20 de diciembre de 2009

Día del Escepticismo

Este post, aprovechando que hoy es un día especial para los seguidores de Carl Sagan, trata sobre ciencia y religión. Agarraos que vienen curvas:
In my view, not only is science corrosive to religion, religion is corrosive to science. It teaches people to be satisfied with trivial, supernatural non-explanations and blinds them to the wonderful real explanations that we have within our grasp. It teaches them to accept authority, revelation and faith instead of always insisting of evidence. (1)
Douglas Adams.

Con ánimo de no parecer que apoyo una idea tan aparentemente superficial como la de "ciencia y religión son atangónicas y sanseacabó", aprovecho la oportunidad que me brinda este día para aclarar que, si bien es verdad que la ciencia, la religión y otros inventos humanos como el arte y la música comparten un mismo origen evolutivo (un denominador común) y despreciar la importancia de uno es lo mismo que despreciarlos a todos, cuando yo empleo el término religión (no sé Adams) me estoy refiriendo en primer lugar a la Iglesia Católica y sus actos, después al cristianismo y sus actos, y por último, más generalmente, al resto de las religiones y sus actos; nunca al sesgo cognitivo que les da vida, que las vio nacer, ya que soy consciente de que para la "arqueología de la mente" la religión, con mayúsculas, es un proceso cognitivo valioso. A priori, todo el mundo es libre de creer en algo indemostrable mientras a) no vaya imponiéndolo/predicándolo por ahí, b) no dañe a terceros.
Un ser poseído por una creencia y que no buscase comunicársela a otros es un fenómeno extraño a la tierra, donde la obsesión de la salvación vuelve la vida irrespirable. Mirad en torno a vosotros: Por todas partes larvas que predican. (2)
¡Yo también soy una larva! Es evidente, y lo reconozco. Veo (casi) tanto la paja en el ojo ajeno como la viga en el propio. Es más, estoy muy lejos de ser el escéptico ideal. Pero no por ser parte del problema voy a dejar de querer ser parte de la solución. Otra cosa, desde luego, es que fracase estrepitosamente en el intento.

Cada vez somos más los que creemos que la religión, con minúsculas, en términos sociológicos más que biológicos, es perfectamente innecesaria (pese a los que creen que "no se conseguirá salir del atolladero sin una mayor importancia de la religión"), además de peligrosa en no pocas ocasiones. La religión no es la mejor manera de conocer el mundo (la ciencia no tiene rival en ese sentido), si bien es una manera. En cambio, saber qué es y por qué existe la religión, con mayúsculas, sí es una buena manera de conocer mejor el mundo, nuestro mundo. Al fin y al cabo, las dos salen del mismo sitio, del cerebro. Por eso, no seré yo quien se oponga a que la religión sea considerada una adaptación evolutiva, como sugiere el biólogo David Sloan Wilson, o que incluso el "nuevo ateísmo" (el de Dennett, Dawkins, Harris y compañía) sea considerado una "religión sigilosa". En cierto modo, a Sloan Wilson no le falta razón cuando afirma:
One reason that I am passionate about exposing the new atheism as a stealth religion is because it distracts attention from something far more important and interesting--the proper study of religion and all forms of human mentality from an evolutionary perspective. [...] The new atheists will need to display a virtue typically associated with religion--humility--if they wish to join this enterprise.
Que quede claro, además, que yo no odio a los creyentes ("the new atheists hate religion", dice Sloan Wilson); no odio a los posmodernos; ni odio a los comunistas ni odio a los neoliberales; no odio a los nacionalistas, como tampoco odio a los conservadores; no odio a los que creo que saben menos que yo. Y si alguna vez lo hago, se me pasa enseguida. Porque si lo hiciese, si me acostumbrase a ello, sería como odiarme a mí mismo. Bastante necedad tengo ya encima como para andar revolcándome en ella.

Sin embargo, lo que no acepto/aceptamos es que la religión se nos venda como algo bueno por el simple hecho de ser natural, y que todo el que la critique siquiera parcialmente es un fanático irreligioso. La religión, como institución y poder político (como efecto), debe existir hasta donde nosotros queramos que exista. Si consideramos que deteriora el bienestar general y que sus actos son contraproducentes, debe ser criticada e inmediatamente puesta en tela de juicio.

