6 de agosto de 2010

La disneyficación de la naturaleza

Los críticos sostienen que la sentimentalización y antropomorfización del vínculo entre humanos y animales no sólo mostraba una imagen incorrecta de otras criaturas, sino que además trivializaba la dura realidad que separaba ambos mundos: era la disneyficación de la naturaleza. ¡Cierto! Pero estos retratos cinematográficos despertaron también la imaginación empática de millones de jóvenes y de adultos para con el sufrimiento de otras criaturas, inaugurando un nuevo ámbito empático para la conciencia humana.

En última instancia y de forma retrospectiva, Disney estuvo más acertado en su retrato de los animales que muchos de los expertos científicos de la época, que creían que los animales eran poco más que mecanismos de estímulo-respuesta, encerrados en patrones de comportamiento instintivo, e incapaces de aprender mediante la experiencia o de experimentar ninguna clase de sentimientos.
Jeremy Rifkin, La civilización empática, Paidós, Barcelona, 2010, p. 456.

5 comentarios:

irichc dijo...

Viene muy al caso.

Hugo dijo...

Y esto otro también :o)

Jesús Garrido dijo...

Hola, perdona, es que he llegado por accidente hasta aquí, estaba hablando con mi amiga cuando un inoportuno mosquito se ha parado en la pantalla de mi móvil, echaré un vistazo a tu blog, [el mosquito ha muerto, lo he chafao]

El Museo de la Luna dijo...

Me llevo este párrafo a nuestro museo lunático. Allí exponemos también algunas cosas de Disney, estamos de acuerdo en que contribuyó mucho a la empatía, sobre todo teniendo en cuenta que actúa sobre el cerebro infantil, que es el menos endurecido.

Espero que no le moleste que publiquemos allí lo mismo. Pondremos que lo encontramos aquí en su blog. Gracias.

Hugo dijo...

Jesús:

el mosquito ha muerto, lo he chafao

Yo también soy un experto chafador de mosquitos. Pero mis batallitas, mejor, os las cuento otro día.

El Museo de la Luna:

¡Menudo museo tenéis montado! Me ha gustado. Qué imágenes...

Espero que no le moleste que publiquemos allí lo mismo.

Faltaría más :o)