29 de octubre de 2009

Por qué los "distintos" son (deben ser) distintos

Va por ti, Siesp:
Cuando un hombre, por la razón que sea, tiene la oportunidad de llevar una vida excepcional, no tiene derecho a guardársela para sí mismo.
Jacques-Yves Cousteau.

Esa cita aparece en la película Academia Rushmore.

4 comentarios:

fer dijo...

estudiante de algo se denomina el blogger este...enfin jjaja, veo que le echas horas a esto, recuerda k tienes un ekipo de futbol k alimentar!!!!xD

Hugo dijo...

¿Horas? ¡Y minutos! Y segundos si hace falta, no como a ese desafortunado equipo :P

Siesp... dijo...

Vaya, un post en mi honor. Voy a mirarme al espejo para ver si me he puesto muy rojo...
Ya he vuelto, y sí, me he puesto rojo. Muchas gracias.

La frase es muy bonita porque "amarra" la otra (El mundo lo mueven los distintos). En la actual, Cousteau se lamenta de los que no legan nada al mundo puediendo hacerlo. Pero son pocos. Una vida excepcional es aquella que utiliza todas las capacidades del ser para conocerlas, disfrutarlas y demostrar al resto que la felicidad no acaba con la consecución de un objetivo, sino con el vislumbre de una cadena de objetivos. Cuando no pueden ser físicos pueden ser intelectuales, pero en definitiva es una cadena que merece ser recorrida.

Lo malo es que la mayoría de la gente sólo ve eslabones.

Repito, gracias por el enlace y el brindis, espero que no nos emborrachemos con licor de mora, jejeje.

Hugo dijo...

"...gracias por el enlace y el brindis, espero que no nos emborrachemos con licor de mora, jejeje."

Jaja, esperemos, esperemos :D

Estamos de acuerdo en este asunto. Gracias a ti por pasarte.