¡La primera ley de la robótica así lo establece!: "Un robot no debe dañar a un ser humano o, por medio de la inacción, permitir que un ser humano sea dañado". Cámbiese por "Un humano no debe dañar a otro ser humano o, por medio de la inacción, permitir que otro ser humano sea dañado" y ya tenemos qué es, para mí, ser un ateo minucioso. La religión, con minúsculas, infringe esa ley y por ello debe ser denunciada. No porque esté mal de arriba a abajo y no tenga nada bueno que aportar, sino porque está averiada desde el principio; opino que está congénitamente enferma. Esto, como es obvio, no le impide seguir vivita y coleando, pero sería una temeridad por nuestra parte no ver sus... digamos "externalidades negativas".

Decía Citoyen este verano, cuando se preguntaba qué significa ser ateo:
[...] el proyecto ateo es a fin de cuentas el mismo que el proyecto ilustrado: librar al mundo de concepciones supersticiosas y del pensamiento mágico que no deberían tener proridad sobre la visión científica del mundo en una sociedad libre.
Un proyecto ingenuo, pensarán algunos, pero en absoluto baladí.

Como muestra de las ganas que tengo de estudiar la religión, eso sí, desde el escepticismo científico ("abre tu mente, pero no tanto que se te caiga el cerebro", dicen), reproduzco aquí una pequeña parte del excelente ensayo Los neandertales cantaban rap del arqueólogo Steven Mithen, donde se sugiere la relación que existe entre las creencias sobrenaturales y el origen del lenguaje y de la música; "aunque no tengo pruebas", reconoce el autor una páginas antes. Perdonadme la extensión; creo que lo merece:
Como he puesto de relieve [...], el uso de la música para comunicarse con lo sobrenatural parece ser una característica universal de todas las sociedades humanas, históricamente documentadas o conocidas en la actualidad. ¿Por qué ocurre así?

Antes de responder, debemos tener en cuenta que las ideas relativas a los seres sobrenaturales son una consecuencia "natural" de la fluidez cognitiva que el lenguaje aportó a la mente humana, según he razonado con detalle en Arqueología de la mente. Al combinar, digamos, lo que sabemos sobre las personas con lo que sabemos sobre los animales, cabe imaginar una entidad que sea en parte humana y en parte animal; es el caso de la figurita hombre-león que se ha encontrado en Hohlenstein Stadel (Alemania), con unos 33.000 años de antigüedad. De la misma forma, al combinar lo que conocemos sobre las personas con nuestro conocimiento de los objetos físicos, podemos crear ideas de seres que pueden vivir para siempre (como las rocas), caminar sobre el agua (como una rama que flota) o son invisibles (como el aire que respiramos).

[...] Nuestras ideas en torno a los seres suprasensibles no son naturales, en el sentido de que entran en contradicción con nuestra concepción, hondamente evolucionada, del mundo como dominio específico. En consecuencia, son difíciles tanto de retener en nuestra mente como de transmitir a los demás: pruébese a explicar a otra persona el concepto de la Sagrada Trinidad, o siquiera a intentar comprenderlo cuando nos lo explican. Matthew Day [...] ha escrito recientemente: "uno de los problemas más endiabladamente complejos de nuestro trato con los dioses es que... nunca están ahí, en realidad". Por eso resulta difícil saber no ya cómo comunicarse con ellos, sino incluso cómo pensar en ellos.

En mi obra anterior, he defendido que los humanos modernos compensan esta carencia con el uso de símbolos materiales que actúan como "anclas cognitivas". Independientemente de si los seres sobrenaturales se tornan tangibles de forma representativa -como suponemos que ocurría con el hombre-león [...]- o de forma abstracta -como en la cruz cristiana-, estos símbolos materiales sirven para ayudar a conceptualizar y compartir las entidades e ideas religiosas en las que uno cree. Estos objetos constituyen una extensión de la mente humana, al igual que los instrumentos musiclaes sirven para extender nuestro cuerpo y nuestro tracto vocal.
(3)
Nota: He intentado decir lo que opino de la manera más rigurosa que me ha sido posible. Si después de haber dejado a un lado tus prejuicios (es lo que yo he intentado) sigues creyendo que ando más perdido que Adán en el Día de la Madre, intentaré aprender de tus comentarios, pero no te prometo nada. Dios me libre de llegar a sabio tan joven :o)

