19 de junio de 2009

De bautizos y comuniones civiles

O también llamados, de un modo más oficial, "actos de acogimiento civil", "otorgamiento de carta de ciudadanía", "fiesta del florecimiento", etc.

Pero este post empieza con una pregunta que le hice a un compañero hace unas horas:
- ¿Qué opinas del bautismo civil? Puedes ser breve en tu respuesta.
- Idiotez materialista de ateos -respondió-.
Puede que a alguien le suene chocante pero, en mi opinión, detrás de esas aparentes "malas formas" se esconde una interesante verdad. Es por eso que estoy más de acuerdo con esa afirmación que en desacuerdo, si bien podríamos matizar cada una de las palabras.

Sin embargo, y esto es lo que quiero resaltar de todo el post, creo que, en caso de demostrarse que este es un comportamiento estúpido (el re-ritualizar las cosas), la idiotez (aunque sufro al llamarlo así) debe ser igualada, es decir, se debe promover su igualdad, la igualdad de oportunidad para ser libre y poder actuar erróneamente. Todo el mundo tiene derecho a ser idiota y actuar como tal.

Si el bautismo tradicional, "el de toda la vida", es el resultado de siglos de memez (y de memes, por qué no) y los que se bautizan están en su derecho de seguir haciéndolo, entonces los bautizos civiles deben gozar del mismo respeto, o sea: ninguno o todo, pero nada de posicionarse en lugares intermedios, inexistentes e hipócritas. Porque tildar a estos nuevos ritos de "ridículo interplanetario" (Rajoy el astronauta dixit) es, como diría Martín Sagrera de Europa laica, una muestra de "profunda carencia de espíritu democrático" o simplemente un no cuestionarse lo establecido.

Es posible que haya, por tanto, dos tipos de personas: las que no entienden el cambio y las que sí.

Si queréis ver un debate sobre este asunto (seis contertulios, sólo uno a favor), os recomiendo este de Popular TV, el canal favorito de mi abuela.
A partir del minuto 0:29:30 podemos escuchar breve y resumidamente la opinión de Juan Manuel de Prada (en contra) y la de Martín Sagrera (a favor).
Humm... ampliaría el post con unos cuantos argumentos más o sobre todo matizando el anterior pero creo que ya es suficiente para el objetivo que persigue: conocer los vuestros.

14 comentarios:

Pon! dijo...

¿Y tú que crees?

Yo pienso que es una chorrada como una casa.

Que lo pueden hacer (si tienen ganas de hacer chorradas) es evidente (peores cosas se han visto).

Pero no deja de ser una paradoja que todas esas gentes que dicen ser ateos (y muchos de ellos anticatólicos) se dediquen a imitar los actos de la Iglesia.

Yo creo que el objetivo último es reírse de todos los sacramentos que para mucha gente son importantes.

Resumiendo, no había necesidad de esta tontada.

No así de la unión civil (llamarlo matrimonio es otra forma de atacar a la Iglesia) porque esto aporta una estabilidad y beneficios tangibles (a nivel legislativo) a una pareja. Un bautizo o cualquier otra chorrada que se inventen, no deja de ser eso.

P.S.: No se me solivianten aún que si alguna vez me caso, Dios no lo quiera (jaja) será por el juzgado.

Santiago dijo...

He visto un rato el programa de Popular TV... ¡¡¡Madre mía del amor hermoso, virgen del camino seco!!!

Independientemente de que sea una chorrada o no, cualquier acto laico en ningún caso es una IMPOSICIÓN DEL LAICISMO. A nadie se le impone que haga un bautismo civil con sus hijos... Décadas manteniendo la Religión católica como asignatura obligatoria, prohibiendo el divorcio, sin que existieran alternativas... y eso no era imponer, claro.

Pero me ha encantado la argumentación del siempre magnífico Juan Manuel de Prada. Por lo visto, el bautismo civil es una falsificación herética con la finalidad de corromper los cimientos de la civilización y destruirla desde dentro (con comparación con los nazis incluida en la disertación)... ¡¡¡Guuaaauuu!!! Si es que estos actores de izquierdas y homosexuales lo que quieren es acabar con el mundo... claro.

Tay dijo...

Jajjaja no sabía que existiera tal cosa, el bautismo civil!!! caramba!!!

Entiendo la fiesta que hacen en Cuba cuando uno cumple los 15... pero el bautismo civil... :D bueno tendré que acostumbrarme.

Pues todo el mundo tiene pleno derecho de celebrar lo que le plazca y llamarlo también como le plazca... que aunque pese a muchos, esto (aquello, perdón) sigue siendo un pais libre.

De cualquier modo, estoy 100% de acuerdo con el comentario aportado por Santiago.

Un saludo

Hector1564 dijo...

Pues yo en su momento pensé que ya existía.

Me parece bien aunque a mi me gusta más el atrezzo católico si bien no entienda muy bien por qué y para qué se hace.

Lo que se trata al fin y al cabo es de celebrar una fiesta y quien sea su director carece de relevancia sociopolítica.

Hugo C. dijo...

Me gustan todos vuestros comentarios, y el de Santiago muy acertado, tienes razón Tay, así como el final del de Héctor.

Pon!, tal vez he sido un poco ambiguo antes: estoy más a favor que en contra, sin lugar a dudas. Es decir, lo promovería, cosa que no es habitual en "nomemojonipadios" jaja. Creo que la búsqueda de la libertad (oh, qué poético) está por encima de las chorradas, aquélla siempre prevalece :P

Santiago, de Prada es mi héroe, tiene una oratoria...

