6 de mayo de 2010

La lógica del tabaco


Comentando en Wonkapistas...
[...] Yo diría que la cosa se puede resumir así:

Premisa 1: Dañar a terceros es malo.

Premisa 2: Fumar
daña a terceros.

Premisa 3: Los camareros, como "terceros" que son, no pueden evitar inhalar el humo. (No me vale, como intento de refutación, el argumento "que se busquen otro trabajo, nadie les obliga a trabajar ahí").

Conclusión: Fumar delante de los camareros es malo.

Entonces, ¿debe intervenir el Estado? Eso ya os lo dejo a vosotros.

25 comentarios:

RespuestasVeganas.Org dijo...

Los camareros como terceros y además como trabajadores. Dicen que está prohibido fumar en los trabajos...

Saludos.

Hugo dijo...

Jeje, muy bueno. No sé de qué se quejan, la verdad. Con lo tranquilo que es ese trabajo, encima pueden inhalar el humo de sus clientes sin gastarse un duro y sin que nadie les diga nada :P

Jimmy dijo...

La libertad de uno acaba donde empieza la del otro. Osea que si por una acción tuya, estás perjuciciando a otro (se entiende directa y frontalmente, no me vengan con la teoría del caos), no la deberías hacer.
El problema está en que una costumbre arraigada en una sociedad, no puede eliminarse de la noche a la mañana, sino a poquitos. Llegará un día en que no se pueda fumar ni en la calle, y que solo se fume en sitios reservados para ello o en tu propiedad, pero, eso, a poquitos.

Serenus Zeitbloom dijo...

"no me vale, como intento de refutación, el argumento "que se busquen otro trabajo, nadie les obliga a trabajar ahí"

Hombre así no hay manera.

Pero yo podría decir: "no me vale que no me vale....bla, bla"

Leicca dijo...

No debe intervenir, salvo para evitar que se comercialice una sustancia tan sumamente tóxica y adictiva. Y si no lo es lo suficiente como para erradicar su uso, como el de algunos colorantes y aditivos, no entiendo el problema de los camareros en los bares.

A mí me preocupan más los niños que salen del cole y localizan las máquinas sin protección o los chinos que te venden todavía cigarrillos sueltos que sacan del cajón.

Pedir responsabilidad al gobierno por los camareros es pretender que se aplique una doble moral conscientemente. Por esa regla de tres también nos bastaría con avisar en los paquetes de gusanitos: "contiene productos cancerígenos" y después establecer una ley sólo cuando a alguna asociación de madres concienciadas le preocupe el tipo de tiendas de frutos secos que hay cerca del colegio... e ir, así, contra todos los tenderos del mundo. Pedir que "el gobierno intervenga".

He dejado de fumar. Las prohibiciones me van bien. Pero considero que no se trata la cosa como debería, así es que, ajo y agua y sí... "que se busquen otro trabajo", aunque el argumento no valga.

:)

Un saludo.

Radagast dijo...

Para que luego digan por ahí que yo no puedo estar de acuerdo con un vegano...

No se debería permitir fumar salvo en la calle y en la casa de cada uno

A mí, como ex-fumador, me molesta bastante el humo (dicen que es lo normal). Incluso cuando fumaba me molestaba que alguien encendiera un cigarrillo mientras comía. Ahora, concienciado con lo que representa de verdad el fumar...
Siempre hay veces en que la única manera de que se haga algo necesario o por el bien de la sociedad es a golpe de normativa. Prohibir fumar es una de ellas.

De todas maneras... añado que el homicidio y el asesinato son delitos, ¿no? El tabaco, concretamente la nicotina, es un veneno (además es una de las pocas sustancias que no tienen otro uso que no sea el de matar). Pues eso.

Siesp... dijo...

Me "encantan" los autodenominados "liberales", que "odian" al Estado. Pero sólo cuando se trata de "intervenir" en los negocios propios.

En mi opinión se debería prohibir fumar en todos los espacios cerrados. Después de todo, no seríamos los primeros en adoptar esa medida.

Aquellos que se quejan del intervencionismo estatal los quisiera yo ver manifestándose contra la prohibición de llevar cuchillos al colegio. Desde luego, si hay menos consumidores de tabaco, también habrá más papel de fumar disponible para que esos "liberales" puedan "cogérsela". :P

Saluts.

Serenus Zeitbloom dijo...

Y el papel de lija de la razón de estado y Le Comité de salut public.

Hugo dijo...

Serenus y Leicca:

El argumento ni vale ahora, ni valdrá, ni valió entonces cuando los obreros, mineros, etc., pedían mejores condiciones de trabajo.