(1) Citado por el biólogo Richard Dawkins en una conferencia TED, minuto 09:45.
(2) Emil Michel Cioran, Adiós a la filosofía y otros textos, Alianza Editorial, Madrid, 1980, p. 15.
(3) Steven Mithen, Los neandertales cantaban rap, Editorial crítica, Barcelona, 2007, pp. 395-397.

Posts anteriores que apuntan en la misma dirección:
- Psicología congnitiva: la religión explicada.
- Construyendo las bases de mi filosofía.
- Los obstáculos de la divulgación científica.
Otros blogs que han aprovechado este día para reivindicar de una u otra manera el poder del escepticismo:
El libro de arena
Misterios al descubierto
BioTay
Ser Pensador
Ciencia en el XXI
Homínidos
Tribulando ando, mm...
Alerta Religión
Wis Physics
La Ciencia de la vida
Últimas noticias del cosmos
Física en la Ciencia Ficción
El viaje de Lonjho
Ciencia al día
Zuare En Línea

32 comentarios:

...ierre dijo...

[...]"no odio a los que creo que saben menos que yo. Y si alguna vez lo hago, se me pasa enseguida."

¿Sabes por qué se te pasa enseguida? Porque no insisten. Pero cuando lo hacen acaba por perdurar, y ésto tampoco es bueno.

Hugo, ¿qué es lo primero que hace un perro al sol?
Me voy a hacer la digestión de tu post. Lo he leído, pero debo estudiármelo para hablar. Lo haré mañana.

Saludos.

Hugo dijo...

Quería aportar algo de luz al asunto pero me da que he liado aún más la cosa. Menos mal que no me lee nadie :P

A la espera de vuestro juicio estoy.

Bayo dijo...

Hola Hugo:

Hayan personas que te lean o no, ¡igual sigue escribiendo! (El medio es el fin).

Con mi estilo, yo también ya me sumé:

No se necesita un nivel muy avanzado para dominar los principios del escepticismo.

Saludos.

Bayo

Hugo dijo...

Te voy a enlazar como corresponde al final del post :D

¿El medio es el fin? Humm... interesante.

Un saludo.

irichc dijo...

In my view, not only is science corrosive to religion, religion is corrosive to science.

Si este hombre fuera serio, no diría "in my view", sino que intentaría probar de una forma científica lo que afirma. Dawkins lo intentó con la memez de los memes y cosechó bastante éxito, lo que es señal clara de que los ateos tampoco tienen muchas dificultades para creer.


It teaches people to be satisfied with trivial, supernatural non-explanations and blinds them to the wonderful real explanations that we have within our grasp.

Ésta es una opinión trivial sobre la religión, más bien. ¿Por qué lo sobrenatural carece de poder explicativo? ¿Desde cuándo una explicación requiere que todos sus términos sean empíricos? Que nos cuente el señor Adams cuál es su "real explanation" del origen del universo.


todo el mundo es libre de creer en algo indemostrable mientras a) no vaya imponiéndolo/predicándolo por ahí

Vas a tener mucho trabajo quemando libros con tesis indemostrables. Este invierno no pasarás frío.


Cada vez somos más los que creemos que la religión, con minúsculas, en términos sociológicos más que biológicos, es perfectamente innecesaria

No sé con qué criterios deslindas lo sociológico de lo biológico, como si pudiera darse cada uno por un lado.


además de peligrosa en no pocas ocasiones.

Peligroso es todo lo que vale la pena.


La religión no es la mejor manera de conocer el mundo

Ni lo ha pretendido jamás. Al contrario, siempre se ha valido de concepciones científicas preexistentes. En el caso del cristianismo, de las de Aristóteles, Ptolomeo y la tradición neoplatónica, principalmente.


