23 de enero de 2010

A propósito de Vic

¿Será la inmigración una de las grandes víctimas de la actual crisis económica? Es legítimo hacerse esta pregunta cuando observamos que, en casi todos los países de inmigración, se producen ataques cada vez más abiertos contra los logros de esos últimos años en materia de derecho de residencia y de integración.

(...) lo más grave son las consecuencias de esta crisis sobre las políticas de integración puestas en marcha en estos últimos años. Los recursos disminuyen en todas partes, como, por lo demás, los que se dedican a la ayuda al desarrollo. En España esta disminución del presupuesto asciende en 2009 al 30% del presupuesto repartido entre las distintas comunidades autónomas y municipios. (...) La crisis alimenta también la competitividad entre trabajadores inmigrantes y nacionales, y favorece ya la retórica de la culpabilización de los inmigrantes. En Italia, la extrema derecha de tendencia fascista, aliada del Gobierno de Berlusconi, utiliza el racismo para aterrorizar a los extranjeros. (...) Hoy día no resulta agradable ser extranjero e inmigrante en Europa.
Sami Naïr, La crisis y los inmigrantes, El País, abril del 2009.

12 comentarios:

Raven dijo...

"Hoy día no resulta agradable ser extranjero e inmigrante en Europa."

Me hace gracia cuando dicen cosas así... y me pregunto, ¿acaso es más fácil ser extranjero e inmigrante en Argelia o cualquier otro país africano del que salgan inmigrantes? ¿Son mejor tratados los europeos en esos países que ellos en europa? Una de las cosas que no tolero en ningún ámbito de mi vida es que alguien pida sin dar.

Europa está acomplejada y la verdad no termino de entender la razón.

Anónimo dijo...

Es engorroso admitirlo, pero una suba de la oferta rebaja los precios.

Siesp... dijo...

No creo que ande por ahí la clave del tema. Muchas políticas de inmigración se adoptan a base de disposiciones legales en el Boletín Oficial del Estado (de todos los estados), pero lo que no contemplan los políticos es que la gente con necesidades básicas en los países del tercer mundo no suele leer el BOE. Únicamente entienden del clima para cruzar el mar y apuntarse a las colas de los Burguer Kings los fines de semana tras 5 días cogiendo fresas.

La sociedad provinciana considera su territorio como exclusivo, y nos hemos acostumbrado a ver como delincuente al inmigrante que vaga por la calle sin trabajo, y como "señor" al constructor que te hace dar 4 millones de pesetas en dinero negro antes de comprar tu vivienda. Además, acudimos a manifestaciones contra la inmigración en la cabeza de la pancarta y luego regresamos a nuestros invernaderos a pesar la verdura que unos inmigrantes ilegales a los que explotamos nos recogen.

A todo esto añadamos la sinvergonzonería de Rajoy estos días (1) y ya tenemos el caldo de cultivo para que las tripas superen al cerebro.

(1) Ofrece lo que no puede dar puesto que la asistencia y la escuela sin registro implica no obtener el certificado de empadronamiento y, consecuentemente, la expulsión del país. Todo, además de criticar la disposición legal que él impuso.

Insisto, no pretendo convertir mi comentario en un debate político, sino de seres humanos que se vieron perjudicados por el mismo accidente por el que nosotros nos vimos beneficiados: el de nacimiento.

Tay dijo...

"Insisto, no pretendo convertir mi comentario en un debate político, sino de seres humanos que se vieron perjudicados por el mismo accidente por el que nosotros nos vimos beneficiados: el de nacimiento"

Totalmente de acuerdo con tu mensaje Siespierre. Aunque en mi opinión ningún partido político es completamente sincero a la hora de hablar del beneficio economico que supone para un pais la inmigración.

Un saludo!

Hugo dijo...

Raven: "Una de las cosas que no tolero en ningún ámbito de mi vida es que alguien pida sin dar."

Oye, si esa filosofía te funciona, yo que me alegro. Pero un Estado no puede hacer eso.

Siesp, Tay: coincido, naturalmente.