- Queremos arneses, patrón.
- Y cascos.
- Sí, eso, ¡y cascos!
- Bueno, calma todo el mundo. El que quiera arneses y cascos, puerta.
- Eso es injusto, señor. Si nos vamos, ¿dónde trabajaremos? No sabemos trabajar en otra cosa.
- Más injusto es tener que aguantaros. Es mi empresa.
- Será posible... ¡Es nuestra salud! Será tu empresa, ¡pero no somos tuyos! ¿Le habéis oído? ¡Qué hombre más cruel! Mi parienta tenía razón: "ese hombre no es más cruel porque no puede".
- Vaya si la tenía.
- ¡Silencio! Estoy harto de vuestros gimoteos de niño memo: ¡Ajo y agua, señores, ajo y agua!

Ejem... Un saludo a todos. Gracias por pasaros :o)

PD. Propongo que, por lo menos, los camareros lleven escafandra.

Serenus Zeitbloom dijo...

Hugo, repara en la analogía de la escafandra porque está en el buen camino.

Las analogías son cosas muy sutiles. ¡Ay qué fácil se escapan de nuestras intenciones¡

Manu dijo...

El tabaco es veneno y crea adicción, pero es una gran fuente de ingresos para el estado, como los carburantes, que también son veneno (aunque más práctico).

Por eso creo que no se prohibe su venta en lugar de su consumo.

Es una droga legal, como el alcohol.

Serenus Zeitbloom dijo...

Estaba pensando en abrir un "Restaurante-fumadero" ¿me convierte eso en una persona cruel? ¿alquien que atenta contra los derechos de los no-fumadores y en especial contra los camareros?. Con todo respeto, Hugo, me parece que basar la prohibición en los derechos a la salud y al trabajo de los camareros es bastante peregrino.
Soy exfumador -ya va para siete años- el ambiente cargado de humo no lo soporto, y simplemente no entro en lugares cargados de humo.
No me he sentido agredido en mi derecho a no ser prejudicado por el humo del tabaco ni una sola vez en estos años.

Los dueños de restaurantes y bares prohibirán fumar en sus locales simplemente cuando la gente deje de entrar en lugares con humo.

Así de sencillo, natural.
-y liberal.

Hugo dijo...

Estaba pensando en abrir un "Restaurante-fumadero"

Anda, Luis Herrero también. Si buscas socio...

"¿me convierte eso en una persona cruel? ¿alquien que atenta contra los derechos de los no-fumadores y en especial contra los camareros?"

Muy cruel no, pero un poquito inconsciente sí.

"me parece que basar la prohibición en los derechos a la salud y al trabajo de los camareros es bastante peregrino."

Peregrino: absurdo, sin sentido. Hum... ¿qué tiene de absurdo?

"Soy exfumador (...) el ambiente cargado de humo no lo soporto, y simplemente no entro en lugares cargados de humo."

Es muy fácil decir eso cuando tus clientes (alumnos, en tu caso) no fuman delante de ti:

- ¿Usted ha entrado ahí? Me niego a dar clase en esas condiciones, ¡hay tanto humo que no pueden ni verme!
- Ni usted a ellos. ¿Qué más quiere?
- Pues...
- Abra las ventanas.
- ¿Eso es todo?
- Eso o espere a que "la gente deje de entrar en lugares con humo". "Así de sencillo, natural y liberal".
-...

Serenus Zeitbloom dijo...

Ay, dichosas analogías de nuevo. No hablábamos de fumar en hospitales, escuelas, autobuses... sino de la libertad del dueño de un determinado tipo de locales de ocio privados (bares, discotecas...) para acoger en sus casas a esos pobres menesterosos aquejados de ese vicio insano del fumar, si es que lo tienen a bien.

Ps. Sigo pensando que lo de las escafandras está en la dirección correcta.

Hugo dijo...

"Sigo pensando que lo de las escafandras está en la dirección correcta."

Algo antiestético, pero no me negaría. Lo malo es que sólo resolvería el problema de los camareros. No resolvería, por ejemplo, el problema más importante de todos y sobre el que no decís ni mu: el mal olor que coge la ropa :P

Hugo dijo...

Sigo:

"No hablábamos de fumar en hospitales, escuelas, autobuses... sino de la libertad del dueño de un determinado tipo de locales de ocio privados..."

Visto así, pareciera que a la ética le está prohibida la entrada a los locales privados. ¿Son templos sagrados? La distinción que haces entre espacio público y espacio privado es muy interesada.

"...la libertad del dueño..." ¿Sugieres que el dueño tiene un derecho especial que sus trabajadores y sus clientes no tienen, un derecho que le diferencia, que le da cierta superioridad respecto a los demás, que le otorga la autoridad de dictar lo que es bueno y lo que es malo en su pequeño mundo de 120 m2, sólo porque es el propietario? Vamos, hombre, eso no es liberalismo, ¡eso es especismo de tipo laboral, por lo menos! :P

Serenus Zeitbloom dijo...

Nadie dice, al menos yo no, que el dueño tenga derecho sobre el cliente ni sobre los trabajadores.. es algo más sencillo, se trata solo de defender que puede haber lugares para fumadores -donde a ningún no fumador se le obliga a entrar, ya sea cliente, camarero o turista despistado.


