21 de enero de 2010

Los psicólogos y el cambio climático

We must look at the reasons people are not acting in order to understand how to get people to act.
Janet Swim et al., Psychology and Global Climate Change.

Este post es, digamos, la continuación de aquel otro. Si os defendéis con el inglés vais a disfrutar como enanos con el PDF de aquí arriba.

De todos modos, aquí va un adelanto. "¿Cuáles son las barreras psicológicas que entorpecen la acción contra el cambio climático?", se preguntan en la página 123. Pues bien, estas son algunas de ellas:
- La ignorancia.
- La incertidumbre.
- La desconfianza: tendemos a desconfiar de los consejos y políticas que parecen amenazar nuestra libertad.
- La negación: si se dan las tres anteriores no es difícil llegar, a continuación, al negacionismo.
- Los malos hábitos.
- El problema de la acción colectiva.
- Etc.
Es evidente que los psicólogos tienen mucho que decir aquí, pero si os habéis fijado en el último enlace, veréis que los sociólogos y el resto de científicos sociales tampoco se quedan atrás. También ellos están dándole vueltas al asunto. Creo que este texto muestra un poco esto que digo:
(...) la sociología del cambio constituye una de las áreas transversales críticas de la ciencia social de hoy y del mañana. En un momento en el que, más que nunca el cambio es permanente en todos los terrenos de actividad, y la velocidad de los mismos se incrementa, la sociología tiene una gran oportunidad de contribuir a identificar estos procesos, analizar las resistencias psicológicas y culturales que todo cambio genera, y proponer alternativas de futuro.

En la medida en que se es capaz de prevenir la evolución de los hechos, disminuyen las resistencias negativas a que estos se produzcan, y en tanto en cuanto hacemos valer los efectos positivos (por ejemplo, mejora económica), propiciamos el deseo de que ocurra el cambio.

Aquí se unen de nuevo psicología y sociología y, con un enfoque complementario, permiten el éxito del proceso cuando las ventajas sociales superan las dificultades individuales.

Es decir, todos estamos dispuestos a cambiar si salimos beneficiados con ello, y esto ocurre cuando identificamos esas dificultades y ventajas, y somos capaces de impulsar a la persona hacia las ventajas dándole soporte con las aptitudes necesarias para superar las deficiencias técnicas, pero también incidiendo positivamente en el apoyo emocional -actitudes- para vencer sus propias barreras personales.

Manejando adecuadamente esta dualidad de actitudes y aptitudes desaparecen las resistencias y frenos que a priori se producen en el ser humano ante lo nuevo.


Pilar Gómez Acebo, Psicología y sociología: un debate dialéctico, una interacción necesaria.*
(*) Leído en Mª Jesús Álava Reyes, La psicología que nos ayuda a vivir, La Esfera de los Libros, Madrid, 2007, pp. 953-954.

Muy relacionado y recomendable:
- El caso Climategate en Ecos del futuro.

7 comentarios:

Bayo dijo...

Hola Hugo:

Interesante entrada. Me parece que puede complementarse con una que publiqué hace muy poco. Ojalá puedas leerla: Los seres humanos están perturbando el ciclo a largo plazo del carbono (es un extracto del libro Una breve historia de casi todo, de Bill Bryson).

Saludos.

Bayo

Hugo dijo...

Gran libro. Aprendí mucho con él. Aunque... he olvidado muchas cosas. Me gustaría volverlo a leer :D

Gracias por el enlace. Muy pertinente.

Un saludo, Bayo.

Jimmy dijo...

Yo lo tengo claro.
La ignorancia y la incertidumbre están provocadas por que, quien tiene el poder de frenar el cambio climático, no le ha visto de cerca las orejas al lobo. Por eso profesa una falsa ignorancia y sigue teniendo la incertidumbre de que el cambio climático exista.
Esto provoca una desconfianza y una negación a todo lo que huela a cambio climático y hasta que no haya una certidumbre irrefutable, no habrá una acción colectiva decente.
En resumen: Que hay mucha pasta en juego y todo el mundo quiere que se la gaste el de al lado.

