25 de mayo de 2009

Karl Marx, materialismo y Dios

A vueltas con el concepto de Dios.

Leyendo acerca de la cultura política -un concepto que estudia la sociología y la ciencia política-, me he topado con Karl Marx, Carlos para los amigos. A la obra de Marx se le pueden criticar varias cosas, como por ejemplo su historicismo (Popper). Sin embargo, es imposible que con una obra tan extensa no coincidamos en algo:
El hombre es para el hombre el ser supremo, no es Dios quien ha creado la materia, sino que es la materia, concretamente el cerebro humano, el que ha creado la idea de Dios.
Materialismo e Historicismo, en monografías.com

18 comentarios:

Carlos Suchowolski dijo...

Idealismo hegeliano y poco más, homocentrismo ilustrado y poco menos, banderas de un humanismo futuro en nombre de un hombre ideal igualito a "uno mismo"... Un intelectual moderno, en fin...

RDC dijo...

Jajaja Carlos me has quitado las palabras de la boca.
De todas formas debo constatar que en los últimos 5 o 10 años la influencia de Marx ha caido espectacularmente. Al menos por lo que yo veo.

Pd/ Este fin de semana terminé el artículo que te dije de Freud... lo que pasa es que es en catalán. A ver si esta tarde lo puedo passar en pdf y te lo envio.

Carlos Suchowolski dijo...

Ja... sin duda... Y a que se nos quedó en el tintero mencionar explícitamente su adhesión al mito del progreso y otras lindezas... contradictorias todas con el ideal de "hombre pleno" cuya idealización dio de sí tanta hipocresía instrumental.

Capitan Lebiadkin dijo...

Carlos Suchowolski, ¿sería mucha molestia pedir que expresase eso que dice en un lengüaje algo más llano? No logro comprenderlo de manera completa, y por la complejidad de estas palabras estoy seguro de que hay algo de gran relevancia detras de ellas.

Un saludo y perdon por las molestias.

Hugo dijo...

El Capitán Lebiadkin ha expresado lo que me venía rondando por la cabeza jaja.

La obra de Marx es bastante nueva para mí, pero creo entenderos mejor gracias a este artículo que, milagrosamente jeje, he encontrado en La revolución naturalista.Un saludo. El Capitán y yo creo que vamos a seguir rumiando :P

Hugo dijo...

Ah, se me olvidaba. RDC, cuando quieras me lo envías, claro. Freud es un gran desconocido también para mí jaja.

Y si es en catalán... no te preocupes, así practico. El valenciano se me daba fatal pero lo intentaría jaja.

Un saludo.

Siesp... dijo...

Como bien dices, es una obra tan extensa que es difícil no coincidir en algo.
Y ese algo evidente puede ser "la idea de un dios no creador, sino creado por el cerebro humano".

Y recuerda que te dirán: "te estás pervirtiendo con la gente con la que alternas por el interné" jeje,
pero tu respuesta ha de ser ágil: "ok, me los dejo y me voy a rezar a una iglesia, a ver si, con suerte, me viola un cura" jajajaja

Es broma. Se trara de llevar la prolongación de cierto comentario tuyo al paroxismo, jejeje.

Saluts.

Bayo dijo...

Hola:

Si. Me gustó la frase, sin embargo, no me sorprende, ya que, cuando se habla con lógica nadie se debería sorprender.

Saludos.

Bayo

Hugo dijo...

Siesp, la prolongación real a "cierto comentario" sería algo así jeje:

Después de intentar dialogar como personas racionales, los ánimos inevitablemente se caldean, de repente A empieza a llamarle a B "fanático de la ciencia". B dice "no es fanatismo, es entusiasmo por la verdad", pero este argumento no logra convencer a A, quien dice "esa es tu verdad, arrogante". Entonces, exasperado y fuera de sí, B le llama ignorante a A, "no quieres escuchar". A, ofendido por lo que cree es un insulto a su persona, también le llama ignorante a B, y le dice que el que no quiere escuchar es él. B reconoce su ignorancia, pero vanidoso él, dice "no tanto como la tuya" jajaja, y así un buen rato. Una vez se ha cerrado totalmente en banda A, B le dice: "no puedo ayudarte, hay una barrera entre los dos, un pequeño escalón". Entonces A vuelve al ataque diciendo "el que se tapa los oídos eres tú, fanático, inquisidor" y así hasta el día siguiente jaja. Ya no sé si es una comedia o una tragedia. Lo único que B no puede reprocharle a A es ser fanático, pues la verdad es que no lo es, o no mucho. Es un escéptico fallido :P

Bayo, ahí está la clave, "cuando se habla con lógica". El problema es que posiblemente nunca tengamos todos a la vez el mismo grado de "lógica". Esa diferencia es la madre de las discusiones más infundadas jaja.

