12 de noviembre de 2009

¿Qué le reprocharías a la izquierda política?

Pregunta dirigida a todos los lectores de este blog que tengan un rato libre y ganas de opinar, pero especialmente a aquellos que no simpaticen con lo que se viene llamando "la izquierda"*. Quiero ver con vuestros ojos :o)
(*) Quien opine que los conceptos "derecha" e "izquierda", "conservadurismo" y "progresismo" están trasnochados y que no son realistas, le ruego que no se entretenga con las palabras y trate de imaginar a qué me estoy refiriendo.

18 comentarios:

Facundo dijo...

Hugo, teniendo conocimiento de lo que nos advertís a los que no creemos ya que existan ya tales cosas como izquierdas o derechas, voy a ir un poco mas allá de estos conceptos, aunque SI me es difícil escapar a mis conceptos locales. Pienso que en Argentina, mínimo desde la vuelta de la democracia en 1983, se da el raro caso de un país que nunca quizo ser latinoamericano y que tampoco llegó a ser europeo (como supuesto objetivo). En este punto del medio camino, se ha creado aquí el microclima ideal para que el meme corrupción C y el meme corrupción P no sólo se popularicen en el acérvo ¿mémico? si no que, quien posea sus respectivos alelos...¿terminen silenciados en una zanja? No señor, no se desarrolló una mafia organizada, no se desarrolló una guerrilla organizada, no se desarrolló una célula terrorista organizada. Nada de eso organizado. Sólo cabos sueltos, pizcas de esto y de aquello. Hay una costumbre de no terminar nada bueno que se empiece, de destruir, muy de pandilla adolescente. Es como vivir muy atrasado en un universo paralelo. Así sucede que tras una dictadura vergonzosa (créanme que no es redundancia) vino una democracia vergonzosa, con una meczla de centroderechas populares a lo que hoy tenemos: una evolución muy rara de una izquierda gesticular. Y aquí viene mi corta opinión. Necesité la introducción porque, que yo sepa, no sucede tan poderosamente acá como en otras naciones con similares gobiernos.
Con la mano izquierda se hacen gestos y con la derecha se opera. Al ser la izquierda un camino inviable en un país como este, reprocho su disfraz de utopías. Reprocho su falta de honestidad y de humildad, reprocho la oportunidad perdida de rescatar, quizá NO la mejor versión del altruísmo humano, pero altruísmo al fin. Reprocho la subestimación al pueblo (lo peor es que funciona), cuando el mismo pueblo cree estar subestimando al gobierno. Siento que la revancha a la derecha se la está comiendo la gente. Y siento que ni siquera esa revancha es sincera. Y, obviamente, siento que no debería haber revancha alguna (ni simulación gestual de revancha alguna). El peor pecado de la izquierda, en definitiva, es el de ensalzar odios. Se quiere evolucionar las mentes involucionando la materia. Y ya sabemos que la mente no es mas que materia.

Saludos y siempre, siempre recuerden, que posteo comentarios en horas de madrugada! (Atajarum necesarium ets)

Facundo dijo...

Debo aclarar, que con "Hay una costumbre de no terminar nada bueno que se empiece" no me refería a las aberrantes costumbres que venía mencionando anteriormente, por supuesto.

Tay dijo...

La principal crítica a la política de izquierdas es la escasa formación de los políticos para hacer política, únicamente parecen títeres de aparentar lo que no son.

Esto es aplicable a la derecha también, por supuesto.

Se trata de representar un papel, como en el teatro, pero mal, no me extraña que en EEUU haya tanta mezcla de actores con políticos...

Saludines

mikelowski dijo...

Comparto lo de la poca preparación de los políticos. Basta ver una ministra de defensa que no sabe nada sobre defensa militar. Por suerte sólo son marionetas.

Carlos Suchowolski dijo...

Estilos diferentes de oficiar de burócratas modernos, es decir, de alcanzar y conservar el poder en una primera instancia (aunque los hechos pueden llevarlos a renunciar a sus "principios" si lo exigen las circunstancias...). Colores diferentes para distinguirse ante la "sociedad civil" (aunque... según lo permitan... las circunstancias eso quede más o menos... descolorido). Iconos y banderines diferentes (aunque lo que se haga sea tan socialdemócrata o keynesiano o "mixto" como lo permitan las circunstancias, aunque esto sea más "difícil" por lo que sigue:) Dependencia (relativa) respecto de los iconos del propio discurso (es "difícil" decir que se está por la propiedad privada y luego violarla por entero, o viceversa; aunque este cambio de "chaqueta" se "venda" mejor"). En fin... se podría hacer una lista exhaustiva de "maneras", de grados de "moral aparente", etc., etc.

Hugo dijo...

Tomo buena nota. Me parecen unas reflexiones muy interesantes. Os debo una, jeje. A ver si alguien más se anima :D

¡Saludos!

Héctor Meda dijo...

Bueno intentaré no entretener con las palabras pero que conste que tal vez me construya un hombre de paja. Yo prefiero las críticas concretas a propuestas concretas mas un ejercicio de generalización no me parece del todo imposible.

Bien, en su momento irichc planteó la misma cuestión y le dediqué un post que aforísticamente podría resumir en que la izquierda peca de moralista.

Efectivamente, en el ámbito microscópico peca de moralista al (des)incentivar determindas conductas (fumar, beber, ponerse condón, comer grasas, maltratar a las mujeres, reciclar,...) que debieran ser de ámbito privado.

