19 de agosto de 2009

Sobre la libertad y la ley antitabaco

Comentando en el blog de mi primo sobre la nueva ampliación de la ley antitabaco se ha dicho lo siguiente (voy a citar solamente una parte). Si es que siempre discrepamos, no podemos evitarlo:

Hugo (yo): En cierto modo [...] nuestro cuerpo [nuestras acciones, mejor dicho] sí es asunto del Estado -y en mi opinión así debe ser- cuando afecta a terceras personas o cuando el resultado de nuestra insensatez requiere un gasto público elevado (ej: los cuidados que necesita un paciente con cáncer de pulmón provocado por el tabaco).

En este último caso, reconozco que las acciones por parte del Estado deben ser menos beligerantes y no tan prohibitivas. Al fin y al cabo, todo el mundo es libre de fumar, pese a desaconsejarse (mediante campañas) rotundamente.

[...] Mi postura es la misma que Jiménez [la ministra de sanidad]: no fumar en los espacios públicos; sólo en la calle o en casa.



Pon!: Debemos aprender a ser nosotros los que sepamos lo que hay que hacer porque si dejas al Estado decidir por ti acabará prohibiéndote las cosas.

[...] Pero, volviendo a los bares, son lugares privados por mucho que los quieras ver como públicos. Tú como persona libre puedes decidir entrar o no a un bar. Si ves que fuman y no quieres sufrirlo, no entrarás pero el Estado nada tiene que decir a la política del lugar privado.
Este tema merece mucha más atención que unos simples comentarios en un blog, lo sé, pero al menos ya hemos empezado a situarnos moral y políticamente. Se agradecerán vuestras opiniones, si os animáis :D

Pon! defiende la libertad del propietario del local a toda costa (viendo la separación entre la esfera pública y la esfera privada con una nitidez que yo no alcanzo a ver), yo la del no fumador. Sé que ninguno tenemos plena razón. No creo que hayamos encontrado todavía El argumento que no pueda ser refutado.


Decía Johnny en su célebre ensayo Sobre la libertad, a ver si nos sirve para mejorar la inexpugnabilidad de nuestros argumentos:

El único fin por el cual es justificable que la humanidad, individual o colectivamente, se entremeta en la libertad de acción de uno cualquiera de sus miembros, es la propia protección. Que la única finalidad por la cual el poder puede, con pleno derecho, ser ejercido sobre un miembro de una comunidad civilizada contra su voluntad, es evitar que perjudique a los demás. Su propio bien, físico o moral, no es justificación suficiente. Nadie puede ser obligado justificadamente a realizar o no realizar determinados actos, porque eso fuera mejor para él, porque le haría feliz, porque, en opinión de los demás, hacerlo sería más acertado o más justo. Éstas son buenas razones para discutir, razonar y persuadirle, pero no para obligarle o causarle algún perjuicio si obra de manera diferente.
John Stuart Mill, Sobre la libertad, Alianza Editorial, Madrid, 1970, p. 68.

Continuación:

10 comentarios:

Juan Carlos Alonso dijo...

Mi opinión es que el estado en estas cuestiones lo que debe hacer es capañas de prevención y concientización(en parte lo hace)pero se equivoca al aplicar la prohibición como forma de penalizacion en lugares,como bien decís, que se dicen públicos cuando en realidad son privados, . Porque en esa instancia la gente es donde siente su libertad truncada. Con respecto al costo que le representa al estado hacerse cargo de un enfermo de cancer de pulmos(por el cigarrillo) creo que este enfermo lo pagó con creces durante su vida ya que,al menos en mi pais, y en españa no creo que sea muy diferente, el estado se queda con casi un 70% del valor de un paquete de cigarrillos en impustos.
Yo fumo y soy respetuoso de los lugares cerrados y publicos pero los de los bares me parece una medida desacertada. Con ese criterio el estado deberia protegerme del daño que me hace el alcohol que consumo en los bares o bien,si hablamos de terceros, un borracho fuera de sus cabales puede resultar aun mas dañino que un poco de humo de vez en cuando...

saludos!!

yandros dijo...

Desde mi punto de vista la cuestión no debería ser tan complicada como parece ser. Si realmente tanta gente desea que no se fume en los bares ¿por qué los hosteleros no pueden elegir si quieren que su bar sea de fumadores o no ? eso sería lo ideal: bares en los que se puede fumar y otros en los que no. Así cada uno podría tener la libertad de poder elegir, tanto los dueños de los bares como los clientes. Sin embargo la mayoría de los dueños de bares se niegan a prohibir fumar porque se quedarían sin clientes (solo hay que hablar con ellos para saber la verdad digan lo que digan las encuentas del gobierno). Si esa el la realidad de la calle a mi me parece que la medida del gobierno es una imposición a la mayoría y no la defensa de los ciudadanos (y ciudadanas). Yo cuando empezó esto de la ley antitabaco contaba en los bares la gente que fumaba y la que no y la mayoría fumaban. Si el 70 % de los ciudadanos está de acuerdo con que prohiban fumar en los bares y en dichos locales el 90 % de los clientes fuma a mi no me cuadran las cuentas. Después de mucho cabilar lo único que se me ocurre es que los fumadores son los que van a los bares. Pues "dad al César lo que es del César..."

