonces.

Un saludo algo irreverente :P