Creo que una prohibición de este tipo solo se sostiene coherentemente si ilegalizas completamente el tabaco.
-y eso es otra cuestión.

saludos.

Serenus Zeitbloom dijo...

¡esos entrecomillados!

"Libertad del dueño para acoger.."

Es decir, para hacer algo él, no para prohibir nada a otros. Es una libertad que no coarta a nadie...

Serenus Zeitbloom dijo...

Lugares donde los fumadores pueden leer el marca, tomarse una cervecita con aceitunas, contarse chistes de chiquito, y discutir sobre la los toros –pues hay fumadores antitaurinos, y los hay admiradores de Morante- .Las cervecitas las pueden servir ellos mismos (los fumadores -pues los hay camareros-). Y yo que soy que exfumador, estoy por entrar al localito a dejarles un ejemplar de “Dejar de fumar es fácil si sabes cómo”

Saludos

Hugo dijo...

Nada, nada. Escafandras de astronauta o vaporizadores individuales, no cedo más :P

Leicca dijo...

Me había perdido las discusión con lo de las escafandras... :) Me encanta.

Si el tabaco daña, ¿por qué se permite su venta? Si se permite su venta ¿por qué habría que prohibir tener un local-fumadero? -¡Abramos uno! -

Me parece muy contradictorio todo el asunto del tabaco y me parece muy retorcido cargar la culpa de un mal "a terceros" sobre los dueños de los bares. Es un único y el mismo sistema al que se le está pidiendo que, a la vez, permita y prohiba la misma cosa. Parece que sólo existe alguna consideración acerca de "los problemas de salud derivados del tabaco" si tienes un empleo "de riesgo", como "ser camarero".

Tener un bar es estar en el punto de mira.

Tener un estanco, no.

I do not understand, oiga...

Hugo dijo...

"Si el tabaco daña, ¿por qué se permite su venta? Si se permite su venta ¿por qué habría que prohibir tener un local-fumadero?"

¿Se sigue una cosa de la otra? No quiero asustaros pero... en ocasiones veo non sequiturs :P

Siguiendo esa lógica, como no podemos prohibir el tabaco (para hacer una cosa así primero hay que perder el juicio, buscarlo varias veces, no encontrarlo, comprarse otro, perderlo otra vez, y tampoco encontrarlo), tampoco podemos prohibir que se fume en los bares; como no podemos prohibir el alcohol, tampoco podemos prohibir que se conduzca piripi (esta le gustaría a Aznar); como no podemos prohibir los coches, tampoco podemos prohibir que se circule a 120 por los parkings de Mercadona; como no podemos... ¡Ejem, ejem!

Tenéis que ceder un poco, mis entrañables liberales. Si prohibiendo ciertas actividades se consigue un "bien" que supere significativamente el mal provocado, no veo por qué no podemos llegar a un acuerdo.

"¡Abramos uno!"

Todavía no se ha cerrado ninguno y ya estáis abriendo. Qué impacientes.

"Me parece muy contradictorio"

De contradicciones vive el hombre. El coherentismo absoluto es como Jesús: nadie le ha visto pero se dice que anda por ahí.

"me parece muy retorcido cargar la culpa de un mal "a terceros" sobre los dueños de los bares."

La responsabilidad social corporativa es algo muy retorcido, sí.

"Parece que sólo existe alguna consideración acerca de "los problemas de salud derivados del tabaco" si tienes un empleo "de riesgo", como "ser camarero"."

No, existen muchas otras consideraciones, faltaría más (la salud del fumador, los costes sanitarios de cambiarle los pulmones, la salud de la mascota del fumador, los costes sanitarios de cambiarle los pulmones... y muchas más, claro). Lo que ocurre es que yo me he centrado en la que, a mi juicio, me parece la más relevante. Mi gen sindicalista me amenazó de muerte si no lo hacía.

"Tener un bar es estar en el punto de mira."

Y el francotirador es papá Estado, dilo, dilo :P

Hugo dijo...

Ah, que no se me olvide preguntároslo: ¿qué alternativa proponéis, aparte del laissez faire, laissez passer? Esperando a verlas venir, ¿no? Entiendo, entiendo.

Krishnamurti, en su Pedagogía de la libertad, habla de "acabar con la formación de hábitos" (de malos hábitos, más concretamente), yendo a la raíz del problema: el mecanismo de nuestro cerebro encargado de generarlos. Pero todo eso es ya un poco tarde para algunos, así que hay que pensar en otra cosa. Venga, que las escafandras no están listas todavía.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Hugo:
no sé por qué me achacas (o presupones) que este silogismo me parecerá mal. Me parece correctísimo.
.
Y a los dueños de bares que permiten fumar habría que darles a elegir entre ser toreados o ser fumados ;)

Hugo dijo...

Ah, entonces nada. Creí, sinceramente, que estaba mal :o)