Sin embargo, lo que no acepto/aceptamos es que la religión se nos venda como algo bueno por el simple hecho de ser natural

¿Por qué "la religión" en abstracto? Nadie vende todas las religiones en un mismo paquete. Cada uno defiende la suya y tiende a pensar que las demás están equivocadas, muy equivocadas o radicalmente equivocadas. El empeño de los ateos de enfrentarse con los mismos argumentos a religiones que sostienen tesis contrarias, como si fueran un solo enemigo, prueba que su interés en ellas es más ideológico que científico. Como el comunista que llama "reaccionarios" indistintamente a liberales, trotskistas, católicos y hitlerianos.


La religión, como institución y poder político (como efecto), debe existir hasta donde nosotros queramos que exista.

De Perogrullo. Pero ¿quiénes somos nosotros? ¿"Nosotros, el pueblo"?


Cámbiese por "Un humano no debe dañar a otro ser humano o, por medio de la inacción, permitir que otro ser humano sea dañado" y ya tenemos qué es, para mí, ser un ateo minucioso.

Entonces los escritos de Sade no son ateos para ti.


el proyecto ateo es a fin de cuentas el mismo que el proyecto ilustrado: librar al mundo de concepciones supersticiosas y del pensamiento mágico que no deberían tener proridad sobre la visión científica del mundo en una sociedad libre.

La Ilustración es básicamente el pleito de un siglo entre los seguidores de Leibniz y los de Locke y Newton. Los tres muy cristianos. Identificar al ateo con el ilustrado es, además de inmodesto, históricamente inexacto. Hablar de un "proyecto ilustrado" resulta por lo demás dudoso. ¿Qué proyecto común tenían d'Holbach, Rousseau, Wolff, Sade, Lessing, Voltaire y Montesquieu? Sólo generalidades, como los escépticos que leen a Sagan y quienes prefieren a Sexto Empírico.

Hugo dijo...

¡Gracias irichc por un comentario tan detallado! Si alguna vez coincides conmigo en algo, házmelo saber, por favor, que parece que hablemos idiomas totalmente diferentes.

Supongo que sólo por el tiempo que has empleado en ello te mereces que trate de rebatirte lo que dices pero... irichc, no fastidies, ¿no ves que si ya empiezas negando que haya pruebas del eterno conflicto entre ciencia y religión (entre conocimiento y fe) soy yo el que no te puede tomar en serio?

Un saludo.

irichc dijo...

El conflicto está en que la cultura es un producto sintético donde de ordinario no se distinguen disciplinas, pues ésta es más una tarea de los académicos e intelectuales. Por tanto, los cambios revolucionarios en alguna ciencia eran percibidos por el común de los hombres como ataques a la cultura, contemplada ésta como un bloque unitario. Pero nunca ha habido un divorcio irremediable entre facultades, sino una actualización y un diálogo continuos. Sólo hay que despreciar los fraudes manifiestos, los "saberes" que sólo se explican a sí mismos y que no guardan relación con nada más.

Pero ¿cómo hablar de "eterno conflicto" si el propio Dawkins afirma que hasta Darwin los creyentes tenían el peso de la ciencia a su favor? Esto convierte a tus ilustrados ateos en poco menos que magufos, y no hago más que citar a uno de tus ídolos contemporáneos para llegar a esta conclusión. ¿Deberíamos ridiculizar a d'Holbach, Diderot o Sade y desterrar sus libros del santuario de la sabiduría, puesto que "predican" algo indemostrable, esto es, el ateísmo antes de Darwin? ¿Consiste todo su valor en ser precursores de la "gran idea"? ¿Y si otros, sin ser ateos, compartieron esa misma idea, les resulta transferible dicho valor? ¿O tal vez Dawkins exagera y el darwinismo no es tan determinante a la hora de que el ateo se sienta "intelectualmente satisfecho"? Decide tú.

irichc dijo...

Añado que difícilmente un matemático podrá refutar a un físico, un físico a un teólogo o un teólogo a un químico. Para establecer refutaciones es necesario compartir un mismo lenguaje u objeto de estudio.

