1 de julio de 2010

Ciencia y libertad

A menudo se dice que debemos trabajar con la naturaleza, no contra ella, pero eso no es más que la retórica de la moderación; cada artificio humano obstaculiza o redirige alguna tendencia natural; el truco es llegar a saber lo bastante sobre la manera en que se articulan las pautas naturales para que nuestra interferencia en ellas produzca los resultados deseados. [...] La compatibilidad entre la libertad y la ciencia [...] no es tan inconcebible como podría parecer. [...] Estamos en una posición privilegiada para decidir lo que haremos a continuación, porque disponemos del más amplio conocimiento posible y, por lo tanto, de la mejor perspectiva sobre el futuro. Lo que el futuro depara a nuestro planeta depende de todos nosotros, de nuestra reflexión conjunta.
Daniel Dennett, La evolución de la libertad, Paidós, Barcelona, 2004, pp. 323- 343.

Si os habéis perdido, los tiros van por aquí.

No hay comentarios: