10 de junio de 2010

Altruismo entre especies

Existen (...) numerosos ejemplos de altruismo entre especies, como el de los delfines que defienden a lobos marinos e incluso a seres humanos de los tiburones.
José Fco Zamorano Abramson, El Gen Altruista. (+)




Con el último vídeo tengo mis dudas. No dudo de que los delfines nos hayan sacado las castañas del fuego más de una vez, pero creo que no está del todo claro qué ocurre realmente en ese vídeo. ¿Qué opináis, de eso y de todo el post?
Nota 1: el tercer vídeo lo vi en BioTay. El cuarto y el octavo en Somos Primates. Los demás, o directamente buscando en YouTube o en algún blog que ya no recuerdo.

Nota 2: puede que no todos los vídeos caigan dentro de la categoría 'altruismo' entendida como 'sacrificio personal por el beneficio de otros'. Perdonad la mezcla poco seria que he podido hacer.
Editado: Frans de Waal también cuenta un caso claro de empatía entre especies:
Un día, Kuni [una bonobo] capturó un estornino. Temiendo que la bonobo podría molestar al aturdido pájaro, que aparentaba no haber sufrido heridas, el guardián pidió a la bonobo que lo dejara ir. Kuni cogió al estornino con una mano y escaló hasta el punto más elevado del árbol más alto, rodeando el tronco con sus piernas y así tener las dos manos libres para agarrar al pájaro. Entonces, desplegó sus alas con mucho cuidado y las abrió, un ala en cada mano, antes de arrojar al pájaro con tanta fuerza como le fue posible hacia la verja del cercado. Desgraciadamente, se quedó corta y el pájaro aterrizó a orillas del foso, donde Kuni la protegió durante largo tiempo frente a la mirada curiosa de un joven.
Y Marc Bekoff:
En una de tantas historias sobre delfines que ayudan en el mar a los humanos, se narra cómo en Nueva Zelanda una familia de delfines rodeó a un grupo de bañistas para protegerlos, evitando el ataque de un gran tiburón blanco. Rob Howes, uno de los nadadores, contó que "empezaron a agruparnos. Nos pusieron juntos trazando a nuestro alrededor círculos cada vez más pequeños". [...] Parece raro que los animales se desvíen de su camino para cuidar de nosotros, pero esa no es más que la mitad de la historia. Algunas relaciones que establecen los animales son increíblemente improbables -por ejemplo, en la Reserva de Samburu al norte de Kenia, una leona adoptó en cinco ocasiones diferentes a una cría de orix, una de sus presas favoritas. Y en el Zoo Mutsugoro Okoku de Tokio, una serpiente ratonera llamada Aochan se hizo amiga de Gohan, un hámster enano que le habían dado para comer. Aochan rechazaba los ratones congelados, y los cuidadores pensaron que un hámster le sería más apetecible. Pero Aochan se negó a comérselo y parece que prefirió compartir con él su jaula; ahora, Gohan incluso trepa sobre la espalda de Aochan. Aunque la serpiente ha vuelto a comer ratones congelados, sigue sin manifestar interés alguno en devorar a su amigo.
Mark Bekoff, La vida emocional de los animales, Altarriba, Barcelona, 2007, pp. 14-15.

12 comentarios:

Javier dijo...

Muchas veces en estos temas se toman posiciones maniqueas, sin embargo es difícil deshacerse de resultados que no estén condicionados por nuestra ideología,o cosmovisión. Para los echos siempre hay múltiples interpretaciones. Al final, los que si podemos ser altruistas, con toda intención, somos nosotros, porque lo podemos pensar y entender como ningún otro animal.

Tay dijo...

La anécdota de Kuni es de mis preferidas, de hecho aparece en el "Error del pavo inglés". Esta entrada de hecho esta muy relacionada con parte de la enjundia del libro, y de lo que supone un error del pavo inglés :D

En mi opinión estamos igualmente condicionados para el altruismo que cualquier otro animal altruista.
Tenemos la suerte de poder saber (y no todos) por qué hacemos las cosas, pero eso no cambia nuestras necesidades.

Podemos saber que el sexo sirve para procrear, pero internet esta lleno de porno, no se si me explico.

Me gustaría explayarme más, pero espero que al menos, pueda tener la charla de "BlogsyCiencia" pronto, para no "spoilearme" a mi mismo :P

Saludos!

Markos dijo...

Este tipo de historias siempre gustan. Mi opinión es que nos sobrevaloramos en relación al resto de animales. Es cierto que ningún otro animal ha tenido tanto éxito como nosotros, pero eso no quiere decir que el resto de especies sean un mero adorno para nuestro ego.
Nuestro cerebro viene de un proceso evolutivo que hemos compartido con otras especies. Me hace pensar que el altruismo es algo más primitivo de lo que creemos.
Salu2

Hugo dijo...

