1 de julio de 2009

El tenis y la economía

La primera vez que juegas al tenis te dices a ti mismo: "Empieza con calma, no te apresures, ve a asegurar el punto". Y lo haces, pero enseguida sabes que esa situación no va a durar mucho. Apenas ha empezado el peloteo y ya no actúas con la libertad que esperabas. Hay una fuerza con la que no contabas: la demanda (las decisiones que toma tu rival).

Si la tiras muy "bombeada" para asegurar, la probabilidad de que tu rival te gane el punto es mayor que si no lo haces. Porque pronto te das cuenta que tu contrincante se aprovecha de tu falta de agresividad y te está ganando la partida. Entonces decides arriesgar más: "he de hacer menos parábola, golpear más fuerte". Ahora la probabilidad de fallar es mayor, pero no tienes opción si quieres ganar.

El juego acaba de comenzar: empieza la búsqueda del punto de equilibrio.
Esta tontería se me ocurrió el otro día jugando al tenis. Es que tengo un examen de política el viernes y ya no se me ocurre cómo seguir procrastinando, se me agotan las ideas :D

Editado (07/2011): Ya no estoy de acuerdo con este post.

10 comentarios:

Hector1564 dijo...

Sí, señor, los juegos -en el amplio sentido del término- competitivos tienen esa tendencia a inocular irracionalidad a sus participantes,

Uno de los mejores posts que te he leído y si no digo que es el mejor es porque mi memoria suele fallar.

Tay dijo...

Jajjaja genial :D

Ya te dije que la sabiduría esta en los ojos del que mira, tu la has encontrado en el tenis!

Markos dijo...

Que buena imagen...hace pensar.

La genialidad está en la ejecución sencilla de un movimiento certero que deje ko al contrincante y encima éste admire lo que has hecho.

Vale para el tenis, la política, e incluso para colarse en el mercado.

Salu2

Hugo C. dijo...

Jeje muchas gracias, si os digo la verdad casi no lo publico jaja.

El miedo a fallar. Debió ser eso :P

Markos, las "dejadas" en política también son muy habituales, tienes razón jaja.

Ahora toca ampliar lo dicho en este post. Hay tanto por conocer todavía que es imposible aburrirse. Con esta de aquí arriba dando vueltas todo el rato... ¡es imposible! jaja.

Un saludo a todos.

Siesp... dijo...

¿Qué haces leyendo mi comentario en vez de estar estudiando el examen del viernes?

Hugo C. dijo...

Jaja, yo no he leído nada, señoría :P

El examen del viernes me temo que se hará sin mí jaja. Pero ya verás cómo para el de historia sí que estoy listo :D

Un saludo.

desdechiloe dijo...

Siempre puedes presentarte al examen y responder con la historia del tenis. Seguro que en política también tiene su punto.
Salud

Hugo C. dijo...

No había pensado en ello, pero seguro que sacaría peor nota jaja. No soy muy aficionado al tenis :P

Un saludo.

FormaciónAdministradoresNeiva dijo...

Gracias por recordarme Math Point, pelicula cuya primera escena es la que planteas, una jugada de tennis que deja la pelota quieta en medio de la cancha y sirve como fabulosa entrada al gran argumento de Allen.
Y si, en economía así funcionan los temas, en busca de aquel punto de equilibrio que la asombrosa Teoria de los Juegos busca predecir.
Buen Post!!!

Hugo C. dijo...

Gracias. Un compañero dijo que era una perogrullada este post (y tiene razón), pero las perogrulladas también tienen su aquel :D

Gran película. Recuerdo que me llegó a estresar lo del asesinato, no vi suficiente motivo para hacerlo jaja.

Un saludo, y gracias por pasarte. ¡Hasta otra!