8 de mayo de 2010

El capitalismo es amoral (Comte-Sponville)

Entrevista con André Comte-Sponville:
-Es decir que, así como el mercado es eficiente para crear riqueza, jamás bastó para construir una sociedad o una civilización moralmente aceptables...

-Con toda razón, el ex primer ministro socialista francés Lionel Jospin decía: "Sí a la economía de mercado; no a la sociedad de mercado". Sí a la economía de mercado porque la economía sirve para crear riqueza y es la más eficaz para hacerlo, pero no a la sociedad de mercado, porque, por definición, el mercado significa sólo lo que se compra y lo que se vende. Y en una sociedad no todo está en venta.

-¿En quién recae la responsabilidad moral de una sociedad?

-En el individuo. La moral sólo existe en primera persona. ¿Por qué siempre acusar al sistema capitalista? El sistema capitalista no es nadie. ¿Cuánta gente conoce usted que es egoísta -como usted y yo- y echa pestes contra el egoísmo del sistema? El sistema no tiene por qué ser generoso; son ellos los que deberían serlo. Como no lo son, se excusan condenando el sistema.

16 comentarios:

Bayo dijo...

Hola:

"...la economía sirve para crear riqueza...". Yo cambiaría esta frase por "...la economía sirve para crear algunos ricos..." (por ejemplo, en la empresa que trabajo, somos como 100 personas y entre todos no producimos riqueza, producimos un rico).

Saludos.

Bayo

Hugo dijo...

Jeje, bueno, eso también es verdad. Un poco de redistribución no estaría mal, ¿eh?

La economía puede servir para lo que queramos. Que queremos producir sólo unos pocos ricos y a los demás que nos den morcilla, pues lo hacemos, que para eso estamos :P

Anónimo dijo...

Muy bueno, el estructuralismo al desnudo.

Bayo, ¿sabe cómo se reparte el valor añadido bruto entre capital y trabajo en EEUU? 30%-70%, respectivamente. Ahora, divida esas porciones entre los capitalistas y trabajadores correspondientes. Quizá resulte que no hay tantos ricos y tantos pobres; sino sólo una inmensa mayoría de capitalistas ligeramente más ricos que el asalariado promedio, y una "minoritarísima minoría" de tipos verdaderamente ricos.

Tu querid@ yo dijo...

Capitalismo, una historia de amor
del cineasta michael moore
Una pelicula recomendable

Hugo dijo...

Gracias Anónimo por comentar. Tu querid@ yo, gracias por la recomendación :)

Siesp... dijo...

Un mundo en el que un broker de New York teclea una B en vez de una M y ocasiona un hundimiento económico mundial es más peligroso que el botón rojo del maletín de Obama.
Los capitalistas siempre aludiendo a la "libertad" del mercado (eso sí, siempre cuando se gana; si se pierde piden a gritos la intervención) Dan asco. Esa actitud es inmoral.

Otra cosa es que podamos defender un capitalismo supervisado por los poderes públicos; para evitar precisamente los ataques especulativos contra el euro que van hundiendo las economías de los países exclusivamente para ganar dinero, sólo ganar dinero. Dan asco.

Puagggg.

Saludos.

Hugo dijo...

Leo en El País, vía Ciencia en el XXI:

-- "[...] si la superstición se mezcla con palabrería psicoanalítica que promete la salvación y el bienestar, ya tenemos una secta cualquiera, tipo Cienciología o Moon, tóxicas para la racionalidad y para la cuenta corriente; si se la hace reaccionar con un par de verdades económicas del barquero, nace el economistilla neoliberal de receta única, que exorciza al Estado como si procediera del averno; y si se rocía la superstición con fraseología tecnológica de tebeo, aparecen las pulseras milagro, esos pedazos de plástico con chip que venden vaguedades tontiastutas como equilibrio espiritual y armonía interior." --

Un saludo, Siesp.

Anónimo dijo...

ataques especulativos contra el euro

Me parece que ya lo está mezclando usted todo. Realmente ha de tener músculo financiero la colusión de fondos inversores que esté desplomando las deudas griega, española, irlandesa, italiana, portuguesa... a la vez que hunde el euro.