Ah, Pon!, voy pitando a ver los vídeos de Pinker que has colgado, mucho hablar de Pinker pero apenas he visto un par de vídeos de él (y de libros ni te cuento) :P

Un saludo a todos, gracias por recoger el guante.

Pon! dijo...

Una explicación verdaderamente racional a tal acto busco yo jajaja

¿De verdad es necesario? ¿Hacer un acto "calco" de un sacramento cristiano?

Yo no lo promovería, ni mucho menos, pero no por nada sino porque (aquí viene mi faceta más "libertarian") lo pagamos todos con nuestros impuestos. Un acto estúpido sin ninguna relevancia real en cuanto que no aporta nada a nivel social ni legal.

En fin.

Muy interesante lo que dice Pinker, a ver si busco el libro.

P.S.: Estoy pensando en aparcar la carrera (cojer una asignatura) y hacer filología inglesa. ¿Cómo te quedas? jajaja

Radagast dijo...

Bautismo civil?

Pues yo también creo que es una gilipollez. No es que me oponga a que se haga: acda cual, como bien decís, es bien libre de hacer las gilipolleces que le dé la gana.

Ahora, no veo la necesidad de la existencia de ese rito civil. Decir que es por igualdad es una tontería. Si quieres que tu hijo se bautice, pues le llevas a la iglesia más cercana y le bautizas. Hala, ya es miembro del rebaño de ovejas.
Si lo que quieres es que tu hijo pertenezca a la sociedad, le llevas al registro, te pones a la cola y le inscribes. ¡Anda, si resulta que eso ya se hace! Si es por excusa de celebrar algo, supongo que habría que celebrar también el día en el que el chaval es capaz de tomar decisiones médicas, el día que meta su primera papeleta en una urna electoral, el día que empiece a cotizar en la Seguridad Social...

Una gilipollez, vamos, es lo que pienso que es.

Ahora voy a ver el vídeo, aunque los de la Popular Televisión son de lo peor...

Susan Calvin dijo...

Un acto privado que simboliza la "entrega oficial del acta de ciudadano de Madrid" y que los meapilas se apresuran a calificar de "bautizo civil" no va a recibir de mi parte la calificación de chorrada. Porque, ¿dónde están esos meapilas cuando un sinvergüenza pederasta vestido de mujereta le echa agua traida del Jordán a un recién nacido mientras los asistentes, expectantes, piensan en el día de ágape que les espera, sin reparar en el hambre que pasan los desheredados de la fortuna?

A Rajoy le parece ridículo que alguien celebre la “entrega ritual” del acta de ciudadanía de un nuevo español, mientras le parece ético que un cura pederasta le eche agua del Jordán por la cabeza a un recién nacido que no tiene la posibilidad de negarse. Eso sí, apoya a los imputados Fabra y Camps, a quienes pone como ejemplo de ciudadanía.

Mi conclusión es la misma que la madre del niño, ya crecidito, dijo tras este revuelo: ¿a quién molesta este acto?

Eso digo yo, ¿aquién molesta este acto?

¿Y no le molesta que se enclaustre a los niños en colegios religiosos para lavarles el cerebro?

Así salimos luego, ateos o etarras. Porque Eta nació en los seminarios.

Saludos.

José Luis Ferreira dijo...

Bautismo civil, boda civil (bodorrio, celebración, que no firma del contrato de matrimonio), cumpleaños, fiesta de graduación, cena de fin de año, reuniones de promoción,puesta de largo,... todas son celebraciones y buenas excusas para juntarse en familia o en sociedad. A unos les gustan más unas que otras. Mientras no se tomen demasiado en serio (mientras no sean sagradas -¡qué miedo da la palabra!-) todo irá bien. Y creo que es así el caso. Los cumpleaños se atrasan o adelantan a conveniencia, una año no voy a la cena de la promoción,... y no hay pecado.

Hugo C. dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Siesp y contigo José Luis (con Radagast no tanto jeje).

Mi postura por ahora es la siguiente, me apetece recalcarlo: "sólo un loco celebra que cumple años" (G.B. Shaw), pero le es lícito al loco hacerlo tantas veces como quiera, incluso celebrar los cumpleaños de su perra, si así es más feliz. Por lo tanto no es la cantidad de locuras lo que importa.

Yo, por mi parte, no soporto las celebraciones, pero puedo entender el placer que éstas producen a los demás.

Un placer teneros por aquí. ¡Saludos!

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Un liberal como yo no puede sino DEFENDER que cada cual tiene todo el derecho del mundo a hacer las GILIPOLLECES que le apetezca, siempre que no perjudiquen a los demás.

Hugo C. dijo...

En eso coincidimos todos los aquí presentes :D

La libertad de uno acaba donde empieza la de otro, y no donde unos cuantos, creyéndose liberales, digan arbitrariamente.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Hugo:
permíneme una pedantería de filósofo. Lo de que "la libertad de cada uno termina donde empieza la de los demás" está muy bien, pero es una tautología que no dice nada. En un sistema esclavista también se cumple (la libertad del esclavo empieza donde termina la del amo, y viceversa). Lo importante no es que la libertad de cada uno sea un límite a la de los demás (eso viene por la definición de libertad), sino que el ESPACIO de libertad que tenga cada uno, antes de chocar con la de los demás, sea lo suficientemente grande.

Hugo C. dijo...

Jaja muchas gracias. No hace mucho leí una crítica similar a esa frase tan manida, intenté acordarme anoche cuando la escribía pero no fui capaz jeje.

"Lo suficientemente grande", tomo nota :D