El aliado y enemigo tradicional de la teología ha sido la filosofía, que sólo se distingue de aquélla en no admitir la revelación por sí sola ni cuidarse de los mitos más que como metáforas. El pensamiento filosófico, peligroso siempre por su potencial heterodoxia, es sólo un enemigo mortal para el fideísmo que hallamos en el islam y otras religiones escasamente especulativas. Pero ha sido un aliado tradicional del cristianismo a la hora de fortificar sus dogmas, desde la existencia de Dios hasta la formulación de la Trinidad. Sin el influjo platónico el cristianismo es un judaísmo compasivo y mesiánico que debe aceptarse por la fulgurante autoridad que inspira el Maestro profetizado. Con todo, Pablo anima a los cristianos a dar razón de su fe, y Juan identifica a Cristo con el logos universal. Los teólogos se cuidan mucho de distinguir lo que está por encima de la razón (lo infinito, lo sobrenatural, lo misterioso) y lo que opera en su contra (lo absurdo, lo arbitrario, lo inarmónico). Pretender que nuestra razón pueda emitir un juicio definitivo y por tanto eterno sobre qué sea verdad nos obliga a conceder manga ancha a lo verdadero (¡y qué hay más ancho que Dios!) o a suspender el juicio hasta lograr una certeza suficiente, como es costumbre entre los auténticos escépticos.

irichc dijo...

(El ateísmo, como buen 'parvenu', se ha agenciado todos los términos venerables de que ha sido capaz para apilicárselos a sí mismo: humanismo, racionalismo, escepticismo. ¡Qué importa que sean mutuamente contradictorios! ¡Suenan bien!).

Tay dijo...

"Un ser poseído por una creencia y que no buscase comunicársela a otros es un fenómeno extraño a la tierra, donde la obsesión de la salvación vuelve la vida irrespirable. Mirad en torno a vosotros: Por todas partes larvas que predican"

Es la simbiosis parasitaria de los memes, pero no todos los parásitos son iguales. Alguien podría mirar a las bacterias del organismo y pensar que todas son parasitas, porque viven dentro de uno y se reproducen contigo... pero unas te limitan, o incluso te matan en pro de sus "intereses" y otras te permiten alimentarte y desarrollarte... parecen parasitos, pero son simbiontes.

Claro que este argumento se puede utilizar en ambos sentidos :D
Solo tienes que preguntar a una bacteria "de las malas" para tener la visión contraria, y saber por qué ella tiene razón!

Me ha gustado el post, muy bien expuesta tu visión.

Héctor Meda dijo...

"Un humano no debe dañar a otro ser humano o, por medio de la inacción, permitir que otro ser humano sea dañado" y ya tenemos qué es, para mí, ser un ateo minucioso. .

Deberías saber que las criaturas kantianas tan afines como tú a máximas morales acaban confundiendo el mapa con el territorio.

El resto es tratar de convencernos que el escéptico -Pirrón, Montaigne, Ciorán- es naturalista (¿?) que es la metafísica incuestionable que se sigue de la ciencia, lo que implica la visión científica (¿?) y luego una invitación a hacer del naturalismo un programa de consecuencias políticas (¿?)

A mi ya me pasa contigo como lo que dices te pasa con Irichc (que por cierto, ha hecho un gran comentario): hablamos lenguajes diferentes y utilizas taaantas premisas que considero equivocadas que no ha lugar al debate salvo que uno sea proselitista.

Y que conste que digo esto sin acritud, no te estoy tirando de las orejas ;-P supongo que el post es demasiado largo como para debatirlo...

Hugo dijo...

Héctor: "hablamos lenguajes diferentes y utilizas taaantas premisas que considero equivocadas que no ha lugar al debate salvo que uno sea proselitista."

Jeje, tienes razón. Sabias palabras. Seamos prudentes y démonos tiempo.

Tay, ¡simbiosis!, esa es la palabra. Gracias por recordarla.

irichc, gracias de nuevo por tus comentarios. Como dije en el post, intentaré aprender de ellos.

Un saludo.

irichc dijo...

No hay de qué, Hugo. Pese a que evidentemente no estamos de acuerdo, un post trabajado siempre es de agradecer. Sólo que, en mi opinión, algunas de tus ideas están cojas, y es más por un exceso de militancia que por un defecto de inteligencia.

Saludos.

Hugo dijo...

"algunas de tus ideas están cojas, y es más por un exceso de militancia que por un defecto de inteligencia."

