30 de noviembre de 2009

Psicología cognitiva: la religión explicada*

El otro día, en los comentarios de una entrada anterior, le decía a bLuEs:
El creyente medio cae en el sesgo de la responsabilidad externa. Su pensamiento es, además, ilusorio.

Ahora bien, pretender acabar con la religión es, también, una ilusión [...]. En cambio, pretender cambiarla, no lo es (quiero creer que en el fondo es esto lo que Dennett y compañía buscan).

La religión puede mutar. Lo hará (más nos vale), pero siempre estará ahí, de algún modo u otro. Tendrá otro nombre. Será más naturalista. Pero no se alejará de nosotros mientras vivamos...

Ya que "es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio [cognitivo]", Einstein.
Para aclarar un poco lo anterior, me gustaría apuntar algunas cosas. Para ello me voy a ayudar de algunos enlaces que iré repartiendo a lo largo del texto:
- Cuando digo "pretender cambiarla", quiero decir, más bien, que es de esperar que cambie, una vez haya comprendido de dónde procede.

- También, cuando digo que la religión "siempre estará ahí", me refiero a los prejuicios cognitivos que la hacen posible (la causa), no a la religión como institución (el efecto).

- Desde esta perspectiva, puede que el diálogo entre creyentes y no creyentes resulte más fructífero. Si algo he aprendido estos últimos días sobre teoría de juegos, leyendo La evolución de la cooperación de Robert Axelrod y escuchando a Robert Wright en TED, es que todos, absolutamente todos, podemos salir ganando si logramos promover adecuadamente la cooperación.

- Tampoco yo creo que la religión y la ciencia sean compatibles... al menos en la teoría; lo cual no quita, por supuesto, que en la práctica ambas puedan convivir plácidamente en la mente del creyente. Todos tendemos de manera natural a la disonancia cognitiva, a creer en lo sobrenatural, y no creo que tenga nada de malo; por sí solo, ni es malo ni se le debe reprochar a nadie.

Sin embargo, la cosa se complica, y a veces mucho, cuando ignoramos deliberadamente el funcionamiento de nuestro cerebro y continuamos opinando de las cosas como si los descubrimientos en psicología no tuvieran nada que añadir, nada que mejorar, nada que decir acerca de nuestra percepción del mundo.

- Personalmente, enseñar religión me parece una pérdida de tiempo, en el sentido de que sus enseñanzas son preferentemente estáticas, nunca se ponen en duda y no proponen nada nuevo (si la creencia en lo sobrenatural ya es, en gran medida, innata, al menos no añadamos más leña al fuego).

Tal apatía intelectual -que es la religión- me aburre. A quien no le aburra y quiera enseñársela a sus hijos, adelante, es libre. Pero ha de saber que el día de mañana su hijo estará probablemente más indefenso de lo que lo estaría si hubiera recibido una educación más "incrédula".

- Por último, en esta entrada hablo únicamente del "creyente religioso" y de la "creencia religiosa". Admito que las palabras "creyente" y "creencia" pueden (y tal vez deban) utilizarse de una manera mucho más amplia, quizá aún más escéptica, de lo que aquí se ha estado haciendo.
(*) El título del post, algo presuntuoso, es un pequeño guiño al libro de Daniel Dennett La conciencia explicada.

21 comentarios:

Siesp... dijo...

Sensacional. Ya nos has explicado a los que no tenemos a un dios como guía la "Psicología cognitiva: la religión explicada". Incluso, algún creyente pensante pueda entender tu fenomenal razonamiento.

Pero, ¿cómo le explico yo eso a los especímenes que entran en mi blog amenazándome con el infierno por ser una persona pensante?

Mi tratamiento es de "estacazo y tente tieso", por muchos de mis visitantes, pero el tuyo se ha confeccionado para mentes maravillosas. Dejaré que sean éstas quienes desmenucen en concreto este trabajadísimo post.

Enhorabuena.

irichc dijo...

"nunca se ponen en duda"

¿Cómo puede ser entonces la religión fuente de discordia? Por lo visto, genera el mayor de los consensos y de las apatías.

Jimmy dijo...

