2 de septiembre de 2009

Cómo ser de derechas y morir en el intento

Comentando en el blog Cómo ser de Derechas y no Morir en el intento. Allí se pueden leer las siguientes palabras del libertario Walter E. Williams:
Lo que es "justo" ha sido debatido durante siglos, pero déjeme ofrecerle mi definición de justicia social: Yo guardo lo que gano y usted guarda lo que gana. ¿No está de acuerdo? Bueno, entonces explíqueme cuánto de lo que yo gano le "pertenece" y porqué.

Lo que sigue es el comentario que hice a esa cita. Comentario abierto a vuestra crítica, claro:
Cabría preguntarse cómo ha ganado "ciudadano1" su dinero y "ciudadano2" el suyo, es decir, cuánto de lo que "ciudadano1" ha ganado lo ha hecho sin perjuicio alguno para “ciudadano2”.

Por otra parte, si aquél gana (merecidamente, es igual) diez veces más que éste, me parece “justo” que aporte más al grupo. No vale excusarse en “yo hago con mi dinero lo que quiero”. Esa excusa deja de valer desde el mismo momento en que se firma el “
contrato social” de Hobbes, Locke y compañía; esto es, desde que nacemos.

En un mundo donde los humanos, todos ellos, fueran completamente racionales y autorregularan sus asuntillos óptimamente, yo también diría sin inmutarme algo parecido a lo que dice Walter. De hecho, la justicia, como idea, dejaría de tener importancia. Las cosas ya no serían justas o injustas, simplemente serían.

Pero el mundo de Walter es una ilusión. Creer que el “progre” dejará algún día de defender la idea de igualdad es una ingenuidad, tanto como creer que los dátiles algún día caerán hacia arriba o que el propio Walter se cansará de defender la idea de libertad.

Para construir mi definición de “justo” no me valgo del socialismo, sino, en todo caso, de sus raíces. La
cooperación entre los miembros de un grupo, ya sea de chimpancés, de lobos o de humanos, lleva implícito un comportamiento egoísta, así como uno altruista.

Si yo te quité los piojos y tú aceptaste, Walter, no me vengas ahora con que no te apetece quitármelos. Hasta un “lomo plateado” como tú sabe lo que es la empatía.

En fin, decir “yo guardo lo que gano y usted guarda lo que gana” y quedarse tan pancho es muestra de una
hemiplejía moral, como diría Ortega y su gemelo monocigótico Gasset.
Post relacionado:
- Ideologías y el gráfico de Pournelle.

6 comentarios:

Facundo dijo...

Brillante respuesta Hugo. Es tan prehistórico insistir con estas visiones de la vida del hombre tras lentes ideológicos tan alejados de nuestros verdaderos intereses. No se puede seguir pensando en egoísmo o altruísmo como caminos equidistantes y traducirlos a izquierdas o derechas como toscas operaciones de matemática básica.
El problema es que está todo tan podrido, (y aclaro que odio cuando me pongo así de pesimista,) que veo muy difícil un cambio de raíz. Por suerte son sólo momentos y por eso vuelvo siempre a insistir en que en realidad es fácil... sólo tenemos que empezar a pensar por nosotros mismos, recibiendo de otros, obviamente, pero recibiendo el incentivo para pensar, no la vida resuelta. Es irónico, pero tenemos que saber cuán animales somos para serlo menos. Esto podría trasladarse y decir: Nuestro ámbito natural no es la política... ¿Tendríamos entonces que meternos mas en ella para alejarla de nosotros? Personalmente, creo que por ahí es el camino. Quizá debería ampliar para que nadie confunda esto con una pseudo-anarquía o un simple y tibio aumento de participación ciudadana o algo por el estilo. Hablo de modificar nuestro derrotero habitual autodestructivo, y hablo de una autodestrucción a varios niveles, no sólo de bombas finales. Parece que la evolución genera cada vez mas conexiones en nuestro cerebro, mientras que nosotros, con nuestras manos, paradójicamente guiadas por nuestro cerebro, las vamos desconectando, por supuesto a una velocidad mayor que la evolutiva.Esto se puede remediar, pero nada conseguiremos si seguimos bastardeando la verdad... "Todos mienten", dice sabiamente el Dr...¿no?

Saludos!

Hugo dijo...