No obstante, no se equivoque: a usted debería serle indiferente que la Bolsa, o el euro o el mercado secundario de deuda se vengan abajo. Si efectivamente los mercados financieros son tan especulativos como afirma usted, entonces da igual que un valor se despeñe, porque eso no es de ningún modo un reflejo de que sus expectativas de cash flow se hayan deteriorado. Es decir, aunque las acciones de, pongamos por caso, el banco Santander sufran una caída de, por ejemplo, un 80%, ello no querrá decir que la economía española se esté yendo a pique, ni siquiera que los beneficios esperados de la banca se hayan rebajado un 80%, sino simplemente que un estallido de pánico en el parqué se ha retroalimentado hasta arruinar a varios miles de inversores. Así pues, insisto, salvo que sea usted uno de esos peligrosos tiburones de Wall Street que denuncia por inmorales, no tiene nada que temer si un broker a muchos kilómetros de aquí no distingue bien la b de la m.

En cuanto a los "ataques especulativos" a las deudas griega y española, son sin duda una tarea ardua y probablemente muy desagradecida. Para que la prima de la deuda se dispare hasta niveles que no estén justificados por el riesgo de impago, es necesaria una perfecta colusión a nivel mundial de todos y cada uno de los potenciales inversores en deuda, repito, de todos y cada uno. Formidable, ¿verdad? De lo contrario, mucho me temo que los esfuerzos de Soros, Buffet... (continúe usted, es seguro que conoce bastantes más que yo) por exprimir a griegos y españoles hasta el último centavo no darán ningún fruto: otros inversores que no estén conchabados no dudarán ni un segundo en comprar de forma masiva la sobrepagada deuda del Reino de España y el Estado griego, haciendo con ello un fabuloso negocio mientras Soros y Cía. ven como el rápido incremento de la oferta de fondos reduce sin remedio el tipo de interés antes de que ellos hayan tenido siquiera tiempo de comprar algún título. Como ve, semejante prodigio de coordinación especuladora es rechazado a partes iguales por la opinión pública y el mercado.

Hugo, ignoro si su último mensaje se refería veladamente a mí, pero le aseguro por si fuera el caso que yo no soy precisamente un ancapista. El que la redistribución de riquezas tenga cabida no quita para que el capitalismo muestre una tendencia igualitarista mucho más acentuada de lo que popularmente se piensa. A la vista están los datos, que yo mismo he presentado aquí, para que quien quiera los refute, si puede.

Siesp... dijo...

Vaya, pensaba que el tema lo proponía el blogmáster y los comentaristas entrábamos a discutir esas ideas. Gracias, Anónimo, por darme tanta importancia, pero no la merezco.

Desde luego, usted desconoce que la palabra de un anónimo vale tanto como su nick.

Anónimo dijo...

la palabra de un anónimo vale tanto como su nick

Je, ésa no es una forma demasiado elegante de eludir una discusión...

Anónimo dijo...

Olvidé recomendarle El Lazarillo de Tormes, si bien hay muchas más obras que pueden sacarle de su error.

Hugo dijo...

Anónimo:

"Hugo, ignoro si su último mensaje se refería veladamente a mí, pero le aseguro por si fuera el caso que yo no soy precisamente un ancapista."

Me quitas un peso de encima :o)

No, desde luego que no iba por ti. No sé ni quién eres ni cuáles son todas tus ideas, así que de ninguna manera me podía estar refiriendo a ti.

Por otro lado, me parecen unos comentarios muy interesantes. Como absoluto lego que soy en la materia (se nota, ¿verdad?, no me mintáis), mientras no tenga con qué refutarte, me fiaré de ti :P

Un saludo.

Javier dijo...

Claro que es amoral! pero solo hasta aquí voy de acuerdo. Se nota que este señor siempre ha comido bien, y no tiene que sacrificar nada para poder ir a la universidad, para después buscar un trabajo que seguro no va encontrar... la vida en el tercer mundo... ademas confunde muchas cosas y se contradice...muchas palabras pero poco valor analítico. Claro que hay algo mal en el sistema y claro que puede ser distinto, y claro que el mercado involucra algo mas profundo que un intercambio. Es fácil decir que no es así desde nuestro cómodo lugar de intelectuales.

Hugo dijo...

"Se nota que este señor siempre ha comido bien, y no tiene que sacrificar nada para poder ir a la universidad"

Eso es una falacia ad hominem, Javier. Puede que tengas razón, pero hay que intentar dejarlas a un lado (las falacias). Entorpecen el debate. Además, tenía una madre depresiva que acabó suicidándose :P

Javier dijo...

Gracias por la critica, la tomare en cuenta. Es un buen blog, he aprendido mucho. Saludos desde México!!!!

Hugo dijo...

Gracias a ti por tomártelo tan bien :o)