10 de febrero de 2010

Si la Iglesia hubiera...

Valla no tenía nada contra la Iglesia, simplemente sabía más griego que Jerónimo y señaló algunos errores que había cometido Jerónimo al traducir el Nuevo Testamento. Si la Iglesia hubiera aceptado que la Vulgata de Jerónimo era un producto humano, y por tanto susceptible de ser mejorado, en lugar de ser la palabra de Dios, tal vez toda la historia de Occidente habría sido distinta. (…) Si la Iglesia en su totalidad hubiera sido capaz de reconocer que sus enseñanzas y todo su sistema de creencias se basaba en textos, y que esos textos eran susceptibles, por un lado, de corrupción por parte de escribas y gente así, y, por otro lado, de fallos de traducción, porque la traducción siempre es un proceso imperfecto, y si la Iglesia hubiera sido también capaz de admitir que la interpretación textual es un asunto complejo, en lugar de arrogarse el monopolio de la interpretación, entonces hoy no estaríamos teniendo esta conversación.
J.M. Coetzee, Elizabeth Costello, Random House Mondadori, Barcelona, 2004, pp. 136-137.

4 comentarios:

Siesp... dijo...

Entre la retahíla de papas que se han sucedido en la cúpula de la secta católica (unos medio normales y otros verdaderos delincuentes), ¿y si apareciera uno honrado, uno solo que, aprovechando su infalibilidad, anunciara al mundo que la religión es un fraude?

Son demasiados condicionales, muchos "y si...", que se cierran en una infernal soflama: "Yo (la secta católica) siempre llevo razón y, en caso de no tenerla, seré Yo (de nuevo la secta) quien señale al portador de esa razón"

La conclusión es evidente, que diría nuestro embajador en Sayshell.

Saludos :P

Hugo dijo...

Por ser el primer comentarista de este post, te voy a obsequiar con otro fragmento de Elizabeth Costello :D

Elizabeth a su hermana Blanche, que es misionera:

¿Por qué un Cristo agonizando entre contorsiones en lugar de un Cristo vivo? Un hombre en la flor de la vida, de treinta y pocos años. ¿Qué tienes contra mostrarlo vivo, en toda la belleza de su vida? Y ya que hablamos de esto, ¿qué tienes contra los griegos? Los griegos nunca habrían hecho estatuas y pinturas de un hombre en plenos estertores, deformado, feo, y luego se habrían arrodillado ante esas estatuas y las habrían adorado. (...) Tendrías que saber, no puedes haberlo olvidado, que las representaciones de Jesucristo agonizante son una idiosincrasia de la Iglesia occidental. No se las conocía en Constantinopla. La Iglesia oriental las habría considerado indecentes, y con razón. Francamente, Blanche, hay algo en toda esa tradición de la crucifixión que me parece mezquino, reaccionario y medieval en el peor sentido: monjes sucios, sacerdotes incultos y campesinos acobardados. ¿Qué te propones al reproducir en África la etapa más sórdida y estancada de la historia de Europa?

J.M. Coetzee, Elizabeth Costello, Random House Mondadori, Barcelona, 2004, pp. 146-147.

Un abrazo, Siesp.

Siesp... dijo...

Gracias por el regalo. Me ha gustado. Apoya lo que siempre sostuve: Las misiones no se realizan "gratis", se intenta sacar de su "retraso alimentario" a ciertos grupos humanos para "secuestrar" su voluntad o sumirlos en el retraso intelectual.

Sé que soy radical al calificar ese hecho así, pero en estos casos no uso circunloquios. Cuando algo es negro palpable y evidente, no le doy ni una concesión a la escala de grises, jejeje. Con resignación cristiana, lo perdono todo... ¡menos a los jerarcas de las religiones!.

Otro abrazo.

Hugo dijo...

Defender todavía hoy el catolicismo con el argumento de que "en todos sitios cuecen habas", pero que hay un "catolicismo ideal" (¡lo mismo creen los comunistas con el comunismo!) que aún no hemos llevado a la práctica, es no haber aprendido nada.

Hace poco una persona muy cercana a mí me mandó por correo la siguiente cita de G.B. Shaw:

"El Cristianismo podría ser bueno, si alguien intentara practicarlo."

Esta fue mi respuesta:

"El cristianismo tiene cosas buenas ("ama a tu prójimo como a ti mismo", "no andes jodiendo si no quieres que te jodan", etc.), pero, en conjunto, cojea y mucho. Por eso yo apuesto por un humanismo secular: libre en la medida de lo posible de prejuicios perjudiciales.

Shaw me cae bien. Era vegetariano, y dijo cosas muy pero que muy interesantes, pero creo que en esa se equivocó. El cristianismo, el judaísmo y el islam, por ejemplo, tienen un problema de base. Tratar de construir un cristianismo mejor, o tratar de buscar ese "cristianismo ideal", es caer una y otra vez en el mismo error.

Me sorprende que un libro que pretende ser el libro de ética y sabiduría por excelencia (una guía moral y espiritual), la Biblia, sea uno de los libros más contradictorios y más inmorales que se han escrito nunca. Me sorprende, igualmente, que una organización que pretende ser la abanderada de la moral y que tiene tanto poder para educar, la Iglesia (El Vaticano), sea una de las organizaciones más misóginas, homófobas, reaccionarias y fundamentalistas que existen."


A continuación le recomendé dos libros:

- Por qué no soy cristiano, de Bertrand Russell.
- La esencia del cristianismo, de Ludwig Feuerbach.

¿Me escuchó? Me temo que no :P