16 de mayo de 2009

Anumerismo, Freud y falsacionismo

Según el matemático John Allen Paulos, el anumerismo o analfabetismo matemático es tan común entre los ciudadanos que hasta Sigmund Freud lo padeció:
Consideremos la afirmación: "Lo que Dios quiere que sea, es". Puede que esto sirva de consuelo a mucha gente, pero está claro que esta afirmación no es falsable, y por tanto, si hacemos caso al filósofo Karl Popper, no es científica [...].

Popper ha criticado el freudismo por hacer predicciones y afirmaciones que, si bien son en un modo u otro sugerentes y reconfortantes, son generalmente no falsables [...]. Por ejemplo, supongamos que un psicoanalista ortodoxo predice cierto tipo de comportamiento neurótico. Si el paciente no reacciona según su predicción, sino de un modo completamente distinto, el analista puede atribuir este comportamiento contrario a lo pronosticado a que el paciente ha desarrollado una resistencia al análisis. Análogamente, si un marxista predice que la "clase dominante" actuará de un modo explotador y resulta que ocurre todo lo contrario, puede atribuir lo sucedido a un intento de la clase dominante de ganarse a la "clase obrera". Parece que siempre hay cláusulas de escapatoria que permiten explicar cualquier cosa.
John Allen Paulos, El hombre anumérico, Tusquets Editores, Barcelona, 1990, p. 82.

Publicar esta entrada no tiene ningún mérito. Lo que tendría mérito realmente sería que todos llegáramos a comprender lo que Paulos nos quiere decir. Básicamente esto:
Usted puede elegir entre tener unas ciertas nociones claras de matemática o no tenerlas, pero debe saber que si no las tiene, es usted una persona mucho más manipulable que en el caso contrario.

12 comentarios:

RDC dijo...

¡Tu post me viene al pego! Estoy escribiendo un pequeño trabajo-artículo sobre el principio de placer en Freud. Espero terminarlo entre hoy y mañana. Te tomeré prestada alguna parte del post, ok!? Ya te lo enviaré para que le eches una ojeada.

saludos!

Siesp... dijo...

Para toda idea existe un tipo de razonamiento capaz de sostenerla, excepto Dios.

Por cierto, y no es desmerecer, ¿quién le iba a decir a "Froid" que un siglo después seguiría siendo famoso?

Ya sabes, Hugo, si a "n" le sumas 1, el resultado es (n+1) jejeje, pero si no tienes este conocimiento, te podrían preguntar por algo blanco y en botella, y tú responder que es "polvo de tiza" jajajaja
¡Qué mala leche tengo! jejeje. Además, anumerismo y analfabetismo comienzan igual ¿no? jeje

Saludón

Hugo dijo...

Me parece genial, apenas he leído sobre ese principio :D

Polvo de tiza en botella, eh? Humm... :P

Un "saludón" a los dos jaja.

Carlos Suchowolski dijo...

Lo más grave viene cuando el mal diagnóstico es "impuesto" para que sea "correcto", para que la realidad se ajuste a lo sostenido. Esto, sin embargo, es muy propio no sólo de los psicoanalistas y médicos en general, sino de los políticos, de los dictadores, de los opresores, etc., es decir, de todo el género humano si se piensa con cierta sutileza y rigor. ¿No se llama a esto adaptar el mundo a las necesidades propias de supervivencia? ¿Y no le es necesrio a cada individuo humano, al menos en esta sociedad actual -la del psicoanálisis y la de los políticos-, una remuneración justificada en lo que estudió o se especializó? ¿Los emolumentos del psicoanalistas, los honores del teórico, el poder del burócrata?

Va post nuevo este domingo sobre el particular (en parte).

Un saludo.

Hugo dijo...

"¿Y no le es necesrio a cada individuo humano, al menos en esta sociedad actual [...], una remuneración justificada en lo que estudió o se especializó?"

Cierto es, donde hay una acción debe haber una reacción, donde hay un trabajo debe haber una remuneración jaja.

Leeré sin duda el post, me has desubicado :P

Un saludo.