La religión cambia respecto a la evolución de las personas que creen en ellas. Por ejemplo, en una misma religión, cuyo libro-guía no ha cambiado que yo sepa, hace "unos años" se quemaba a la gente viva, y sin embargo ahora eso es tomado como una aberración. La religión en sí no ha cambiado, ha cambiado el modo que tienen las personas de verla o interpretarla. ¿A qué nos lleva todo esto? No sé. Estoy cansado.

bLuEs dijo...

Hola:

Antes de nada agradecerte el detalle de avisar que ibas a publicar este post. Es muy correcto por tu parte.

Yo también creo que el diálogo entre creyentes y no creyentes es positivo. Sin embargo, y pese a los que muchos puedan suponer, yo no me situaría entre los creyentes.

La convivencia entre religión, filosofía, y ciencia es perfectamente posible. Fundamentalmente porque son disciplinas distintas que comprenden campos distintos. La primera se fundamenta en lo emotivo, la segunda en lo racional y la tercera en lo empírico. Evidentemente si el objeto es la verdad las respuestas no pueden ser contradictorias. Lo que sucede con la religión es que no todo en ella es racional. Su base emotiva hace que haya aspectos que no sean susceptibles de ser explicados por la razón (afortunadamente otros lo son).

Los descubrimientos de la psicología (quizás la neurociencia que está tan de moda) son más que limitados porque se ocupan únicamente de su campo. Pretender que un campo es el todo es una maximización no apropiada. Puestos a aburrir me aburre mucho la visión simplista de la actual neurociencia. Quizás, en el fondo, el tema no sea más que una cuestión de aburrimientos.

A mí me parece útil la enseñanza de la religión. Y digo religión porque es parte de la historia de la humanidad (se quiera o no), pero no la "enseñanza" de la fe. Luego cada uno tomará decisión de creer, ser ateo o lo que sea. Pero simplemente ignorar unos cuantos miles de años pensando que ahora somos más "listos" que nuestros antepasados creo que es un vicio que se ha visto repetido y se verá repetido en multitud de ocasiones. Por eso es equivocado pensar que enseñar religión hace indefenso a un niño. Incluso si el chaval desea ser ateo necesitará comprender aquello que necesita repudiar.

Viendo el comentario de Jimmy recuerdo que lo que la gente suele repudiar de la religión no es la religión misma, sino "lo enfermo" que arrastra y que desde luego ha sido mucho. Por ejemplo, decir que las cruzadas se debieron a la religión es algo completamente disparatado. Se debieron a la estupidez humana, que además está presente en todos los campos. Por este motivo hay disciplinas como la filosofía de la religión que sirven para depurar lo estrictamente necesario.

Saludos para todos

bLuEs dijo...

Aún a riesgo de que se me use de "sparring intelectual" me gustaría preguntar sobre la opinión que tenéis sobre la mitología. ¿Quizás se piense que simplemente es un estadio primitivo de la religión sin mayor significado? ¿Quizás el mito de Edipo no tenga nada que ver con el expresado en el psicoanális?.... En mi opinión la ciencia no es tan distinta al mito. Ella también se ha consolidado como un mito. El mito de creer que puede ser omnicomprensiva.

También hay que recordar que la religión abarca muchos ámbitos, por ejemplo el literario. Prescindir de la religión implica prescindir de la lo literario que hay en ella y que ha sido parte de la historia de la literatura. Por eso hablaba de que es una supresión muy grande.

Siesp... dijo...

Amigo bLuEs, en mi opinión prescindir de la religión no conllevaría automáticamente prescindir del "componente" literio de la misma. Lo que sucede es que habría que tomar en cuenta ese "componente" como lo que sería: Literatura. No como "palabra de dios". Después de todo, ¿quién puede competir con dios, si esa es su palabra?

Discrepo en lo de que la ciencia no es muy distinta al mito por aquello de creerse omnicomprensiva. Niego la mayor: la Ciencia no cree. Sabe o no sabe. Lo que sabe, sabido está; y para lo ignorado, se trabaja en ello. El mito permanece inmutable, justo lo contrario que la Ciencia.

Por todo lo demás, te felicito. También se te puede proponer como paradigma de la intelectualidad, jeje.

Un abrazo.

Hugo dijo...

Irichc: Nunca se ponen en duda desde dentro. Pero mejor quito el "nunca". No debería haberlo utilizado tan a la ligera. De todos modos, no lo necesito para decir lo que trato de decir.