Hugo C. dijo...

En primer lugar muchísimas gracias por comentar. Estaba deseando leer otras opiniones.

Para no desbarrar más de la cuenta, voy a centrarme solamente en las partes de vuestros comentarios en las que no estoy de acuerdo. Con el resto se puede decir que lo comparto.

Juan Carlos:

A mí me da que el argumento de la propiedad privada o el de la libertad del fumador es insuficiente. No sé exactamente por qué jaja, yo también baso mis creencias muchas veces en la intuición. Para aceptarlo, necesitaría verlo apoyado por otros argumentos. Pero ahora lo veo solitario y demasiado inflexible.

Pero, eso sí, reconozco que desafortunadamente, como dicen en Juventudes Liberales, "es más fácil, más eficaz prohibir que invertir en libertad, responsabilidad y activismo."

Yandros:

A mí me cuadran mejor las cuentas jeje. Es lógico pensar que si el 70% de la población española no fuma, un porcentaje similar esté a favor de la prohibición. Ese sería uno de mis argumentos: la mayoría manda, aun a riesgo de pisar las libertades de otros (en este caso los fumadores).

Quizá a la noche vuelva para exponer más y mejor mis argumentos.

Un saludo a los dos, un placer leeros :D

Pon! dijo...

"la mayoría manda, aun a riesgo de pisar las libertades de otros (en este caso los fumadores)."

Cuidado con afirmaciones como estas. Al principio puede parecer aceptable pero más tarde esto podría llegar a ampliarse.

Recordemos a Hitler, por ejemplo.

Hugo C. dijo...

Gracias por el aviso, tendré cuidado. Es lo que tienen los comentarios breves y novatos, no sólo arrojan luces, también sombras :D

Tenlo tú también con la ley de Godwin :P

Pon! dijo...

Jajaja buena jugada!

Yo te lo digo por aquello de que Hitler fue elegido por mayoría democráticamente. Puedo haber exagerado, eso es cierto jeje

En cualquier caso...no tenía idea de la existencia de algo similar a esa "ley". Que curioso.

""Una objeción común hecha al meme es que a veces sus usos son apropiados. Por ejemplo, "El simple hecho de que un dirigente mejore la economía no implica su bondad, porque Hitler también lo hizo". Esta frase es comprensible, porque el usar un personaje conocido evita abundar en explicaciones.""

José Luis Ferreira dijo...

Echemos un vistazo a los países que han llevado a cabo (o no) distintas normas sobre dónde no fumar.

Creo que la mayoría de fumadores y no fumadores preferimos los resultados obtenidos en aquellos países donde se limita mucho el fumar en lugares públicos (lugares privados abiertos al público incluidos).

Lugares con más fumadores que España como Turquía, o parecidos, como Francia e Italia, no parecen haber provocado los resultados de intolerancia y falta de libertad que auguraban algunos (unos pocos fumadores y unos cuantos más hosteleros).

Juan Carlos Alonso dijo...

Pasa que los dueños de bares tambien se ven en un aprieto si les diesen la posibilidad de elegir en hacer su bar fumador o no ya que de una manera u otra limitan sus ingresos.Cuando, ya restringieron bastante con la limitacón del horario por una ley similar.
Insisto con el tema del criterio
El estado trata de proteger la salud del fumador y sobre todo del no fumador porque esta comprobado que el cigarrillo es nocivo.Bien, el humo es fácil de "ver" como llega a los pulmones de todos entonces se restrige.¿Por qué la maurihuana es ilegal en la mayoria de los paises? En este caso el estado lo restringe de manera mas drastica porque el daño que causa a la salud es indirecto, no es el humo visible sino el efecto posterior que supuestamente le causa a quien la consume deshinibiéndolo en cierta media. Esto no es muy diferente al efecto que produce el alcohol, pero este es legal.¿que podemos deducir con todo esto?
El estado restringe el uso del cigarrillo y con esto demuestra que hace"algo" por el bien de la gente pero lo mantiene en la legalidad porque recauda buenos impuestos.La marihuana el estado por ahora la sigue manteniendo en la ilegalidad porque al ser barata en comparación al alcohol( 1 porro= 5 copas aprox)le puede sacar mas provecho a taves de las coimas o dinero sucio, lo mismo que otras drogas que a pesar de ser ilegales, si resultan fáciles de conseguir es porque el estado en cierta medida lo permite.Más allá que todo esto también este respaldado por años de tradicion.Entonce el estado hace lo que siempre en mayor o menor medida hizo,mantiene sus ingresos tratando de mantenes a la mayor cantidad de gente posible "mas o menos" contenta sin que sea muy relevante la preocupacion real de su salud. Yo creo que con el tema del cigarrillo aprovecha que esta isntalada globalmente la discución y aprovecha esto de la menera que mas le conviene...divide y triunfarás...bien sabe que la gente es propensa a discutir en blanco o negro

saludos!!

pecado dijo...

Esta claro, lo del cigarro es otro negocio más del estado que hipocritamente manejan.

Hugo C. dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, sobre todo a ti, Juan Carlos, ¡vaya extensión! :D

Enseguida me pondré a preparar otro post, una argumentación final jaja.

¡Saludos a todos!