José Luis Ferreira dijo...

Popper tenía toda la razón con respecto al psicoanálisis, la interpretación de los sueños y demás teorías y prácticas de Freud.

Que yo sepa ninguna de las cientos o miles de afirmaciones que hace han sido mínimamente validadas en estudios médicos con criterios rigurosos: muestras aleatorias, grupos de control, doble ciego,... Más bien al contrario.

Freud se dio cuenta de dos cosas importantes. La primera es que nuestra mente tiene procesos que se escapan a la consciencia. La segunda, que la mente debe tener algún tipo de estructura que podría llegar a descubrirse.

En su época carecía de instrumentos y de medios para descubrir esa estructura, así que se la inventó. Seguir usándola es como hablar del "aliento vital", "los cuatro elementos", el "flogisto" o el "éter".

Hugo dijo...

Un breve y magnífico resumen de lo que es el psicoanálisis, muchas gracias José Luis.

Valoro mucho este tipo de comentarios, y me alegro de tener un blog y de poder leer los vuestros.

Si no fuera por esto, uno lee a Antohny Giddens (y a tantos otros autores) en su gigantesco libro Sociología y se crea una concepción errónea de lo que es el psicoanálisis:

"Las teorías de Freud han sido muy criticadas y con frecuencia han suscitado reacciones hostiles.

[...] Sin embargo, las ideas de Freud continúan ejerciendo una poderosa influencia e, incluso si se rechazan en su totalidad, algunas de ellas son probablemente válidas."

Es un libro clave para los estudiantes de sociología y sin embargo no menciona en ningún momento la palabra "pseudociencia" o similares.

No me extraña entonces lo que leí en El cerebro de Darwin:

"También en este capítulo los autores comentan de la influencia del psicoanálisis en las ciencias sociales (historia, sociología o crítica artística) y cómo esta influencia seguramente ha frenado el desarrollo de algunas de estas disciplinas."

Un saludo.

José Luis Ferreira dijo...

Aunque sus teorías sobre la mente no hayan pasado el filtro del método científico, sí es cierto que han ejercido una gran influencia social. La literatura y el cine están llenos de sus ideas. Mucha gente que no sabe nada de psicología (es decir, no más de lo que cada uno sabe porque es un ser humano con una mente) insiste en ponerlo todo en términos freudianos. Esto es un fenómeno sociológico, pero no hace más verdad las teorías de Freud.

Hugo dijo...

Completamente de acuerdo.

Yo ya tengo entre mis manos un librito muy majo: "Introducción a la psicología", de George A. Miller. Después de exámenes le daré un buen repaso, que me va a venir de perlas :D

Un saludo.

noidea dijo...

Que una teoría sea o no científica no tiene relación con si tiene o no éxito con el fin que esa teoría se propone. Si el Psicoanálisis o el Marxismo encuentran respuestas no falseables para explicar un acontecimiento, tampoco quiere decir que no sea una buena/mala o verdadera/falsa explicación. El falsacionismo no es la única forma de evaluar algo como verdadero o falso (o bueno o malo), y por inducción y como contraejemplo refutatorio a quien así lo crea, ofrezco mis propios valores: yo no pienso así. Pues entonces queda refutada tal aseveración.. el falsacionismo es solo un mirada posible más de entender las cosas.
Y sobre el aforismo final de que tener nociones matemáticas es mejor que no tenerlas, eso se aplica a cualquier cosa, hasta en las recetas de cocina (también es mejor saberlas que no saberlas). La frase no dice nada en sí, más que cierta religiosidad científicista. Guste o no, la verdad, lo falso, lo bueno o lo malo, es relativo y depende de la mirada del sujeto. Abrazos, Sergio.

Hugo dijo...

Gracias por comentar, Sergio.

"Guste o no, la verdad, lo falso, lo bueno o lo malo, es relativo y depende de la mirada del sujeto."

Bueno, en ese caso la relatividad también es relativa :D

Un saludo.

noidea dijo...

Claro. Viva la diversidad!