Estoy contigo, Jimmy.

bLuEs:

"A mí me parece útil la enseñanza de la religión. Y digo religión porque es parte de la historia de la humanidad (se quiera o no), pero no la "enseñanza" de la fe."

¡Entonces opinamos igual! :D

"Prescindir de la religión implica prescindir de la lo literario que hay en ella y que ha sido parte de la historia de la literatura. Por eso hablaba de que es una supresión muy grande."

Totalmente de acuerdo. La religión, como narración y como metáfora, nos puede ser útil (¡yo jamás prescindiría de ella en ese sentido!). El problema viene cuando se cree única poseedora de la "verdad". Y esa soberbia la tienen muchas religiones.

Te agradezco estos comentarios tan nutritivos. Quizá vuelva más tarde a ver si pongo algún punto sobre alguna i. Aunque ya veo que Siesp se me ha adelantado, jeje.

Sobre lo de "ciencia y mito" y demás, recomiendo Imposturas intelectuales.

Siesp, gracias por apreciarlo (me refiero a tu primer comentario). Cada vez me salen más relucientes, pero nunca es suficiente, ¡nunca!

Saludos para repartir.

bLuEs dijo...

Siesp:

La ciencia parte de unos presupuestos que ella misma no puede justificar. (Por ejemplo, el principio de no contradicción). Si dentro de un todo nos suponemos un par de principios y elaboramos teorías desde ahí podremos ir creciendo a modo de un triángulo que se ensancha y que tiene en uno de sus ángulos estos principios indemostrados. Si nos salimos de los márgenes del triángulo caemos en el absurdo. Esto es lo que le ha pasado en buena medida a la matemática moderna. Busca mirar en otras direcciones (hacia los lados del triángulo en lugar de hacia delante) y se encuentra que en cuanto se sale de sus márgenes cae en contraidcciones irresolubles. Por lo tanto la ciencia no es más que una pequeña forma de explorar un pequeño mundo. Hay mucho más de lo que ese triángulo puede abarcar y, sobre todo, hay cosas imprescindibles para el ser humano después de los límites de la ciencia. Así que saber o no saber no deja de ser nada más que criterios de correspondecia respecto a algo indemostrado.

La ciencia se convierte en mito en cuanto se pretende obtener una explicación global de ella, cosa para la que no está capacitada ya que no es su objeto. Por ejemplo, el famoso big-bang. Se puede retrotraer uno intentando emularlo para comprender lo que ha pasado pero, en el mejor de los casos, el antes no es conocible. ¿Qué había antes?¿Nada? ¿Cómo puede existir la nada? etc.. A poco que se camine fuera de sus parámetros la ciencia no sirve, se cae en el absurdo.

Hugo:

Haces bien en dudar que no se critique desde dentro a la Iglesia. Precisamente esta es una de las confusiones habituales, pensar que la Iglesia es la religión. La Iglesia es una institución que como todo grupo de poder busca mantener su estatus. La Iglesia no tiene ninguna exclusiva de lo que es el sentir religioso, es más hace muchos siglos (y especialmente desde mediados del siglo pasado con su crítica a los métodos anticonceptivos) que funciona "por cuenta propia", completamente disociada de la realidad, la laica y la religiosa.

Se puede decir que no hay ataques desde dentro porque los que los hacen se van a la calle en seguida. Gente como Castillo han sido expulsados de sus cargos por la Iglesia al denunciar sus incongruencias. Dentro de los movimientos recientes la teología de la liberación ha buscado dar respuesta a esta opresión del estamento oficial de la Iglesia. Recientemente, y sin ir más lejos en España mismo, teólogos como Queiruga han tenido abiertos procesos al más puro estilo de la inquisición simplemente por desarrollar su pensamiento. Hay multitud de ejemplos, ya digo que no debe de confundirse la religión con la Iglesia. Puede que la Iglesia sea lo que llame más la atención pero ni es lo único que hay ni lo más digno.

Es verdad que el henoteísmo ha sido un vicio común de mucha gente en muchas religiones, pero las religiones también predican la tolerancia. Yo diría que las malas interpretaciones suelen ser la fuente de este problema. Muchos teólogos contemporáneos siguen el camino contrario. Buscan puentes entre religiones en lugar de discrepacias.

Saludos para todos

irichc dijo...

Nunca se ponen en duda desde dentro.