Siesp... dijo...

Caundo A le reprocha algo a B, en tanto que B dispone de una visión más amplia de la realidad y no puede mover de sus dogmas a A, la única manera de "demostrar algo" para que A vaya "cayendo de su burro" es con el propio comportamiento de B ante la vida.

Por raro que le pareciera a A, éste acabaría observando "¡pues no es tan raro B, igual hasta tiene moralidad y todo!" jejeje. Y en ese momento empieza a resquebrajarse la visión monolítica de la realidad de A. Ha tenido que transcurrir un lapso de tiempo y alguna que otra discusión, pero el agua busca los fondos y ciertos dogmas son insostenibles.

Todo dependerá de la capa que tenga B para capear el temporal. El riesgo de demostrar una inteligencia estructurada puede llevar a A a verlo a uno como "listillo" en vez de "ecuánime". Y en lenguaje de A, "listillo" equivale a fanático.

Pero ese precio habrá de pagarse para la propia realización personal.

Hala, mañana el segundo capítulo de la asignatura "la vida es dura, y en vez de aguantarse es mejor dotarse de las herramientas para picarla, ¿no?"

Saluts.

José Luis Ferreira dijo...

La influencia del pensamiento de Marx lleva cayendo desde hace bastante más que 10 años. Lo que pasa es que se mantenía entre alguna que otra disciplina y, así, todavía encontraba respeto entre los historiadores. Yo leía (hace mucho) de vez cuando párrafos de sus obras sólo por el estilo tan bueno que tiene para poner al personal a caer de un burro.

Hugo dijo...

Una de las cosas que más me gustan de tener blog es poder "echar" un concepto o idea y ver cómo la "devoráis" jaja; aprendo mucho así, más que si guardara silencio. Y espero que otros muchos lectores aprendan tanto como yo :D

Siesp, me gusta el nombre que le has dado a la "asignatura" jaja. Gracias por continuar la clase :P

Un saludo a los dos. Buenas noches y buena suerte.

Carlos Suchowolski dijo...

Siento haber sido tan sintético, pero sobretodo por haber hecho algo que no me gusta demasiado que se puede denominar: "simplemente etiquetar". En parte, es lo contrario de lo que me puedo permitir en mi propio blog y que hace tan extensos y hasta provoca sucesivos capítulos a mis temas predilectos. Es de todos modos una disculpa el que diga que lo hice así por estar en otro blog y en un comentario, aunque a veces me he "pasado" igualmente explicando hasta las "comas"...

En realidad, muchas veces apelo a vosotros ("universo de escuchas potenciales") invitándoos de esa manera mía a que leais por cuenta propia; a que precisamente como dice Hugo, os pongais a rumiar. Y no digo esto como un prolegómeno sino porque creo que es lo más importante.

De todos modos, lo que quise decir no es sino que tanto Marx como los demás filósofos e intelectuales modernos (e incluso los clásicos en los que se apoyaron), excepción más o menos, han rendido todos tributo al racionalismo y al positivismo y que ello enlaza en primera instancia con su tributación previa al "progreso en sí" (mediante el uso del poder), a la idea de una "única humanidad" (el "hombre pleno", etc.) y a la convicción de ser "la voz de la conciencia de esa humanidad" (la "vanguardia consciente", etc.). Todas cosas que se tergiversaron y no por casualidad ni por culpa del "demonio"...

Apunto en la dirección indicada para que se piense en sus causas y podamos entender mejor por qué las "grandes ideas" no han llevado el mundo a la felicidad pregonada por ellas sino a su uso por parte de unos "usurpadores" del lenguaje que han acabado reduciéndolo a simple herramienta de poder.

Si tomamos las frases sueltas que nos suenen bien sin ver qué hay detrás o debajo de ellas (y no hablo de los casos en los que los protagonistas no crean en ellas sino lo contrario), sólo estamos haciendo el caldo gordo a esos usurpadores y moviéndonos en la misma dirección sin realmente obstaculizar la marcha de los mismos.