Frans de Waal acaba el libro de la siguiente manera (p. 224):

Olvidarnos de las características que compartimos con el resto de primates y negar las raíces evolutivas de la moralidad humana equivaldría a llegar a lo más alto de un rascacielos para posteriormente afirmar que el resto del edificio es irrelevante, como si el concepto de "torre fuera únicamente aplicable a su parte más alta. [...] ¿Son los animales seres morales? Concluyamos, más bien, que ocupan varios pisos en la torre de la moralidad. El rechazar incluso esta modesta propuesta únicamente puede dar lugar a una visión muy pobre de todo el conjunto.

Un saludo a los tres. Gracias por pasaros :o)

Tay dijo...

A mi personalmente, y mira que me gusta De Waal, la metáfora de la torre me parece poco acertada.

Es la Scala Naturae aplicada a la moral.

Saludos

Hugo dijo...

Hum... es complicado. Mi tesis (en construcción) es la siguiente: si no incluimos a más animales dentro de nuestro círculo de consideración moral no es tanto por los genes que nos separan de ellos como por el entorno en que vivimos. Es decir, la empatía que mostramos hacia el resto de animales depende también de cómo vaya evolucionando nuestro entorno. Cuando éramos cazadores-recolectores (bueno, todavía hay tribus que siguen siéndolo), el entorno no favorecía especialmente el altruismo entre especies, pero el potencial (cerebro grande, neuronas espejo, etc.) ya lo teníamos. Después, con la agricultura y la ganadería, la cosa fue cambiando. Hasta hoy.

En resumen, cuanto menos dependemos de ellos, más empatizamos con ellos. Podremos desarrollar una empatía cada vez mayor si seguimos progresando tecnológica y científicamente, que lo haremos. El progreso moral y el progreso científico evolucionan paralelamente. La pregunta que ahora toca hacerse es: ¿todavía es tiempo de toros, de cacerías y de ganadería intensiva, o ya es hora de ir dando un paso más?

Tay dijo...

No me refería a eso, mi crítica al razonamiento de de Waal es por el escenario que construye, un edificio en el que nosotros ocupamos la azotea y los demás hacen posible que nosotros lleguemos a donde estamos.

Es erróneo, por el hecho de que cada especie esta en su propio edificio, no se si me explico.
Es un razonamiento propio de los conductistas que tan poca gracia le hacen a el!

Respecto a tu razonamiento, estoy de acuerdo en que el depender menos de ellos nos permite poder tratarlos mejor, pero también creo que debe de haber habido épocas en las que la empatía entre nosotros y ciertas especies, debe haber sido enorme y precisamente por la dependencia. Perros, lobos, caballos, e incluso orcas! (como recordarás).

Incluso me atrevería a decir que en ciertas culturas más cercanas a la naturaleza que la nuestra (que viene del desierto) en las que matar animales es una obligación, la empatía también es superior a la que tenemos por normal general... o al menos el respeto hacia los bichos que se comen.

Saludos!

Hugo dijo...

"No me refería a eso"

Ya, desbarré a sabiendas, je... llevo unos días intentando ordenar mis ideas sobre este tema.

"creo que debe de haber habido épocas en las que la empatía entre nosotros y ciertas especies, debe haber sido enorme y precisamente por la dependencia."

Eso contradice mi teoría, maldita sea :P

Un saludo.

Tay dijo...

Bueno tampoco la contradice, la amplia, porque lo que dices también es cierto, pero de otro modo.

Yo substituiría eso de "no depender de los animales" por progreso tecnológico, porque creo que nosotros dependemos una barbaridad, que podemos no depender de ellos, sí, pero los consumimos mucho más que antes por regla general.

Digo progreso tecnológico porque por un lado nos da la opción de no utilizarlos, de pasar del todo al nada y no depender de ellos, y por otro nos deja mucho tiempo libre para pensar, que es la clave, y el desencadenador del punto anterior.

Saludos desde la France

Hugo dijo...

Exacto. Coincido :o)

Camino a Gaia dijo...

Personalmente no necesito de los vídeos. He nacido en lo que hoy es un Parque Natural, mi pasión de niño era criar todo tipo de animales, eso sí, nunca enjaulados.

No me gusta excesivamente el término altruismo animal, al igual que el de egoísmo. Es otra cosa. Simplemente establecemos relaciones con otras especies y estas también lo hacen entre ellas. A veces pensamos que el resto de de especies son algo así como máquinas biológicas deterministas, pero en mi opinión tenemos mas cosas en común de las que pensamos.

Hugo dijo...

en mi opinión tenemos mas cosas en común de las que pensamos

Y no es sólo una opinión, ¡es un hecho! A nivel físico, químico y biológico, somos prácticamente iguales. A un nivel más general, las diferencias las encontramos en las 'propiedades emergentes'. Pero aun así, las diferencias entre un coyote y un humano son poquísimas (aunque cruciales) si lo comparamos con las semejanzas :-)