Tampoco es cierto: se cuestionan, se reformulan, se contraponen y se funden entre sí. No puedes juzgar a todas las religiones a un mismo nivel, como si en lo esencial fueran idénticas.

La diferencia más significativa entre el cristianismo y el paganismo es que en éste la interpretación de los misterios corre a cargo de una casta de sacerdotes, mientras que en aquél la revelación es objetiva y -aunque misteriosa en parte- debe ser comprendida por todos los que componen la alianza con Dios. Entre los paganos nadie se cuidaba de determinar el alcance de sus mitos: tomábalos cada cual como quería, perdiéndose a menudo su carga moral latente. Las devociones y purificaciones eran rituales sordos y supersticiosos impuestos por la tradición, sin vincularse a la moral del individuo. Los oráculos resultaban oscuros, ambivalentes, engañosos y en el mejor de los casos pura mística impenetrable, mientras que para el cristianismo son su carta de legitimidad mesiánica. En fin, todo lo que los filósofos griegos avanzaron en teología fue no más que una corriente subterránea de la religiosidad verdaderamente existente, o una pieza más en el mosaico de la heterodoxia. Nada que ver con una fe que posee un credo, un magisterio, etc.

Hugo dijo...

bLuEs: gracias por los enlaces. Le seguiré la pista a tu blog de teología :D

Irichc: dicho así, el cristianismo parece majo y todo :P

Venga, vamos a intentar reconciliar siquiera un poco nuestras posturas (hoy no me siento con fuerzas para discutir aquello que nos diferencia). Escribe Wagensberg, a ver qué os parece:

"Sólo hay tres formas fundamentales de conocimiento: el científico, el artístico y el revelado.

Todo conocimiento real es la superposición ponderada de las tres formas.

[...] No existen, desde esta óptica científicos, ni artistas, ni creyentes puros. Todos contienen una mínima ración de los otros dos ingredientes. Hay científicos más “iluminados” que otros, artistas que “descubren” más y otros menos, la teología es la expresión de la tendencia científica de los creyentes,... Todo conocimiento puede representarse por un punto en un espacio coordenado por tres dimensiones, la científica, la artística y la divina. La práctica democrática empuja al político, por ejemplo, hacia el eje del arte (una imagen encargada de comunicar una ininteligibilidad tiende a sustituir el debate científico) y la no práctica democrática lo hace hacia el divino (la verdad revelada legitima para, por ejemplo, el totalitarismo); no hay sin embargo el menor futuro para un político estrictamente científico, sin un mínimo de calor artístico y una mínima fe en ciertas sólidas convicciones."

Jorge Wagensberg, Ideas sobre la complejidad del mundo.

Un placer leeros, de veras.

Saludos.

Siesp... dijo...

bLuEs:

Hay ciertos conceptos expuestos por ti que se me escapan. Faltaría más. Nadie es perfecto.

Pero debo decirte, como noticia, que en mi opinión no estás al tanto de las últimas novedades de la Ciencia. En concreto de la Física. Lo digo por ejemplo que pones del Big Bang.

En este caso, pienso que cometes el mismo error de los filósofos pre-Russell. Es decir, consideras el tiempo como una magnitud absoluta. ¡No se puede preguntar uno qué había antes del Big Bang! ¿Sabes por qué? Porque el tiempo, en nuestro universo, se originó a la par que el espacio y que todo. No tiene sentido preguntarse por un "antes, si no hubo un antes. ¿Qué hay al norte del plo norte? - se pruntaba Hawking para intentar inclucar este concepto temporal.

Por todo, es un placer leerte.

Saludos.

Siesp... dijo...

Las prisas.
Erratas:

"antes", polo e inculcar y un "el" elítico, jeje

Tay dijo...

Llevo un par de días pensando en estas cosas que has escrito aquí (pura casualidad, otra vez), a cerca de la imposibilidad de eliminar la religión de la mente humana (podremos cambiarle el nombre y pensar que ha desaparecido de la cultura, pero su componente de superstición no desaparecerá, me temo).

Y bueno, creo que mientras la religión acabe interiorizada dentro de la cabeza de cada uno, deberían perderse gran parte de los problemas que esta genera, que, creo, vienen de esas "ganas" de extender las supersticiones propias a los demás.

Un saludo

Hugo dijo...

Humm... coincido, coincido contigo.

