16 de diciembre de 2009

A propósito de Copenhague

No hay ninguna compañía industrial en la Tierra, ninguna institución de ningún tipo, ni la mía, ni las vuestras, ni ninguna que sea sostenible. Me declaro culpable por mí mismo, no por nadie más, como saqueador de la Tierra, pero no según la perspectiva de nuestra civilización. Según esa perspectiva, soy el capitán de la industria. A los ojos de muchos soy un héroe moderno. Pero la verdad es que la primera revolución industrial es defectuosa, no está funcionando, es insostenible. Ese es el error. Y tenemos que cambiar hacia otra, ¡y mejor!, revolución industrial. Y esta vez hacerla bien.
Ray Anderon, La Corporación (2003), minuto 07:10.
Los movimientos empiezan con la gente, no con los gobiernos. Y cuando el movimiento está en marcha los gobiernos responden. El Black power, las mujeres, el movimiento contra Vietnam, no empezaron en los pasillos de Washington. Los gobiernos llevan años intentando definir Kioto mientras las empresas desarrollan la tecnología; mientras los Estados debaten sobre la reducción de emisiones, hay gente que quiere un estilo de vida más ecológico.
Arnold Schwarzenegger, goberneitor de California. Ayer mismo.

Para saber más:
- Última hora sobre el cambio climático en El País.
- Entrevista: Jeremy Rifkin, economista i divulgador de la tercera revolució industrial en frc REVISTA DE DEBAT POLÍTIC.
- Más sobre Ray Anderson en TED.
- Más sobre desarrollo sostenible en TED.

12 comentarios:

Tay dijo...

Oye grandes palabras las del Chuarche, sí señor!

Se ve que eso de venir del futuro* le ha dado buena visión de... de eso... del futuro.


* Para matar a Shara Connor
Un saludo

Hugo dijo...

Jeje. ¿Sabes cómo terminó su charla y se despidió? Dijo: "Volveré" :P

Tay dijo...

Jejeje que malo, un "Hasta la vista baby" también le habría valido :D

Siesp... dijo...

Ray Anderson define muy bien el problema. Los inventos, los descubrimientos, se producen cuando se producen, no se pueden planificar. La revolución industrial se produjo por una cadena de inventos (y produjo otros) de manera exponencial hasta nuestros días. Quizá, comoe esos inventos no pueden ser previsibles, al menos podríamos obligar a que la investigación y desarrollo se acentúe (con presupuestos y políticas dirigidas) en las ramas de la tecnología que puedan reconducir la situación de "saqueo" del planeta a la que hace referencia Anderson.

Y esto enlaza con las palabras de Arnold Schwarzenegger, gobernador republicano en un estado demócrata, pero que tiene una visión muy progresista en estas palabras (su mujer es un alto cargo del partido contrario al suyo y, sus políticas son atrevidas, aprobando el matrimonio entre homosexuales en su estado aunque luego un tribunal lo tirase abajo, por ejemplo).
El caso es que lleva razón en que los movimientos empiezan con las personas. Y el fallo, no de su razonamiento, sino de la situación es, a mi juicio, que no acaba en las personas. Finaliza en una vorágine de intereses político-económicos a gran escala en exclusiva.
No sé si se me ha entendio. Pero es que igual no lo he interpretado bien.
Saludos.

PD.- En el último comentario de Iván pone un enlace que yo te he dedicado, jejeje. Mira ese vídeo.

Delora Delarmi dijo...

Se me olvidaba hablar de Copenhague. Una frase que gritaban los manifestantes es "No cambien el clima, cambien el sistema". Gran razón.

Es frustrante para la humanidad comprobar que estas reuniones no conducen a nada. Y como los políticos, en general, no son demasiado listos, lo único que consiguen es avivar el movimiento antiglobalización y los movimientos ecologistas. Lo que pasa es que las acciones de los gobiernos siempre se producen a posteriori. Después de las crisis, después de los desastres. Nunca se hace nada para prevenir. Bueno, sí. Se producen gerras "preventivas". ¡Perversión de mundo!.

Ergo, hasta que el planeta no nos pegue una bofetada que haga tambalear a algún "grande" no se hará nada. De momento, dios sólo inunda países tercermundistas (Bangladesh y otros). Pero todo se andará, desgraciadamente.

Saludos.

Hugo dijo...

Aquí una web muy crítica con la cumbre de Copenhague, el cambio climático y los ecofascistas, como llaman ellos a los que, como Blair, dicen cosas como estas: "El mundo debe tomar acciones contra el cambio climático incluso si la ciencia no es correcta". Desafortunadas palabras.

Un placer leerte. No me detengo porque tengo lista una peli, Atmósfera Cero, y antes tengo que ver un vídeo que me han dedicado :P

¡Un saludo!

Corfu dijo...

Hola a todos

Hacía tiempo que no me pasaba por aquí y por eso escribo en este tema que acabo de leer... lo ocurrido en la Cumbre personalmente creo que era de esperar desde los primeros momentos pues está claro que cada uno ha ido con sus intereses y cuando priman éstos es difícil llegar al consenso esperado...

Saludos Hugo y a ver si te animas y participas en el concurso de mi blog!

Hugo dijo...

¿He oído concurso? ¡Voy para allá! :D

Lo de Copenhague... el consenso nunca es tarea fácil.

Corfu dijo...

si, concurso asi que animate jeje

y lo de la Cumbre de por sí es difícil pero hay tantos intereses que se cruzan creo yo...

Corfu dijo...

ya te he resuelto tu problema xddd

Radagast dijo...

¿Consenso fácil? Imposible, diría yo, o al menos hasta que el desastre nos llegue hasta la cocina.

Hugo dijo...

¡Seamos optimistas, que no ingenuos! :D