En ese sentido, con RDC, yo también os recomiendo leer a Nietzsche (leerlo bien, que no es deletrear, je...) y para ver cómo operó lo dicho en la Historia, por ejemplo, la amena y sencilla historia que relata Tocqueville en "El Antiguo Régimen y la Revolución" (Alianza, bolsillo). Por supuesto, además ed leer mis entradas de mi blog sobre el particular donde me explayo (lo que no se entienda, os lo saltais... y... je... esperais a la próxima en donde prometo cuidar más la claridad...)

Un saludo a todos y perdón por la "conferencia", je...

Hugo dijo...

Muchísimas gracias por la "conferencia" jaja.

Me quedo especialmente con esto:

"Si tomamos las frases sueltas que nos suenen bien sin ver qué hay detrás o debajo de ellas [...], sólo estamos haciendo el caldo gordo a esos usurpadores y moviéndonos en la misma dirección sin realmente obstaculizar la marcha de los mismos."

Sinceramente es lo que más detesto de mi blog y, en consecuencia, de mí jaja.

Creo que Ortega y Gasset me retrata muy bien:

"Se ha abusado de la palabra y por eso ha caído en desprestigio. Como en tantas otras cosas, ha consistido aquí el abuso en el uso sin preocupaciones, sin conciencia de la limitación del instrumento [el lenguaje]. Desde hace casi dos siglos se ha creído que hablar era hablar urbi et orbi; es decir, a todo el mundo y a nadie. Yo detesto esta manera de hablar y sufro cuando no sé muy concretamente a quién hablo.

[...] Esta costumbre de hablar a la Humanidad, que es la forma más sublime y, por lo tanto, más despreciable de la demagogia, fue adoptada hacia 1750 por intelectuales descarriados, ignorantes de sus propios límites y que, siendo, por su oficio, los hombres del decir, del logos, han usado de él sin respeto ni preocupaciones, sin darse cuenta de que la palabra es un sacramento de muy delicada administración."

Como decía Cioran:

"Un ser poseído por una creencia y que no buscase comunicársela a otro es un fenómeno extraño a la tierra, donde la obsesión de la salvación vuelve la vida irrespirable. Mirad en torno a vosotros: Por todas partes larvas que predican; [...] Todos se esfuerzan por remediar la vida de todos; [...] las aceras del mundo y los hospitales rebosan de reformadores. El ansia de llegar a ser fuente de sucesos actúa sobre cada uno como un desorden mental o una maldición elegida. La sociedad es un infierno de salvadores. Lo que buscaba Diógenes con su linterna era un indiferente..."

Segiré pensando sobre esto que acabo de "decir" :D

Un saludo Carlos, ¡no apaguéis vuestras linternas! jeje.

Carlos Suchowolski dijo...

Jo... Hugo, no me jorobes con el victimismo y la autopunición... A mí no me queda vergüenza para ocultar mi supuesta seguridad (que se refleja en los modos, pero para durar lo justo) así que no le hagas mucho más caso que el que te venga bien. Desde esa "seguridad" entiendo que son tantos y tan "importantes" los (quién sino los intelectuales; sí, de nuevo) que se han equivocado "cayendo" en ese "error", tantas verdaderas "autoridades" para muchos (lo que no significa que no hayan dejado joyas muy aprovechables), que no puedes darte con látigo alguno. Y no te halago para que no parezca que te devuelvo un favor, ja...
Un saludo afectuoso.

Hugo dijo...

Esto me recuerda a un post de Gregorio Luri muy breve pero acertado: Escribir y progresar.

No hace falta que contestes a este comentario jaja, sé que lo leerás :P

Otro saludo afectuoso, que son gratis, ¡aprovechemos! :D

Carlos Suchowolski dijo...

Interesante, sí; se me había escapado y está bien el post de Gregory. Y como has supuesto, je, te he leído. Lo que no me consta es que me haya leído el Capitán Lebiadkin para quien en realidad me explayé a su atentísima petición.

¡Dan gusto los buenos modales de este sitio, en serio!

Un saludo de esos...

Hugo dijo...

Te habrá leído. Este tipo de comentaristas son como estrellas fugaces.

Un saludo.