Pues no te digo que no.

Hugo dijo...

Bien, supongamos que yo no ando en lo cierto y vosotros sí. Supongamos, pues, que vosotros sabéis más que yo en este asunto, lo cual, por la edad y demás, no le extrañaría a nadie.

Os pregunto: ¿Por qué ocurren, por ejemplo, estas cosas? Y no me digáis que en todos partes cuecen habas. ¿Cuál es para vosotros la raíz del problema? ¿Se puede evitar? ¿Cómo?

Héctor Meda dijo...

Os pregunto: ¿Por qué ocurren, por ejemplo, estas cosas? .

A ver, por alusiones:

¿Qué tendrá que ver el tocino con la velocidad? Por eso básicamente me insatisface tu forma de pensar en estos temas porque tiendes a rebajar una universal discusión metafísica a una costumbrista riña política.

Te respondo porque me lo has pedido pero conste que lo considero una banalidad. A mi juicio, si los curas son tan así es, entre otras cosas claro, y sin haber ni querer hecho un estudio de campo, porque la castidad a la que se ven obligados resulta antinatural y a la postre degeneradora de su psiquis sexual. Es una cuestión que nada tiene que ver con si se cree en un dios trino o en dragones en garaje (el peor experimento mental que he oído en mi vida, dicho sea de paso).

Pero vamos que si estas anécdotas son el tema pues no sé que pensar... Una buena lectura de Borges recomendaría yo en estos días ;-D y menos inquina contra el Vaticano que hay más mundo en la filosofía que el Papa y Sagan :-P

Hugo dijo...

"Te respondo porque me lo has pedido pero conste que lo considero una banalidad."

Oh, entonces gracias por tu paciencia :P

"Es una cuestión que nada tiene que ver con si se cree en un dios trino o en dragones en garaje"

Bien, ya me voy ubicando mejor. Pues yo opino que sí, y no me refiero sólo a los casos de pedofilia, naturalmente. Me refiero a otras muchas cosas, como al polémico DI, a la homofobia, a la intransigencia, al antinaturalismo...

Rebajo la metafísica a la política porque aquélla influye en ésta, y viceversa. Si no, no lo haría.

Gracias por responder.

Héctor Meda dijo...

¿Me quieres explicar de veras qué tiene que ver la creencia en un dios trino con la pedofilia? ¿Es qué acaso crees que los católicos -que también creen en la trinidad no sólo los curas- son más pedófilos que los naturalistas?

NO te escapes, por favor. Mójate.

Rebajo la metafísica a la política porque aquélla influye en ésta, y viceversa. Si no, no lo haría.

Yo más bien tengo otra teoría... en cualquier caso de política sí que no se puede hacer ciencia o ¿es que tú sabes cómo? ¿es más científica la izquierda que la derecha?

Créeme, yo puedo creer en el crucifijo y juzgar que no es necesario imponerlo en las aulas y prueba de ello es Red Liberal en donde los ancaps, la mayoría católicos.

Hugo dijo...

"¿Me quieres explicar de veras qué tiene que ver la creencia en un dios trino con la pedofilia? ¿Es qué acaso crees que los católicos [...] son más pedófilos que los naturalistas?"

Jaja, no desbarremos. Olvida la pedofilia. Reformulo tu pregunta, con permiso. ¿Qué tiene que ver creer en lo sobrenatural con la eutanasia, con el aborto, con la homosexualidad, con las células madre, con el maltrato animal, con la misoginia, en fin, con la política? Nada, eso mismo digo yo. ¡Pero eso no es lo que pasa!

"yo puedo creer en el crucifijo y juzgar que no es necesario imponerlo en las aulas"

Ah, bueno, porque tú sabes separar una cosa de la otra, pero claro, hay mucha gente que no sabe. Y detrás de esa gente está... ¡bingo!, el Vaticano. Una organización de analfabetos morales. Que creen y hacen creer a la gente unas cosas muy curiosas, basadas en una metafísica también muy curiosa.

Hugo dijo...