"Nuestro ámbito natural no es la política... ¿Tendríamos entonces que meternos mas en ella para alejarla de nosotros?"

Me gusta esa pregunta. Para tratar de responderla me he pillado de la librería "Primates y filósofos", de Frans de Waal jaja.

Yo, en cambio, diría que la política sí es nuestro ámbito natural, sólo que se nos da bastante mal jeje. En otro libro de Frans de Waal, "La política de los chimpancés", pese a no haberlo leído todavía, me imagino a los chimpancés con un sistema político muy rudimentario, más imperfecto que el nuestro. En ese sentido, quiero creer que tu pregunta va por el buen camino, y que la política actual tiene que seguir evolucionando.

Quizá, como apuntas, habría que empezar a naturalizar la política para comprenderla y "alejarnos" en cierto modo de ella.

Un saludo, Facundo. Un placer leerte.

Juan Carlos Alonso dijo...

Yo pienso que la política es nuestro ámbito natural ya que todos en nuestras relaciones sociales hacemos política. El tema es cuando analizamos el comportamiento de los que se dedican a ella en forma"profesional"

Ahí es donde creo entender por donde viene el pesimismo de Facundo, yo lo llamaría mmm... "pesimismo fenotípico", ya que más allá que el quehacer político sea en cierta forma similar en todo el mundo en cuanto a su funcionamiento(siempre hablando de democracias), o sea todo gobierno abusa un poco del poder y en diferentes niveles hay corrupción, el problema es que en determinados paises (este por ejemplo) estas cuetiones están potenciadas de una manera sobredimensionada y el común de la gente es como si no reaccionara o si reacciona, lo hacen sin pensar demasiado.Entonces es algo inevitable tener una actitud pesimista.
Siempre hubo desigualdades sociales,cosa que se entiendo que sea natural pero no lo justifico, pero ahora hay que tener en cuenta que el escenario es diferente y si la brecha se abre demasiado las consecuencias pueden terminar siendo mucho mas perjudiciales para todos. Eso es lo que me parece hay que tener especialmente en cuenta. Los que nos son altruistas aunque sea que lo consideren prentivamente..si no se nos va a complicar aún mas.


saludos

saludos

Facundo dijo...

Claro, me refería yo a la política que lamentablemente sufrimos. Entiendo que naturalmente practicamos la política en nuestras relaciones interpersonales, pero veo a la política "profesional" tan alienada y lo peor es esa pseudocreencia, que por lo menos veo en este país, que intenta convencernos de que ahora tenemos mas participación. Es como cuando a un nene le dan un celular viejo que ya no sirve para que juegue a que funciona. Me corrijo entonces diciendo que: Nuestro àmbito natural no es ESTA política.

Saludos!

Radagast dijo...

>>pero veo a la política "profesional" tan alienada y lo peor es esa pseudocreencia, que por lo menos veo en este país, que intenta convencernos de que ahora tenemos mas participación.

Mucha razón.
No estoy yo muy puesto en filosofía, pero no sé si fue Platón o Sócrates a uno de éstos (tampoco os tiréis a mi cuello por mi ignorancia) que el poder debían ejercerlo los que estuvieran preparados para ello. Supongo que con esto se refería a "preparados moral y éticamente", no sólo pretendiendo que tuvieran los conocimientos apropiados.
¿Hay políticos que no son corruptos? Sí, supongo, en la misma medida en que hay curas altruistas y poco hipócritas.

Se dice por ahí arriba que las respuestas de la población a las "cuestiones" políticas es o insuficiente o desproporcionada. La población media, tomada en su conjunto, es idiota. No tiene ni los conocimientos necesarios, ni la voluntad de tenerlos, ni están preparados para discernir los hechos de los espejismos ni para escudarse ante la demagogia. Mientras el pueblo siga así, los políticos, como conjunto (como clase política, no como individuos), podrán seguir con su elevada corrupción y adormeciendo o soliviantando al electorado con su oratoria y sus tecnicismos incomprensibles para el ciudadano.

Hugo dijo...

La política nos trae de cabeza. Yo voy a descansar unos días de ella. Cuando me tiro varios días dándole vueltas a un mismo asunto, acabo aborreciéndolo jaja.

Pero muchas gracias por pasaros y comentar :D

Estoy de acuerdo con lo que decís. ¡Saludos!