29 de mayo de 2009

Divulgación filosófica

Hoy día, el pensamiento sólo podrá tener efecto en el mundo si consigue alcanzar a la mayoría de los individuos. Pues el estado presente es que las masas de población saben leer y escribir y, sin embargo, no alcanzan a poseer la cultura occidental en su plena dimensión. Pero ellas tienen también su parte en el saber, y en el pensar, y en el actuar. Podrán disfrutar de esta nueva oportunidad tanto más cuanto más penetren en la plena dimensión de las intuiciones elevadas y de las distinciones críticas. Es, por ello, necesario que, para las horas de meditación de todos los seres humanos, se haga comunicable lo esencial de un modo tan sencillo y claro como sea posible, sin perder profundidad.
Karl Jaspers, La tarea de la filosofía en el presente (1953)

3 comentarios:

Apolinaro dijo...

"Es, por ello, necesario que, para las horas de meditación de todos los seres humanos, se haga comunicable lo esencial de un modo tan sencillo y claro como sea posible, sin perder profundidad."

El ser humano es selectivo hasta para comunicar lo esencial. Es verdaderamente difícil encontrar a alguien que transmita sus pensamientos de un modo altruista. En unos casos actuará el sentido consciente del propio interés y en otros el subconsciente.

El pensamiento, el conocimiento, la meditación,... pueden ser objetivos, pero se manchan de subjetividad en el proceso de la comunicación. Y en el caso de pasar inmaculados ese proceso, siempre habrá una mente receptora con una conciencia subjetiva.

El final sería la aceptación de "verdades" revolucionarias (en el sentido de importantes) acompañadas de las pequeñas imperfecciones que pueden significar las incongruencias de quien las demuestra en tanto en cuanto no adulteren significativamente el sentido de las primeras.

Particularmente no diviso una posibilidad de que se produzca este fenómeno: Generación de una verdad limpia, comunicación de esa verdad limpiamente y recepción sin interferencias de la misma. Que cada cual piense lo que quiera sobre esto, pero yo ya empiezo a desvariar, jejejeeje
Bye

RDC dijo...

Jaspers no sabe lo que se dice; en verdad, cuanto más simple y claro se exprese algo menos gente lo entiende.

LA cuestión no reside en el hecho de que todo el mundo conozca las 'verdades' que elabora la ciencia, sino que la respeten, se sometan y puedan disfrutar a su medida de ellas. Nada más.

Si ya para las mayores inteligencias del planeta resulta difícil entender ciertas cosas imagínaos para el paleto del pueblo.

Los hombres no son iguales i pretender tratarlos como iguales es el principio de la barbarie cultural.

Saludos

Hugo dijo...

Interesantes puntos de vista. Siesp, me quedo con tu idea de las "interferencias" jeje.

RDC:

"La cuestión no reside en el hecho de que todo el mundo conozca las 'verdades' que elabora la ciencia, sino que la respeten, se sometan y puedan disfrutar a su medida de ellas."

Estoy de acuerdo. Aun con todo, queda mucha filosofía por divulgar, ¡al menos para que llegue el día que la mayoría la respete! :D

Ortega y Gasset creía que:

"Para que la filosofía impere, no es menester que los filósofos imperen –como Platón quiso primero-, ni siquiera que los emperadores filosofen –como quiso, más modestamente, después. Ambas cosas son, en rigor, funestísimas. Para que la filosofía impere, basta con que la haya; es decir, con que los filósofos sean filósofos. Desde hace casi una centuria los filósofos son todo menos eso –son políticos, son pedagogos, son literatos o son hombres de ciencia."

A saber :P

Saludos a los dos.