En el ámbito macroscópico peca de moralista al (des)configurar determinadas relaciones sociales (los ricos debe dar su dinero al resto, las industrías cinematográficas deben ser subvencionadas, las mujeres deben ser laboralmente promocionadas, ... ) que sólo pueden ser legítimimante impuestas si se parte de una determinada moral maximalista.

Como con los liberales con la libertad pero aún peor, los de la izquierda suelen sobrevalorar una determinada rígida moral maximalista que no tiene por qué ser largoplacistamente beneficioso para e incluso acopable con la humanidad tal y como es su la naturaleza de sus individuos.

Con el comunismo ya sabemos que la teoría casca con lo humanamente habido. Sospecho que lo mismo pasa con la izquierda en general.

Mi próximo post incidirá en esta misma idea. :P

Héctor Meda dijo...

Mi próximo post incidirá en esta misma idea. :P

Hugo dijo...

"Como con los liberales con la libertad pero aún peor"

Me quedo con eso. Creo que por ahí hay mucho que rascar.

"Mi próximo post incidirá en esta misma idea"

No me lo pierdo :P

Manu dijo...

Pues mira, justo hoy hace 20 años que murió Dolores Ibarruri ("La Pasionaria"), que era natural del pueblo donde vivo:

http://es.wikipedia.org/wiki/Dolores_Ib%C3%A1rruri

Y mira si sabía dar discursos:

http://www.youtube.com/watch?v=VaEyv8J2XI8

Yo no la conocí, pero mi abuelo, que también era de Gallarta y trabajó en las minas (de hierro), me enseño a cantar "La Internacional":

http://www.youtube.com/watch?v=ATAMPdd23IY

Que tiempos más duros.

Hugo dijo...

Vasca tenía que ser :D

Lo admito, soy El señor de los tópicos.

Radagast dijo...

He querido esperar un poco de tiempo a ver qué se cocía primero en los comentarios. Ahora ya me siento libre para hablar, jejeje.

Yo, la principal crítica que le hago a la izquierda política es el estar excesivamente fragmentada.

Pero como parece que los tiros no van por aquí tras lo leído, sino que van sobre la moralidad de la izquierda y sus propuestas.
Si empezamos diciendo que los políticos que se hacen llamar "de izquierdas" son tan seres humanos como los demás, decimos que son en principio tan egoístas, tan oportunistas y tan gilipollas como el 80% de la población. Y si pertenecen al 20% restante, pues además pueden tener el agravante de ser inteligentes y astutos, con la ventaja que eso les da para hacer de las suyas.

Pese a estas críticas, sinceramente prefiero a grupos políticos que intenten minimizar (al menos en teoría) las diferencias entre clases, promulgar (al menos en teoría) la renovación de los que están en la cúspide del poder y eliminar (al menos en teoría) la absurda necesidad que tiene el ser humano de que le marquen el camino para que no tenga que usar el cerebro.

De todas formas, me quedo con la frase de Héctor "como con los liberales con la libertad pero aún peor". Me parece un puntazo, la verdad.

Hugo dijo...

Yo estoy entre Pinto y Valdemoro, entre el utilitarismo y el liberalismo, tratando de "escapar" del matrix moral (1, 2...)

Al menos en teoría :D

José Luis Ferreira dijo...

A la izquierda se le puede criticar, en general, su voluntarismo, que le hace ver solo el objetivo, sin hacer demasiado caso a las restricciones materiales, físicas, de incentivos,... que es necesario tener en cuenta.

También que se haya encariñado con unos mecanismos concretos para alcanzar su objetivos, a pesar de que otros mecanismos puedan ser mejores. Es decir, que a veces confunde un objetivo con un mecanismo particular para alcanzarlo.

He escrito sobre eso aquí

http://todoloqueseaverdad.blogspot.com/2009/10/el-fin-y-los-medios.html

y aquí

http://todoloqueseaverdad.blogspot.com/2009/09/izquierda-derecha-los-objetivos-y-las.html

Hugo dijo...

Exacto. Estoy de acuerdo.

Hay un libro del liberal Thomas Sowell, titulado Economic Facts and Fallacies en el original, que apunta en esa misma dirección (bueno, más o menos).

Un saludo José Luis. Gracias por participar jeje :P

Heianderen dijo...

Aporto mi comentario, aunque no estoy tan informado como algunos de los que comentan por aqui, ahi va:

A mi personalmente no me gusta ni la derecha ni la izquierda de España.

La izquierda me recuerda a una religión, que se basa en unos principios útopicos sobre la naturaleza del hombre, y como han dicho por aqui crea una moral rígida en base a esos supuestos.

Lo cual lleva a descalabros como el del sistema educativo:
http://www.terceracultura.net/tc/?p=1600


Abunda la buena voluntad, pero parece que faltan los medios o conocimientos para llevarla a cabo, y que lo más importante es aparentar lo buenos que somos (comprometidos, solidarios, igualitarios, etc...)

No tengo a quien votar :(

Heianderen dijo...

En cuanto a lo que comentas de la claridad de definición derecha/izquierda, me imagino que ya habreís visto la página de la "Brújula política" que en vez de usar un único eje, utiliza dos para definir la ideología, y además situa en dicho mapa, a disintos personajes históricos y actuales de la política.

http://www.politicalcompass.org/es/

Hugo dijo...

Vaya par de enlaces que nos traes. Muchas gracias, Heianderen :D

El de TC lo leo ahora mismo. El test me lo dejo para mañana.

"A mi personalmente no me gusta ni la derecha ni la izquierda de España."

Pues parece que la derecha de EE.UU es ¡aún peor! :P

Saludos.