Hugo dijo...

"En resumen: Que hay mucha pasta en juego y todo el mundo quiere que se la gaste el de al lado."

Exacto :D

Y luego no falta quien dice que deberíamos priorizar. La verdad es que la tesis de Lomborg es interesante. Es esta: dados dos problemas muy gordos que debes resolver, ¿en cuál te gastarías más dinero?

Un saludo, Jimmy.

Siesp... dijo...

En uno de los párrafos se menciona "En un momento en el que, más que nunca el cambio es permanente en todos los terrenos de actividad..."

La clave radica en la facilidad de adaptación del ser humano a los cambios. Durante toda la historia de la humanidad se han producido cambios y nos hemos amoldado a los mismos. La evolución cerebral avanzaba a una velocidad superior a la tecnológica. Pero hoy ya no es así. De manera que los cambios nos desbordan.

Añadamos que, hasta ahora, se trataba de cambios directamente relacionados con nuestro "modus vivendi" y antes o después, por selección, permanecían los que nos hacían más cómoda nuestra vida y abandonábamos los más trabajosos e inútiles. ¿Qué ocurre hoy en día?

Básicamente lo mismo pero con dos factores nuevos en la ecuación de la vida: La velocidad de nuestra tecnología (acabaríamos por amoldarnos a ella) y, lo más importante, ya no somos nosotros los dueños del "terreno de juego" (de la Tierra). La Naturaleza de ha rebelado contra nosotros. Y, como eso no había sucedido nunca, antes de aplicarnos a la Solución, lanzamos cortinas de humo para evitar adoptar las medidas que frenen nuestro avance, entendiendo malamente el avance como la consecución de bienestar a toda costa, aunque ese "a toda costa" nos cueste, precisamente, ese bienestar.

Por eso fracasan las "cumbres sobre el clima", porque la sociedad en general no está preparada para adoptar las medidas necesarias que a nivel individual podemos tener más o menos claro. Pero si queremos conservar un alto porcentaje de bienestar hemos de sacrificar otro porcentaje. ¿Quién lo asume?

Ahí tienen trabajo los sociólogos, psicólogos, científicos, y medios de comunicación. Si no concienciamos a la sociedad nosotros, lo hará la madre Naturaleza.

Y siempre es interesante recordar un hecho cierto: El coeficiente intelectual de una muchedumbre es muy inferior al de cada uno de sus componentes". Con verdades como ésta, el trabajo va a ser mucho más duro.

¿Me he pasado? :D

Juan Carlos Alonso dijo...

Muy buen post Hugo
Yo diría que la ignorancia con respecto a este tema hoy es comparable con la creencia religiosa...Tira más la costumbre y la tradición que las evidencias.
Donde las masas consumistas (independientemente de su nivel cultural y social) actuan como fieles,las grandes petroleras como la iglesia y los políticos como...los politicos.
Para quienes no la hayan visto les dejo esta Imprescindible conferencia de Jared Diamond y mi humilde propuesta de un cambio de "slogan"


http://elreplicadordesuenos.blogspot.com/2009/08/sobre-los-motivos-del-colapso-de-las.html

saludos

Hugo dijo...

Siesp: plas, plas y plas (son aplausos, jeje). Te va a gustar el vídeo que nos trae Juan Carlos.

"El coeficiente intelectual de una muchedumbre es muy inferior al de cada uno de sus componentes. Con verdades como ésta, el trabajo va a ser mucho más duro."

Muchísimo más complicado, tienes razón. Pero sé que los retos te chiflan :D

Juan Carlos, la conferencia es muy buena. Si alguien quiera verla pero va con un poco de prisa, creo que puede irse directamente al minuto 11, donde está lo gordo :P

Dos saludos.