15 de mayo de 2009

Ideologías y el gráfico de Pournelle


Este gráfico (ir a Wikipedia si os liáis) nos viene de perlas para situar todas las ideologías políticas en su lugar correspondiente.

El eje x (horizontal) representa el grado de libertad, mientras que el eje y (vertical) representa el grado de racionalidad. Como podemos ver, el cuadrante superior izquierdo es el que proporciona mayor grado de libertad y racionalidad al mismo tiempo, según sus defensores.

Es en ese cuadrante en el que me quiero centrar. Reconozco que hasta hace nada me era prácticamente desconocido, y eso me ha tenido fascinado durante unos días, excepto cuando dormía.

Todo empezó cuando vía El libro de la almohada llegué al blog Lautreamont o Sade?. En éste leí por primera vez a Ayn Rand, una filósofa que ha desarrollado toda una corriente filosófica: el objetivismo.
Durante siglos, la batalla de la moralidad se libró entre los que aseguran que tu vida pertenece a Dios y los que defienden que pertenece a tus vecinos - entre los que predican que el bien es el autosacrificio en el nombre de fantasmas celestiales y los que predican que el bien es el autosacrificio en aras de incompetentes en la tierra. Y nadie vino a decir que tu vida te pertenece a ti y que el bien es vivirla.
Extraído de su novela La rebelión de Atlas.

Y es que, según ella:
La historia de La rebelión de Atlas presenta el conflicto de dos antagonistas fundamentales, dos escuelas opuestas de filosofía, o dos actitudes opuestas hacia la vida. Como forma breve de identificarlas, las llamaré el eje "razón-individualismo-capitalismo" versus el eje "misticismo-altruismo-colectivismo".
Por lo tanto, las dos "actitudes" que se mencionan en el primer fragmento pertenecen al eje "misticismo-altruismo-colectivismo". Ella se sitúa en el otro eje.

Os recomiendo la lectura del artículo que le dedican en Wikipedia al objetivismo, si no lo conocíais ya. Muchos de sus principios fundamentales son muy discutibles, como por ejemplo que la humildad es un vicio o, como diría Nietzsche, una debilidad; que el extremismo es bueno y, por tanto, buscar el consenso es muestra de inseguridad; que el altruismo es inmoral. Pero este es sin duda el más "chocante", si bien no es nuevo:
La nueva "teoría de la justicia" exige que los hombres contrarresten la "injusticia" de la naturaleza mediante la institucionalización de la más obscenamente impensable injusticia: Deprivar a aquellos "favorecidos por la naturaleza" (esto es, las personas con talento, inteligentes, creativas) del derecho al fruto de su trabajo [...] y conceder a los incompetentes, los estúpidos, los vagos el derecho al disfrute de bienes que no podrían producir, no podrían imaginar y ni siquiera sabrían qué hacer con ellos.
Aun así, aunque discrepéis en muchos puntos con esta corriente, al menos conocerla os servirá para situaros filosóficamente y políticamente un poco mejor. Yo estoy en ello.

Ah, por cierto, el juego Bioshock está basado en parte en La rebelión de Atlas. Mirad qué trailer.

Fuentes:
- Blog Lautreamont o Sade?
- Wikipedia.

6 comentarios:

Tay dijo...

Bioshock... me lo dejaron justo antes de venirme a Dijon... echo de menos mi play... :S

Gran entrada, muy interesante.

Siesp... dijo...

Ciertamente es muy interesante el post. Aunque soy de la opinión de que los flujos ideológicos han de ser lo suficientemente flexibles como para asimilar los avances técnicos y sociales de la humanidad.

Por ejemplo, durante la Ilustración el objetivo prioritario era la Libertad, pero hoy en día, en los países donde se disfruta, esos mismos personajes acentuarían los beneficios sociales y el medio ambiente.

Las "doctrinas" antes o después muestran sus debilidades, e incluso se demuestra su propio fracaso en distintos países y en distintas épocas. Al final, sólo la Cultura puede amalgamar los distintos factores sociales para poder adecuarlos a cada momento histórico.

La clave ahora es evidente: ¿Cómo definimos "Cultura"?

Hugo dijo...

Tay, no me nombres la Play, llevo más de un año sin probar ni gota jaja. Algo me dice que pronto recaeré.

Siesp:

"[...] soy de la opinión de que los flujos ideológicos han de ser lo suficientemente flexibles como para asimilar los avances técnicos y sociales de la humanidad.

Das en el clavo, y en el calvo :P

Aquí podríamos hablar, por ejemplo, del lugar que ocupa el altruismo en este sitema filosófico. La etología respalda el comportamiento altruista, esto a Ayn Rand parece que no le quitó el sueño jaja. O quizá sí, ¡si apenas la conozco! :P

Sea como sea, a mí Cioran siempre me sirve de bálsamo. Si no fuera por él yo ya sería de extrema izquierda por lo menos jaja:

“En sí misma, toda idea es neutra o debería serlo, pero el hombre la anima, proyecta en ella sus llamas y sus demencias; impura, transformada en creencia, se inserta en el tiempo, adopta figura de suceso: el paso de la lógica a la epilepsia se ha consumado… Así nacen las ideologías, las doctrinas y las farsas sangrientas.”

Adiós a la filosofía y otros textos, E.M. Cioran.

¿Que cómo definimos cultura? Pff, a saber jaja. Yo me quedé en este otro gráfico :D

Saludos ideológicos.

croix dijo...

El filósofo Gustavo Bueno emplea un diagrama parecido para definir ideologías políticas, pero él se basa en un criterio histórico: la revolución francesa. Los dos bandos en aquel momento se posicionaron respecto a los derechos del Trono y del Altar, es decir, de la herencia y lo irracional como fundamento de la política. Por tanto, máxima valoración de lo heredado y lo irracional, extrema derecha (doctrinas racistas, religión de Estado, etc.); mínima, extrema izquierda. Le recomiendo su web (www.fgbueno.es), tiene sus momentos.

José Luis Ferreira dijo...

No entiendo el eje de la racionalidad. Los nazis y fascistas se creían tan racionales o más que los demás. No paraban de intentar sustentar con datos científicos su teoría de la raza superior. Claro que si lo que importa no es lo que la ideología en cuestión entienda por razón sino lo que entiendan los demás, el comunismo está en en mismo bote. Lo de a cada cual según sus necesidades y de cada cual según sus posibilidades sonará muy bonito, pero todos los intentos comunistas de hacer algo parecido han sido completamente irracionales.

Personalmente, la actitud liberal me parece la más racional. La de verdad, no la que por razonas absurdas se llama en España a Espe, al Losantos y a Rodríguez-Braun. La he llamado actitud, porque creo que no existe una ideología liberal, sino eso, una actitud.

Hugo dijo...

Croix:

"Tiene sus momentos" jaja, qué bueno. Tendré en cuenta tu recomendación. Pronto le echaré el guante :P

Un placer tenerte de visita por aquí.

José Luis:

Ese eje de la racionalidad es muy discutible, gracias por resaltarlo.

Quién sabe, quizá la "Razón" se encuentre justo en el centro de ese gráfico, al final de un pozo que nos parece interminable :D

Un saludo a los dos.