15 de marzo de 2010

Solo ante el peligro

En esta Gary Cooper hace de toro
Los bramidos que se escuchan durante las corridas de toros son una clara expresión de que el toro está pasando por una situación adversa que intenta evitar, que es precisamente el significado biológico y evolutivo del sufrimiento. Claramente los bramidos aparecen sólo cuando el toro se ha separado de sus compañeros de rebaño, y se enfrenta a una situación adversa que puede ser un entorno hostil o desconocido, o la provocación de los hombres o los caballos. Como el toro es un animal social, el mensaje de los bramidos está destinado a sus compañeros de rebaño (los otros toros que viajaron con él a la plaza desde la dehesa, y que el toro puede todavía oler porque están próximos) y puede significar tanto un mensaje de alerta (por ejemplo "no vengáis aquí porque hay peligro"), o, más probable, una llamada de ayuda (por ejemplo "venid a ayudarme, me están atacando").

Sea cual sea el significado preciso, los bramidos informan de una situación adversa que el toro intenta evitar, y como el resultado de estas vocalizaciones es un fracaso (ni otros toros vienen a ayudarle ni la situación mejora), la frustración, añadida a la situación adversa de por sí, nos permite concluir que estas vocalizaciones, cuando realizadas en la arena de la plaza, son una expresión de sufrimiento.

14 comentarios:

Bayo dijo...

Hola:

Tengo una duda. ¿Lo que dice Jordi Casamitjana es antropocentrismo o no? Lo digo porque cuando veo programas o películas infantiles, o incluso algunos documentales, veo que le dan a los animales características y/o sentimientos humanos y siempre pienso que eso es antropocentrismo.

Saludos.

Bayo

José Manuel dijo...

Bayo:

Los mamíferos tienen claramente emociones y sentimientos. ¿No tienen sistema límbico y tálamo? Por qué no los van a tener, entonces.

Antropocentrismo es, pues, todo lo contrario: creerse que sólo los hombres sienten y padecen.

Saludos

Hugo dijo...

Bayo, hum... debemos diferenciar entre antropocentrismo y antropomorfismo. Creo que te refieres más bien a esto último. Y sí: Casamitjana antropomorfiza, pero, al igual que Bekoff y otros muchos autores, yo también creo que antropomorfizar no sólo es inevitable (hasta cierto punto), sino también saludable:

"Como humanos que estudiamos a otros animales, sólo podemos describir y explicar sus conductas empleando palabras que nos resulten familiares desde el punto de vista humano. Por tanto, cuando intento imaginar lo que sucede dentro de la cabeza de un perro, tengo que ser antropomórfico, aunque intento también hacerlo desde un punto de vista canino. Que yo diga que un perro está contento o celoso, no significa que lo esté igual que un humano (...) El antropomorfismo es una herramienta lingüística que hace que los pensamientos y sentimientos de otros animales sean accesibles para los humanos. Y aunque seguramente cometemos errores de vez en cuando, llegamos bastante bien a conjeturas muy precisas dentro del campo mental."

Mark Bekoff, La vida emocional de los animales, Altarriba, Barcelona, 2007, p. 116.

Un saludo a los dos.

Tay dijo...

Mi opinión es la de Hugo, el antropomorfismo puede ser una muy buena herramienta... aunque claro, con cierto control.

¡Si vemos a una hormiga moviendo las antenas no podemos afirmar alegremente que nos está saludando!

Pero claro, con bichos más cercanos a nosotros, en donde además hay experimentos y observaciones que lo apoyan, el antropomorfismo solo es feo por su nombre.

Un saludo

Hugo dijo...

Leo en anthropomorphism.org:

"Povinelli and Bering say only humans have a theory of mind--can reinterpret observable events, attribute reasons and causality, and see the world as others see it.

¿Es eso cierto, Tay? Tenía entendido que los chimpancés también...

Tay dijo...

"¿Es eso cierto, Tay?"

Es cierto que es lo que Povinelli cree. Yo no estoy en absoluto de acuerdo con sus conclusiones... pero claro, en la ciencia siempre hay diversidad de opiniones.

En mi opinión la teoría de la mente es el último muro por derribar de todos los que se han derribado ya en favor de los animales no humanos, y como es evidente, hasta que no inventemos otra "diferencia última" entre nosotros y ellos, habrá mucha gente aferrada a ella con fuerza.

Otro problema, más objetivo, es el diseño de experimentos, es muy difícil diseñar experimentos para demostrar algo como esto. En mi opinión las observaciones en medio natural son de un valor insustituible en animales sociales.

A mí que no me diga Povinelli que no tiene teoría de la mente el chimpancé que se tapa sus partes nobles al ser pillado infraganti con una hembra del macho dominante...

Pero no me enrollo, que luego el pavo inglés te va a sonar todo a repetido :D

Saludos!

Hugo dijo...

Gracias por recoger el guante. De mayor quiero ser etólogo :P

Tay dijo...

Y yo! :D

Bayo dijo...

Hola:

Muchas a gracias a todos. Ahora entiendo mucho mejor los conceptos.

Saludos.

Bayo

José Luis Ferreira dijo...

¿Habéis leído el artículo de Savater en El País de hoy? ¿Jugamos a contar falacias?

Me da pena cómo gente tan bien pensante en general desvaría cuando le tocan según qué temas.

Tay dijo...

Lo acabo de leer y me ha parecido ¡Terrible! ¡Savater cayendo en semejantes argumentos!

¡Incluso ha recurrido a Hitler! De verdad, menudos recursos los del filósofo...

Un saludo

José Luis Ferreira dijo...

En La l'ogica del titiritero ya se han desmontado varias falacias. A'un hay m'as.

Tay dijo...

Sí, ¡sí que las hay! pero bajo mi punto de vista esa es la más aberrante, ¡es el recurso de la ley de Godwin! digno de una discusión de programa del corazón! :S

Voy a ver al titiritero... gracias por la pista!

Hugo dijo...

De nada, Bayo. Gracias también a ti por preguntar. Hemos respondido con mucho gusto :D

José Luis y Tay:

Mi favorita es la reductio ad Hitlerum, sin duda :P

Por otra parte, dice Savater:

"La sensibilidad hacia el sufrimiento de otros vivientes es un signo de la modernidad."

Y dale con la modernidad. Entonces los Peter Singer de hoy son tan modernos como los griegos (Pitágoras, Porfirio, Plutarco...), da Vinci o Bernard Shaw: todos vegetarianos por razones éticas.

¡Saludos savaterianos!