Para apoyar lo que digo voy a rescatar la opinión de Savater, espero que esto no se interprete como un argumento de autoridad:

"La tolerancia es un valor básico de nuestras democracias, en cuanto se refiere a actitudes vitales y a interpretaciones simbólicas de nuestra experiencia. No suele haber tolerancia, en cambio, sobre las cuestiones de hecho presentadas sin base científica o desde presupuestos comprobadamente falsos. Las religiones tienen una dimensión poética y simbólica no sólo tolerable sino hasta enriquecedora de nuestra interpretación vital, pero casi siempre pretenden presentarse también como explicaciones de los hechos en competencia con la de los científicos. Puede cuestionarse si debe haber plena tolerancia para este segundo uso de la ideología religiosa."

Héctor Meda dijo...

Lo de Savater es un conspirnoico panfleto, ¿es que acaso conoces defensas, por coger un tema polémico, del aborto en base a que hay algo tan sobrenatural como el alma?

Etc.

Por lo demás, para una andanada política no hace falta tantas alforjas metafísicas. No sé si has leído mis anotaciones sobre la película Ágora (I, II), allí yo mismo hago notar también la peligrosa existencia de instituciones religiosas cuando de las instituciones políticas cerca están pero para esa crítica no necesité arsenal epistemológico, no digamos ya metafísico.

Con tu proceder, con tu defensa del escepticismo, acusación de supersticioso a quien no naturalista, no sólo atacas por igual a católicos políticamente beligerantes y católicos laicistas sino a católicos y religiosos en general lo cual, estratégicamente hablando incluso, un error y eso por no hablar de considerar que el conservador católico, en su postura con la eutanasia, con el aborto, con la homosexualidad, con las células madre, con el maltrato animal, con la misoginia, en fin, con la política yerra aún no teniendo en tu mano una moral científica que dicte apodíctimante y sin error qué proposiciones morales son legítimas.

Manu dijo...

Gracias por enlazarme en tu post Hugo.

Un abrazo a los/as escépticos/as.

Manu dijo...

"Y el hombre, en su orgullo, creo a dios a su imagen y semejanza."

Friedrich Nietzsche

Hugo dijo...

"Por lo demás, para una andanada política no hace falta tantas alforjas metafísicas."

Touché :D

"... no sólo atacas por igual a católicos políticamente beligerantes y católicos laicistas sino a católicos y religiosos en general"

Si eso he hecho, no era mi intención.

¡Manu!, de nada hombre, que es Navidad :P

Héctor Meda dijo...

Si eso he hecho, no era mi intención.

Cuidado, no he dicho que me haya sentido ofendido o que haya lugar para la ofensa sino que para la beligerancia anti-laicista puedes encontrar aliados incluso entre católicos ya no digamos religiosos en general.

Saludos (al menos tenemos ideas en común, ¿no?)

Hugo dijo...

"al menos tenemos ideas en común, ¿no?"

Oh, sí, y es un alivio, créeme :D

El Replicador de Sueños dijo...

Hugo, muy buen post, por cierto nosotros anduvimos con problemas técnicos y no nos pudimos sumar con el día del escepticismo, ya veremos que parimos para estas navidades...

