18 de febrero de 2010

Darwinizar lo darwinizable

Hace unos años, en la revista Mètode, le preguntaban a Daniel C. Dennett cómo veía él "el futuro de las relaciones entre la biología y las ciencias sociales". Esto es lo que respondía:
La verdad es que no lo sé, pero creo que va a ser muy complicado,... por una parte vemos una disciplina joven de economía evolutiva, vemos aproximaciones evolutivas a la teoría política, a la historia, a la psicología, ... No se puede decir que no haya personas que estén empezando a darwinizar sus disciplinas. Las hay y están haciendo un trabajo muy interesante, pero también hay una larga historia de profunda antipatía, de escepticismo, y esto en algunos casos parece estar recrudeciéndose. En el campo de la antropología es un verdadero escándalo. Los antropólogos físicos son evolucionistas y los antropólogos culturales ven cualquier consideración de evolución como la más terrible de las herejías y parece que no hay cura para ello. La única cura posible consiste en esperar a que esos antropólogos sociales, esos antropólogos culturales y sus estudiantes se jubilen y sean reemplazados por subespecies mejores.

3 comentarios:

Juan Carlos Alonso dijo...

y yo creo que de a poco eso se va a ir decantando.Crreo que en los 50 últimos años,de hecho,se ha avanzado y mucho en ese aspecto.Falta mucho, pero bueno,se va encaminando..
Si tenés 2 minutos Hugo leete(si es que no la has hecho ya) esta breve extraccion de Dennett que es bastante interesante

http://elreplicadordesuenos.blogspot.com/2010/02/adarme-divulgacion-juan-carlos-alonso.html

saludos!!
Juan carlos

Siesp... dijo...

Cuando ponemos una disciplina bajo el microscopio, no importan los ojos que la miren. El microscopio ofrece unos únicos resultados, luego ya vendrá quien los interprete según su criterio o interés subjetivo.

Lo evidente es que la Ciencia (con mayúscula) ofrece una metodología para el estudio aséptico de cualquier tipo de dato mensurable que obtengamos de nuestra realidad. Ofrece unos raíles por los que circula la investigación. Lo que sucede es que no es lo mismo estudiar Antropología en una universidad católica que hacerlo en una pública. El sesgo educacional puede ser demasiado relevante, de ahí que Dennett se asombre por el enfrentamiento.

Lo que ya no tengo tan claro es la denominación de "subespecie". Siempre la empleo en mi blog en tono peyorativo y resulta que mi admirado Dennett me ha enseñado a darle una interpretación "supra" al prefijo "sub". Jeje. No me acostaré sin aprender nada nuevo.

Un abrazo.

PD.- Ya conoces mi opinión sobre la falaz división entre ciencias sociales y naturales. Sólo hay una Ciencia y lo demás son ramas. Puede que el comportamiento humano no se pueda someter al microscopio, pero podemos "medirlo" con otras herramientas. Al final, con metodología común, podemos estudiar todos los órdenes de la vida. Otro caso será la interpretación subjetiva.

Hugo dijo...

Juan Carlos, le tengo ganas a Dennett. ¡Todavía no he leído ningún libro suyo! Muchas gracias por el enlace. Creo que ya sé por qué libro voy a empezar :P

Siesp, completísimamente de acuerdo. No dentro de mucho publicaré un post sobre esto mismo. Tan breve como este.

Saludos.