17 de octubre de 2009

¿Adónde han ido los místicos?

Una explicación química:
El el mundo occidental hay actualmente muchos menos visionarios y místicos que antes. Hay dos razones principales para este estado de cosas: una razón filosófica y una razón química. En el cuadro del universo actualmente de moda, no hay sitio para la experiencia trascendental válida. Consiguientemente, quienes han tenido lo que consideran experiencias trascendentales válidas son mirados con recelo, como chiflados o farsantes. Ya no acredita a nadie ser un místico o un visionario.

Pero no es nuestro clima mental lo único desfavorable para el visionario y el místico; también lo es nuestro ambiente químico, un ambiente muy distinto de aquel en el que vivieron nuestros antepasados.

[...] Durante casi la mitad de cada año, nuestros antepasados no comían fruta ni verduras y, como lo más que podían mantener durante los meses de invierno eran unos cuantos bueyes, vacas, cerdos y gallinas, tomaban poca manteca, poca carne fresca y muy pocos huevos. Para cuando llegaba cada primavera, la mayoría de ellos padecían [...] escorbuto, por carencia de la vitamina C, y pelagra, por insuficiencia en su dieta del complejo B.

[...] El sistema nervioso es más vulnerable que los otros tejidos del organismo; consiguientemente, las deficiencias vitamínicas tienden a repercutir antes en el estado mental que, por lo menos de una manera clara, en la piel, los huesos, las membranas mucosas, los músculos y las vísceras. [...] La persona desnutrida tiende a sentir angustias, depresiones, hipocondría y sentimientos de ansiedad. También es propensa a ver visiones, porque, cuando la válvula reductora del cerebro
(*) tiene su eficiencia reducida, penetra en la conciencia mucha materia inútil (en términos biológicos) del "más allá", de la Inteligencia Libre. [1]
(*) Al principio de Las puertas de la percepción (1954), Huxley aclara que:
[...] cada uno de nosotros es potencialmente Inteligencia Libre. Pero, en la medida en que somos animales, lo que nos importa es sobrevivir a toda costa. Para que la supervivencia biológica sea posible, la Inteligencia Libre tiene que ser regulada mediante la válvula reductora del cerebro y del sistema nervioso. Lo que sale por el otro extremo del conducto es un insignificante hilillo de esta clase de conciencia que nos ayudará a seguir con vida en la superficie de este planeta determinado. [2]
Si queréis ser Inteligencia Libre pero sin los inconvenientes de la desnutrición, haced caso al tío Huxley, la mescalina hace maravillas.

[1] Aldous Huxley, Las puertas de la percepción/Cielo e infierno, Edhasa, Barcelona, 1997, pp. 153-155.
[2] Ibid., p. 25.

8 comentarios:

Bel Riose dijo...

Los místicos ya no existen. Y es así porque se han nutrido debidamente, yo diría que hasta en exceso.

Tal como el tio Huxley describe es fácil deducir el porqué de tantas "apariciones" de santos y dioses en el pasado. Meses alimentándose con una hoja de lechuga y un vaso de agua ayuda a ver a dios. Pero yo prefiero un gran chuletón y que sea dios quien me vea a mí, jejeje.
Efectivamente, para todo, existe una componente química, tal como se acaba de descubrir en un estudio que avala a Darwin (una vez más): http://www.amazings.com/ciencia/noticias/161009c.html

Sabrosos saludos xD

http://misteriosaldescubierto.wordpress.com dijo...

Ah, bonita foto fractal.

José Luis Ferreira dijo...

Me recuerda al diálogo entre Babieca y Rocinante:

B. Metafísico estáis.
R. Es que no como.

:))

Hugo dijo...

Bel, gracias por el artículo que enlazas. Así me gusta, ampliando el post :D

¿Los místicos ya no existen? Jaja, quizá algo atrevido, Bel, pero... no seré yo quien te lleve la contraria :P

Muy buena, José Luis.

Saludos.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Supongo que por las mismas razones que no existen los místicos, tampoco existen los creyentes en místicos, pero, es así realmente?

Como explicas la falta de creencias en los místicos del pasado y la creencia en los charlatanes actuales?

Buen articulo, saludos.

Hugo dijo...

Exacto, Juan Carlos. Todavía estamos lejos de ser unos incrédulos. La mayoría no somos nada sin nuestras creencias.

Yo a veces me avergüenzo de ellas, pero luego se me pasa :P

Bienvenido al blog. Un saludo.

Tay dijo...

Hasta que el pan de molde lo vendan tal y como en la edad media, con fibra y con el cornezuelo del centeno :)

http://es.wikipedia.org/wiki/Claviceps_purpurea

Saludos!

Hugo dijo...

Vaya con el cornezuelo. Se las trae. Yo me pido una barra de esas :D