Respecto al debate, realmente no quiero ser simplista adjudicando personajes a cada uno, pero lo que veo es que hay alguna gente como Hector, notablemente muy pensante, pero que, a mi humilde ojo, los veo como volando trincheras a cañonazos, donde no debería haber una guerra, metafórica, pero guerra al fin. Veo como se desmorona el debate original y cae por filtros que, no quiero decir que no vienen al caso, pero si que zanjan dramáticamente hondo. Demasiado. Muchos detractores del escepticismo, (o mas bien detractores de la manera en que hacemos propio el escepticismo) quizá no se, creen que simplificamos demasiado nuestro pensar por gusto, por conveniencia, que hacemos no otra cosa que una nueva religión por poseer verdades inamovibles, cuando justo decimos lo contrario. Creo que mucha gente (y hablo de cantidades enormes y por lo tanto, promedialmente, menos sofisticadas a la hora de filosofar) está necesitando ese paso hacia la duda, hacia no tragarse cualquier cosa, o dejar de recibir verdades por autoridad. Yo puedo admirar a Dawkins y "creerme" cualquier cosa que me diga y me resulte convincente, pero si aparece alguien con algo mejor, oiré que tiene que decir y decidiré, pero no en pos de mi felicidad, o de mi miedo, si no en buscando aquella verdad que tan bastardeada está por tanta pseudofilosofía de Coelho. ¿Se entiende? Se trata sólo de que la gente no sea tan fácilmente engañada, nada más. No podemos ponernos a discutir el detalle de cuan inexacto es comparar un ateo con un ilustrado, porque cuando la ilustración, el ateísmo tiene otra posición en la historia, muchas cosas son diferentes y a veces no podemos concebir ciertas ideas y contradicciones pasadas, porque estamos acostumbrados a hablar con el diario de ayer sobre la mesa. Si con el escepticismo buscamos intentar bajar a los ultravioletas de la nube, ¿es necesario que en todo post que se intente ser un poco mas sensato, o se nombre a Dawkins, a Dennett o a Sagan, o al escepticismo como modo de pensar y consecuentemente de actuar, surjan los infrarrojos, diciéndonos que los escépticos no hacemos mas que discutir con espantapájaros, creyendo que todo quien nos contradiga no es muy distinto a un loco fundamentalista? Sabemos que no es así, o por lo menos yo lo se, pero no por eso voy a dejar de no entender ese fervor por rebatir todo cuanto, a líneas generales, sume.
Es dificil hablar el mismo idioma cuando alguien tiene un concepto de la existencia de algo irreal, como algo, no sólo posible, si no algo factible. Y con irreal no me refiero a que Hector reza todas las noches. Se entiende. Quiero concluir repitiendo la idea sobre lo innecesario de ciertos debates, pero que no se me malinterprete, soy muy consciente de que es mas constructivo este que aquellos con esos espantapájaos de Dawkins, lo que no estoy tan seguro es si, en este momento de la historia humana y teniendo en cuenta la media mundial, es mas necesario este que aquél otro.

Saludos y buen año para todos!

Facundo

Hugo dijo...

¡Facundo!, feliz año para ti también :D

Estoy muy de acuerdo en lo que dices. Has expresado con palabras lo que pienso.

A finales de verano yo decía algo parecido (respeto los enlaces originales):

"Como le dije una vez a Siesp a propósito de su post, para mí el mundillo de la divulgación y del conocimiento en general es, digamos, una escalera de infinitos peldaños.

Como aprendices del todo, primero empezamos por el peldaño más cercano, el menos complicado (para lo cual necesitamos maestros, divulgadores que simplifiquen su discurso, aun a riesgo de presentarnos una imagen sesgada de la realidad). Después, sólo es cuestión de seguir subiendo paso a paso por ella hasta donde creamos oportuno, claro, todo depende de la necesidad de saber de cada uno.

Desde una posición cada vez más alta posiblemente veamos los fallos que, consciente o inconscientemente, cometieron nuestros primeros maestros; pero el aprecio que sentiremos por ellos será mayor si cabe que el sentido por nuestros maestros de ahora, pues, sin olvidar lo malo, destacaremos lo bueno."

Saludos.

Radagast dijo...

Tarde, como siempre, aunque tenga mis razones (detalladas en mi blog), tb me sumo a la propuesta en mi barra lateral.

Como nota al pie: tus trolls cada vez tienen más caché, Hugo. Y es más: son capaces de petarte el blog con comentarios tan pedantes que cada vez me río más.
Este blog está pasando de ser una bitácora de pensamientos críticos a un desfile de payasos.

Que no me quejo, ¿eh?

Hugo dijo...

"Que no me quejo, ¿eh?"

Lo sé, lo sé. ¿A quién no le gustan los payasos? Bueno, espera, ¡a mí no! :P

Un saludo, Rad.

PD. Muy trabajado tu último post, por cierto. Me tienes que decir dónde has aprendido inglés. Yo traduzco un párrafo y ya estoy pidiendo la hora.

Radagast dijo...

Vaya, gracias por hacer que me dé cuenta de algo: la traducción no es mía, sino de una persona que estuvo allí.

Voy a editarlo en mi entrada, que no es correcto anarrosear sin avisarlo.

Hugo dijo...

Ah, jeje, pues me alegra haber sido de utilidad :P