4 de septiembre de 2009

Estrés y felicidad en EE.UU.

Si tienes mucho cortisol corriendo por las venas, estás -por definición- estresado. El cortisol y el estrés son prácticamente sinónimos.

[...] Uno de los efectos más sorprendentes del cortisol es que suprime el funcionamiento del sistema inmunológico. Es notable que la gente que ha estado preparando un examen importante, y ha dado muestras de estrés, tiene más probabilidades de coger catarros y otras infecciones.


Los estados en verde clarito presentan los niveles más bajos de estrés (mapa 1) y los niveles más altos de felicidad (mapa 2). Como se puede apreciar a simple vista, la correlación inversa que se da entre ambas variables (a menor estrés, mayor felicidad) es bastante alta. Más información pinchando sobre las imágenes.

Y ahora la pregunta del millón de euros:
¡¿Quién se viene a Hawái?!
[*] Matt Ridley, Genoma: La autobiografía de una especie en 23 capítulos, Editorial Taurus, Madrid, 2000, p. 173.

10 comentarios:

Pon! dijo...

Yo! jajaja

Y eso que se supone que las condiciones digamos económicas de Hawaii son bastante menores que las del continente. Pero puedes hacer surf toooooooooodo el día jaja (en realidad está a la par que Montana si miras los números, pero ¿cuál demonios es Montana? jaja)

Pero podemos ver como en la mayoría de estados menos poblados coinciden ambos mapas.

Si ya desde la antigüedad las ciudades grandes no son los sitios más agradables donde vivir. Ya lo decía...Plutarco (fuentes por confirmar).

Un saludo.

Hugo dijo...

¿Plutarco? jaja. Es posible :D

Sí, parece ser que los estados más industrializados acaban siendo, por regla general, los más estresantes.

Un saludo. ¿Nos vemos en Hawái, entonces? :P

José Luis Ferreira dijo...

Tal vez las ciudades no den la felicidad absoluta, pero algunas son menos felices que otras:

http://www.elpais.com/articulo/gente/Barcelona/Madrid/ciudades/felices/mundo/elpepugen/20090903elpepuage_5/Tes

Hugo dijo...

Vaya, "Barcelona y Madrid están entre las 10 ciudades más felices del mundo".

Gracias por el enlace :D

Facundo dijo...

José Luis, ¿¿¿es el mismo ranking en que Buenos Aires esta en el 10mo puesto???
Jojo, para ser realista y sincero, no creo estar en el 10 ni tampoco en el 7mo circulo del infierno.
Puedo entender un poco el entendimiento de Forbes sobre el tema leyendo el texto adjunto al rankeado de mi Buenos Aires querido:
Argentina's largest city makes the cut in part for its relative proximity to the first city on this list. "It's a slightly diluted version of Rio," says Anholt. "I suspect people know far less about Buenos Aires than Rio. They may not know it's in Argentina, but they know it's in Latin America."
Viendo como la gente en paises anglosajones confunde comunmente Argentina con Brasil o Bolivia o Chile entiendo un poco como deben sentirse los habitantes de los países surgidos post disolución URSS!!!

Saludos

Arturo Goicoechea dijo...

Hay un artículo sobre felicidad y geografía que compara el oriente (Japón) y occidente (EEUU). Viene la referencia en el blog de Deric Bownd. El estudio resalta la diferencia en los valores: los americanos refieren la felicidad al éxito personal y los japoneses a la armonía social. También varían los tipos de afrontamiento y la exteriorización de la infelicidad: los estadounidenses se inclinan hacia la ira y la agresión y los japoneses hacia la búsqueda de lo trascendente...

La ecuadióc stress=cortisol es harto discutible.

Hugo dijo...

Muy interesante, Arturo. Gracias por la referencia. Las bases de la felicidad no son las mismas en todos los sitios, por lo que veo. Si no valiera 12 dólares y si mi inglés no fuera tan malo, ya me lo estaría leyendo :D

En cuanto a lo del cortisol, gracias por el aporte de escepticismo.

Facundo, la geografía es una de nuestras debilidades jeje. Muy poca gente sabría situar, por ejemplo, Zimbabwe en África. Aunque confundir Argentina con Brasil... eso tiene delito :P

Un saludo a los dos.

José Luis Ferreira dijo...

Facundo,

Efectivamente, es el mismo artículo. También hacen un ránking de países y de más cosas. El de la felicidad en particular deja bastante que desear, puesto que no se basa en ninguna encuesta o medida hecha a los habitantes de cada ciudad, sino que es la percepción de 10.000 ciudadanos de todo el mundo sobre cómo de felices piensan que son en esas ciudades.

Para más inri sólo entran en las encuestas las ciudades seleccionadas a priori por el encuestador. Esto último es especialmente esclarecedor de los resultados de muchos otros ránkings. Seguro que nunca pusieron mi nombre (ni mi foto) en las encuestas para elaborar los ránkings de los hombres más sexis y elegantes del mundo.

Hugo dijo...

Ni el mío, y mira que pese a mi baja estatura no soy del todo desagradable a la vista :P

Facundo dijo...

José, gracias por el esclarecimiento. Y también ando indignado como ustedes por la exclusión de ese ranking que mencionás! jeje

saludos