Esto me trae a la memoria el caso de Suiza, el de la prohibición de los minaretes.

Yo, si hubiera estado en su lugar, todavía no sé qué hubiera votado. Por un lado, los musulmanes tienen los mismos derechos que los cristianos en cuanto a libertad religiosa; eso es innegable. Por otro, veo innecesaria la construcción de más iglesias y de más mezquitas (o más minaretes) para tener fe en una túnica luminosa.

Los que financian la construcción de estos templos me parecen unos verdaderos plastas que no saben estarse quietos :P

Un saludo.

(Paula entre Anhelos) dijo...

Leí esta entrada esta mañana y he intentado reflexionar sobre lo que podría aportar al debate, aunque, me temo, estoy a años luz de vuestras conclusiones debido a que mis aportes bibliográficos son bastante excasos. Parca en ideas nuevas tengo que decir que se está obviando el principio de todo, el porqué de esa idea, la religión o la Fe religiosa, distinguiéndola de todo lo que la rodea (véanse eclesiásticos, radicales, ultrareligiosos de misa/celebración diaria y demás personas/personajes que son los que distorsionan, a mi modo de entenderlo).
La religión como tal se "creó" debido a las típicas inquietudes existenciales, hasta donde yo sé, para evitar conflictos y hacer una convivencia correcta y sin "errores" y con el fin de alcanzar lo que desde tiempos de Platón o incluso antes se ha pretendido... LA FELICIDAD, de ahí Los 10 Mandamientos: Leyes MORALES (porque pese a quien pese lo son) básicas, que todos deberíamos entender como correctas puesto que si se siguen al pie de la letra se conseguirá erradicar... Todo lo Malo, dicho de una manera sencilla.

He aquí la teoría, pero bien, en la práctica las cosas son bien distintas; y todo porqué, quién es el problema... EL SER HUMANO, nadie más tiene la respuesta y hace oídos sordos, y porqué, por lo de siempre: intereses personales, codicia, afán de pisotear todo lo que se menee alrededor como si de amenazas vivientes se trataran... que eso es algo de naturaleza por supuesto; pero los animales lo hacen con mucha más brillantez: me molestas, luchamos, el más fuerte, gana. FIN DE LA HISTORIA. Así debería ser... más selección natural y menos carroñeros dictaminando lo bueno y malo según su poco inteligente criterio...

Puedo hablar desde mi experiencia personal porque he estado en contacto muy de cerca con este mundo (no, no me planteé irme a un convento... para meterme en pasadizos comunicantes y liarme con el cura, quedarme embarazada y asesinar al bebé enterrándolo en dichos lugares. Que también se ha visto y no va mucho con mis ideales la verdad...[Cuenca, entre la Catedral y el Museo de las Ciencias, antiguo convento de clausura]), y en dos iglesias diferentes (siempre hablando del catolocismo), me fui de una por ver cosas que no me gustaban y al final he sido yo la que me he desligado completamente, porque no se predica con el ejemplo precisamente; varias de las personas más endiabladamente retorcidas que he conocido a lo largo de mi vida, estaban ligadas a ello; ultracatólicos de misa diaria... hijos de su santa madre de puertas para afuera.

Así pues, ando un poco escéptica con eso del ser sobrenatural y me refugio un poco más en la ciencia pero aún así, supongo que siempre quedará un recoveco para el "quizás"...

En cuanto a esto que has dicho Hugo:
"sus enseñanzas son preferentemente estáticas, nunca se ponen en duda y no proponen nada nuevo"

Tengo que concluír con el comienzo de mi reflexión:
Son estáticas y no proponen nada nuevo porque supuestamente es más fácil la enseñanza cuando te la pintan sencilla aunque no lo sea. Son leyes demasiado simples justamente para entenderlas a la primera y que no tengan lugar a dobles interpretaciones, aunque como hemos comprobado no sea así y nos estén costando más de un disgusto... o doscientos mil millones de ellos...

Buen post!
Un saludo!
Siento el parrafazo!!!
:)

(Paula entre Anhelos) dijo...

P.D.: Estoy bastante de acuerdo con lo que bLuEs defiende, en general es casi lo mismo que opino aunque en lo de la omisión de la religión en literatura, estoy en consenso con Siesp... no tiene porqué significar que se suprima, porque, ni una ni otra lo van a hacer, eso aunque parezca mentira es inmutable. La religión parece algo necesario y creo que lo seguirá siendo; y aunque muchos podamos prescindir de ella, no podemos obviarla.

