1 de mayo de 2009

La teoría evolutiva del conocimiento

Tay, en los comentarios del post La memoria genética y el paraíso, dijo:
El cerebro es una máquina antigua en tiempos modernos [...] El mayor aporte que ha hecho la biología al ser humano es mostrarle que es un bicho, con todo lo que ello supone.
Cuando leí esto recordé un post que tengo a medio hacer, un post que he ido aplazando porque el tema me viene bastante grande. Es el concepto de la teoría evolutiva del conocimiento:
El punto de partida de esta rama de la ciencia sería la frase de Konrad Lorenz que dice que “la vida es un proceso de adquisición de conocimientos”. Toda la evolución sería un proceso por el cual los sistemas vivos, al adaptarse a su medio, extraen conocimientos o leyes de ese mundo. Como ejemplo puede ponerse el ojo humano que refleja las leyes de la óptica.

[...] Si los órganos de nuestro cuerpo tienen una historia y su desarrollo nos relata las sucesivas adaptaciones de los seres vivos a las condiciones del medio, es de suponer que con las funciones mentales ocurre lo mismo, y que nuestra razón, nuestro conocimiento, tendría que tener precursores en los animales que nos han precedido en la evolución.

Me parece un tema apasionante y en el cual merece la pena introducirse.

4 comentarios:

Siesp... dijo...

Como bien dices, es un tema apasionante.
El conjunto de experiencias de que dispongo me lleva a colcluir (puede que erróneamente) que la información genética nos aporta supervivencia y adaptación al medio. Todo ello controlado por la parte de nuestro cerebro reptiliano.
Pero el conocimiento, entendido en su primera y pura acepción, no sería partidario de asimilarlo a las funciones mentales.

El conocimiento evoluciona a medida que la absorción de información lo va modelando, en ese sentido es una evolución meramente temporal, pero siempre después de haber sido habilitadas las funciones mentales.

Así que la teoría evolutiva del conocimiento habría de ser redefinida, por cuanto podría confundirse tal como está ahora con la evolución biológica en sí.

Por eso, considero que el fallo (en mi opinión) residiría en la expresión del párrafo donde se dice "es de suponer que...", porque se trata de una mera suposición, sin más apoyo que mi propia teoría.

Ahora bien, de esto deben saber mucho más que yo los Radagast, Bayo, Tay, etc.
Leámoslos.

Un abrazo.

Hugo dijo...

"[...] se trata de una mera suposición, sin más apoyo que mi propia teoría."

Qué crack jaja, ¡ay si te oyera Francisco Rubia! :P

Como no sé exactamente cuál es tu "conjunto de experiencias" y este tema es nuevo para mí, no me voy a mojar. O sí, espera, un poco sí. La idea de una evolución del conocimiento, así como la de Damasio cuando dice que la mente y el cerebro son inseparables, es de las que me gustan jaja. A falta de profundizar y entender un tema tan importante como este, suelo tender, a priori, a simplificar e ir restando variables. Pero claro, esto es solamente una creencia particular, habrá que seguir leyendo sobre el particular.

"Ahora bien, de esto deben saber mucho más que yo los Radagast, Bayo, Tay, etc.
Leámoslos."

Hombre, no les pongas en un compromiso jaja.

Un abrazo. ¿Te has dao' cuenta que siempre te pasas por aquí y comentas? jaja, qué afortunado soy, me cachis en la mar :P

Tay dijo...

Gracias Hugo por la cita! :D

(Cambia la H por una K en el nombre de Lorenz, por cierto lo tengo en una foto picoteado por un ganso en el blog ;)

Una puntualización a la conferencia transcrita en Tendencias 21...

"Hay que suponer que los intentos de formación de hipótesis falsas sobre el mundo fueron rápidamente eliminadas en la evolución. Para expresarlo gráficamente, una cita de Simpson:

“El mono que no tuviese una percepción realista de la rama a la que saltaba, pronto hubiese sido un mono muerto y no pertenecería a nuestros antepasados remotos”"

En mi opinión esta idea no es del todo correcta, no han sobrevivido las imágenes del mundo verdaderas, han sobrevivido las prácticas... y siendo práctica, también pueden ser falsas.

Respecto a la idea de CSPErre :)
Pues sí, podríamos decir que estos "instintos", actúan como base sobre la que se sustenta la razón, pero claro, por muy elaborados que sean nuestros razonamientos parten de esos miedos instintivos, de esas tendencias de comportamiento, de esas formas de ahorrar energía, de esas tácticas, de la forma en la que interactuamos con el entorno... todo eso es evolución.


Por poner un ejemplo cualquiera... la forma en la que reímos, por la que reímos, como expresamos la risa, las consecuencias de la risa... las personas a las que apreciamos, el porqué las apreciamos, la forma en la que mostramos el aprecio... todas estos aspectos tan sumamente básicos del comportamiento se pueden explicar evolutivamente.

Es tanto, que el comportamiento racional, adaptativo en vida, esta (al menos como yo lo veo) tan sumamente imbuido en nuestra memoria genética, que es inseparable y casi indiferenciable.

Un saludo desde lejos, pero no mucho ;)

Hugo dijo...

Ups, es verdad, era Konrad, no Honrad. Si es que uno ya no se puede fiar ni de Rubia o de sus transcriptores jaja. El caso es que ya lo conocía por tu blog :D

O sea que no debemos confundir "realista" con "práctica". Hecho :D

Gracias por pasarte. Un placer, como siempre.

Un saludo desde Alicante hasta Dijon :P