30 de mayo de 2009

¿Son las contraculturas mitos engañosos?

Leyendo la reseña del libro Rebelarse vende: el negocio de la contracultura.
«La contracultura ha sustituido casi por completo al socialismo como base del pensamiento político progresista. Pero si aceptamos que la contracultura es un mito, entonces muchísimas personas viven engañadas por el espejismo que produce, cosa que puede provocar consecuencias políticas impredecibles.»

Asegurada la polémica tanto con los partidarios de No Logo de Naomi Klein como con sus opositores, Joseph Heath y Andrew Potter destrozan el mito que sigue dominando el pensamiento político, económico y cultural en el que se basan tanto el movimiento antiglobalización como el feminismo y el ecologismo. Estos jóvenes profesores canadienses defienden que las décadas de rebelión contracultural no sólo no han servido para nada, sino que han resultado contraproducentes para los fines que pretendían alcanzar.
Leyendo en Taringa!:
En este ensayo ágil e irreverente, los filósofos demuestran que, lejos de constituir un movimiento contra los problemas reales del sistema, la contracultura es el combustible que alimenta a la sociedad capitalista. Basta con repasar la lista de los libros más vendidos de los últimos tiempos: los ensayos más populares son aquellos que critican el consumismo, como No Logo, Culture Jam, Luxury Fever o Fast Food Nation. «El mercado ha respondido con una abundante oferta de productos y libros anticonsumistas», aseguran.
Esto me recuerda a aquello que dijo Michael Moore en el documental La corporación:
¿Por qué las grandes distribuidoras me financian y distribuyen mis películas si me opongo a todo lo que ellas representan? Porque no creen en nada.
En cuanto al libro, aquí no lo ven con muy buenos ojos, por tener tintes -o manchurrones, depende de quién lo lea- conservadores.

7 comentarios:

Pon! dijo...

¿Por qué Michael Moore obtiene beneficios del capitalismo (o lo que sea) si está en contra?

¿Por qué Al Gore es tan hipócrita?

¿Por qué el comunismo Chino es tan capitalista?

Porque todos son productos del mercado. Y muchos de ellos lo saben , lo hacen a propósito y sacan partido a todas aquellas personas que creen ver en ellos algo diferente. (Sobre todo Al Gore jajaja).

Estoy de acuerdo con lo que se plantea en ese libro. Sino mira las camisetas del Ché cómo venden.

Hugo dijo...

No me has dicho qué te ha parecido Bud jaja.

Tu primera pregunta, en mi opinión, carece de algo, quizá de fundamento o de rigor.

No voy a entrar a defender su postura, pero que Moore obtenga beneficios del sistema actual no creo que se le pueda reprochar. El argumento que utilizas sería algo así como "si formas parte de ello, no lo critiques". Si actuáramos así tal vez no habría hipocresía, pero tampoco habría muchas otras cosas de las que disfrutamos ahora (mejoras).

El grado de hipocresía de Al Gore no es lo más importante, tampoco sus fines encubiertos. Lo importante es saber si su filosofía (la del ecologismo) es más adecuada para el "bien común" (uy, qué socialista ha sonado eso) que otras filosofías más conservadoras y, quizá, menos "sensibles". La clave está en que cada cual exponga sus puntos de vista (sin casarse demasiado con ellos) y que los demás le escuchen, y obtener así un bonito consenso.

El problema de las ideologías es que una vez se te meten dentro se necesita mucho esfuerzo para sacarlas. Creo que el oficio del sociólogo (y del científico) es buscar la mayor objetividad posible, y sacar lo mejor de cada una, o cuando menos poner las cartas sobre la mesa :D

Yo también estoy de acuerdo en que el ecologismo, los movimientos antiglobalización, anticonsumistas e ideologías similares se pueden convertir, y de hecho se convierten, en moda. Pero aportan tanto o más que los "no-movimientos".

Los que niegan el calentamiento climático por inercia (o los que niegan que éste sea debido a la acción del hombre) y que muestran su apatía descarada por los asuntos sociales son más perniciosos para la sociedad que los ecologistas más irracionales amantes absolutos de las focas.

Tengo un post pendiente sobre este tema. Un saludo.

Estoy deseando que alguien más opine :P

RDC dijo...

Hola Hugo.
Te heenviado el artículo sobre Freud. Espero que lo hayas recibido.

Por otro lado, resulta paradójico: la contracultura, que abandera la lucha contra el sistema, en este caso el consumismo, favorece precisamente el consumismo y el sistema!

El sistema es muy fuerte... y seductor. Jejeje

Saludos

Pon! dijo...

¿Son más beneficiosos los ecologistas que atacan a la gente? ¿Los antisistema que provocan altercados?

Creo que la contracultura te parece interesante cuanto menos jaja

Hace poco salió en Antena 3 el tipo que robó a los bancos (y se lo quedó para sí) y la presentadora (Griso) y los "contertulios" poco más y le ponen un altar. Es que cumplir las leyes es "conservador".

Y, hombre, que cualquier tipo de sermones y no haga nada de lo que dice, ya sabes cuál es mi opinión. Y si, además, saca beneficios estratosféricos de los incautos.

Pon! dijo...

Ahh Bud mola jajaja

Tenía que repartir hostias en más de un sitio.

Hugo dijo...

RDC, vaya artículo, para mear y no echar gota :P

Será un "plaer" leerlo, muchas gracias. Le he echado un vistazo rápido y me da que voy a aprender mucho.

En cuanto al post, paradójico, es verdad.

Pon!, la contracultura tiene su punto.

Respecto a lo de los altercados, infracciones de la ley y demás... sabes que no me refería a eso, buen hombre.

Que Gore no haga nada de lo que dice es asunto suyo, lo importante es si lo que dice es cierto y, si lo es, saber si son "buenos" (persiguen un buen fin) sus planteamientos.

Todo el mundo está de acuerdo en que un planeta limpio es mejor que un planeta sucio, no ya moralmente, sino por prudencia.

Un saludo.

Pon! dijo...

Sé que no te referías a eso pero lo conlleva en la mayoría de casos.