Saludos a todos.

Hugo dijo...

"Siento el parrafazo!!!"

No lo sientas. ¡Se agradece!

Voy a centrarme en esto que dices:

"Los 10 Mandamientos: Leyes MORALES (porque pese a quien pese lo son) básicas, que todos deberíamos entender como correctas puesto que si se siguen al pie de la letra se conseguirá erradicar... Todo lo Malo, dicho de una manera sencilla.

He aquí la teoría, pero bien, en la práctica las cosas son bien distintas; y todo porqué, quién es el problema... EL SER HUMANO"

Yo lo veo al revés. El ser humano no es el problema, sino, en cierto modo, la solución. La Iglesia Católica, con sus 10 mandamientos, no quiere verlo. Es como el comunismo. Hay quien sostiene, todavía, que el comunismo es, en teoría, noble, porque persigue un fin noble, pero en la práctica fracasa. Nada más lejos de la realidad, diría yo. El comunismo fracasa desde el mismo momento que se piensa en él como alternativa. Si no ha sido viable en la práctica, es que tampoco lo es en la teoría.

Es por eso que muchos criticamos las éticas sobrenaturales. Debemos poner aún más los pies en la tierra.

Lo mismo le ocurre a los 10 mandamientos, por ejemplo. Los tres primeros, el sexto y el noveno... ¿nos hacen más felices? ¿qué es "impuro"? ¿la homosexualidad? ¿la infidelidad? Parecen escritos por un tirano :P

Y ahora que hablas de la felicidad... tengo por ahí un texto de Punset que nos vendría de perlas. Lo publicaré en breve :D

Un saludo.

(Paula entre Anhelos) dijo...

Vale... igual me he pasado con lo de que todos eran leyes morales, pero... ¡había que hacer publicidad del producto! ¿¿¿No??? jejeje!

En cuanto a lo de la homosexualidad, ¡chico! Sí que les sacas jugo a estos diez porque yo no veo ninguna referencia... eso ha venido después caballero, debido a su condición retrógrada y no se pueden desdecir pero... ¿dónde hay más gays encerrados y haciendo cositas que no deben por su condición...? ¡EN LAS SACRISTÍAS! Por eso no me creo nada...
En cuanto a lo de cometer actos impuros... ¡Eso sí que es un sacrilegio, el no cometerlos! Yo creo que se opta por la opción, no cometerlos en público... igual se refiere a eso... que queda poco decoroso, mejor en casita y así se guarda la compostura :)

Aún a pesar de estas bromas... sigo en mis trece. Otra igual, para nada apoyo el comunismo porque los más tiranos son los que lo han pretendido llevar a cabo imponiendo su ley y su orden, pero sí es cierto que tiene un fondo bueno, como los mandamientos (excluyendo los que has nombrado) es nuestra patética distorsión con el poder lo que nos vuelve poco nobles.
Somos seres imperfectos mi querido fabricante de textos que obligan a escribir parrafazos... :P.
Las teorías, en mi opinión, están para demostrar que pueden llevarse a cabo, otra cosa es que se cumplan... por eso se deben seguir a rajatabla para que sean comprobables "empíricamente", yo, sigo con mi ciencia... jejeje.


Conclusión: Ser Humano maaaalo, no piensa en su Felicidad... piensa en joder al resto, distorsionando ideas buenas en el fondo (vengan de donde vengan) aunque vagas en la forma de llevarlas a cabo, pero eso ya corre a cuenta del consumidor...


Saludos deseosos de la PunsetPublication.

Hugo dijo...

"Somos seres imperfectos mi querido fabricante de textos que obligan a escribir parrafazos... :P"

Jaja. Lo somos, lo somos.

"Saludos deseosos de la PunsetPublication."

Prometo tenerla para el viernes :D

"Aún a pesar de estas bromas... sigo en mis trece."

Humm... con que esas tenemos, ¿eh?

¡Saludos!

Jimmy dijo...

Homo homini lupus.
Y me atrevo a decir que también para todo lo demás.

Hugo dijo...

Sí y no, jeje. Somos unos hachas para el conflicto y meternos en líos, pero tampoco se nos da mal el altruismo recíproco :P