Asimov tenía razón, "la pared que dice: «Bienvenido forastero» jamás ha sido construida" :P

Anónimo dijo...

http://www.lorem-ipsum.es/publicaciones/articulo.php?art=43

Léanlo, anden, y dejen los sentimentalismos internacionalista-progresitas y del "qué güenos somos" para otra ocasión.

Raven dijo...

Hugo:

Ya pero yo no hablo de estado, ni de bien ni de mal. Hablo del texto que has puesto y de lo que dice el firmante. La crítica sin auto-crítica lleva a eso que ha escrito.

Hugo dijo...

Antes decías: "¿Son mejor tratados los europeos en esos países que ellos en europa?"

Si tuviéramos que fiarnos de ese argumento, deberíamos tratar a los homosexuales iraníes que estén en nuestro país tal y como tratarían ellos a los homosexuales españoles en el suyo: ahorcándolos :P

Raven dijo...

Hugo: No hablo de un talion global, lo que quiero decir es, que si ese señor es tan rápido en decir que los europeos somos tan terribles, y que los inmigrantes son tratados tan mal aquí... Tendría que decir algo como "pero en mi país son tratados mucho mejor"

Supongo que es algo comparativo. Aquí los tratamos mal comparado con...(ya me diréis con que, pues no conozco país en el cual se trate mejor a los extranjeros. Y donde se les trate peor conozco unos cuantos.

Respecto a lo que dices más bien sería algo del tipo "Inmigrante homosexual iraní se manifiesta por lo pocos programas de televisión dedicados a gays que hay en la TVE" Suena quizás estúpido, va al asunto, personas que gozan de más libertad, más derechos y que en lugar de proponer, ayudar, colaborar, o incluso dar gracias. Se dedican a criticar, a insultar, y a esas cosas que se hacen para salir en la tele y en los periódicos.

A nadie se le obliga a estar a aquí, y por supuesto que tienen todo el derecho a quejarse y patalear. Pero el mismo derecho tengo yo a verlos como hipócritas.

Y repito toda esta crítica va para los señores que se dedican a decir que malísimos somos, pero nunca reconocen lo bueno que tenemos. En ningún momento he defendido el tema de Vic

Hugo dijo...

"lo que quiero decir es, que si ese señor es tan rápido en decir que los europeos somos tan terribles, y que los inmigrantes son tratados tan mal aquí..."

Me parece que has leído a otro señor. El bueno de Sami no ha dicho esas cosas :P

"Y repito toda esta crítica va para los señores que se dedican a decir que malísimos somos, pero nunca reconocen lo bueno que tenemos. En ningún momento he defendido el tema de Vic"

Bueno, si para criticar lo malo que tenemos tuviéramos que recordar siempre todo lo bueno que tenemos, los periódicos serían mensuales, porque no habría quien leyera unos artículos tan "auto-críticos" en menos tiempo :P

Un saludo, Raven. Ha quedado clara tu crítica.

Alfonso dijo...

Como inmigrante (a pesar de ser estudiante, pero inmigrante al fin) me gustaria decir dos cosas respecto a los comentarios de Raven:

Primero, es verdad que nadie obliga a otra persona a estar en otro pais (en circunstancias normales). Tal vez puede ser que las circunstancias obliguen a una persona a dejar a todos sus seres queridos en otro pais con la idea de tener mejores ingresos...y al final un mejor nivel de vida de los suyos en su pais de origen. Suena simple al leerlo, pero la realidad es diferente.

Segundo, no puedo saber como tratan a los extranjeros en Argelia o en Iran, pero si te puedo decir como tratan a los extranjeros (en general, y mas si eres americano o europeo) en Latinoamerica; y sin animo de crispar a nadie, creo que el trato es mucho mas amable y son mucho mejor recibidos que los inmigrantes a Europa (o EEUU). Claro que las situaciones por las que viajan unos y otros casi siempre son distintas, unos vienen a buscarse la vida, los otros van de vacaciones, pero.....tal vez esto pueda ser un ejemplo acerca del "dar sin recibir".

Escribir es facil....la realidad simplemente diferente

Hugo dijo...

Gracias por tu comentario, Alfonso. Tu opinión, en este caso, tal vez sea más valiosa que la mía :D

Un saludo.