8 de agosto de 2010

Las «multiparidas» de Punset

En Deseducativos (vía):
Si hay algo de lo que estamos casi seguros hoy en día es de que tenemos que transformar la educación de nuestros maestros (...) Lo que sí sabemos es que no nos sirven maestros que sólo destilen conocimientos académicos en las mentes de los treinta niños que forman su clase, a veces gritando casi todo el rato (...) La gente se acaba de dar cuenta de que la culpa no es de los estudiantes ni de los padres, ni siquiera del Estado. Realmente, lo que necesita un cambio radical es la formación de los profesores (...) ¿Te parece demasiado radical como postura?
Eduard Punset.
Lo de señalar a los profesores como culpables, usando explícitamente la palabra "culpa", es una iniquidad a la que ni siquiera se atreven muchos pedagogos, y sin embargo este charlatán de feria viene y la lanza a su discurso como cualquier imbécil lanzaría gasolina al fuego.
Pablo, comentarista.
Las multiparidas que cuenta el sereno comunicador con su aura mística contribuyen a un pseudopensamiento mágico, místico, estúpido, del que estaba rodeada la pedagogía naïf hace muchas décadas.
Mariano, comentarista.
El señor Punset debería quitarse la máscara de “científico”, es una de las cosas que más me molesta de este individuo, más que la manía que le ha entrado últimamente de decirnos a los profesores cómo debemos hacer nuestro trabajo.
Xoia, comentarista.

Fanatismo en las aulas. Los profesores se rebelan.

19 comentarios:

Siesp... dijo...

No se puede atacar el argumento de nadie atacando a la persona (ad hominem). Para mí, Punset en un genio y, como todos los genios, tiene sus defectillos, sus manías, y sus cositas del pasado. Pero es un genio.

Respecto al texto mencionado, no le falta razón. En mi opinión falla el sistema educativo, el cual permite que exista un gran número de docentes anclados, sin "revolucionar". Pero no son culpables y, si lo fueran, habría que perdonárselo en lo individual, como antes se lo perdonaron a uno mismo.

Saludos.

Masgüel dijo...

Punset es el peor entrevistador que se pueda echar uno en cara. Recuerdo una entrevista a Lyn Margulis y Dorian Sagan en que ambos tenían que corregir cada una de las preguntas divagantes y sin sentido que les lanzaba un Punset que va a lo suyo, que no escucha e interrumpe constantemente las respuestas repitiendo cualquier frase como si le pareciese muy interesante, pero demostrando que no ha entendido media palabra. Yo no le soporto.

Serenus dijo...

Mal por Punset

Hugo dijo...

Siesp:

Pero no son culpables

Si te fijas, Punset no llega a decir que la culpa sea de los profesores, profesores con nombres y apellidos. Apunta más bien a la formación del profesorado. Lo que ocurre es que Pablo es muy sensible, y se lo toma como algo personal :o)

Masgüel:

Punset es el peor entrevistador que se pueda echar uno en cara (...) Yo no le soporto.

Ahí no entro. Es una opinión personal ;-)

Serenus:

Mal por Punset

¿Sólo tres palabras? ¿Qué será lo próximo? ¿Un emoticono? :o)

En conclusión. Con profesores así (creo que los tres comentaristas del post lo son), el texto de Punset (que por otro lado, tampoco se moja mucho ni concreta nada) tiene más sentido si cabe.

Serenus dijo...

Como bien sabes Hugo, también Punset lo sabe , los profesores son formados por ” expertos” en sus disciplinas, un profesor de biología es formado por otros profesores de diferentes especialidades dentro de la biología, lo mismo un profesor de filosofía, matemáticas etc.
A mí me parece la mejor formación, pero esta formación no le parece adecuada a Punset pues hace de los profesores “meros destiladores de conocimientos”.
Vale, la pregunta es para ti Hugo –ya que Punset no me va a responder- : ¿quién debería formar a los profesores?.

PS. Siguiendo el enlace encontrabas algo más -no mucho más- de tres palabras :).

Saludos.

Hugo dijo...

Siguiendo el enlace encontrabas algo más -no mucho más- de tres palabras :)

Vaya, creo que llegué a Deseducativos a través de tu blog, por lo que veo. Pero no lo recordaba. Perdón, tenía que haber citado tu post :P

¿quién debería formar a los profesores?

Dos cosas: 1) Evidentemente, aquellos que pueden hacerlo (otros biólogos, otros matemáticos, etc.); 2) Punset no dice en ningún momento ni quiénes tienen que hacerlo (se sobreentiende) ni cómo (no se sobreentiende). Eso es lo único, y no por ello menos importante, que se le puede criticar a Punset, al menos en ese texto.

Si te fijas, su texto es tan ambiguo que se puede utilizar tanto para defender vuestra visión de la enseñanza como la mía. ¿Quién no estaría de acuerdo en que los profesores no deben ser "meros destiladores de conocimientos", o en que "tenemos que transformar la educación de nuestros maestros"? Lo difícil viene luego, claro, cuando tenemos que concretar qué más cosas deberían enseñar los profesores.

Aquí va una propuesta, de entre muchas.

Hugo dijo...

Por cierto, aunque no lo parezca, yo firmé vuestro manifiesto. Soy la firma número 64 ;-)

Los manifiestos, debates y reflexiones en torno a la enseñanza, mientras no sean muy descabellados, ahí estaré yo apoyando y criticando.

Alejandro Martín Navarro dijo...

Vaya por delante: también creo que los profesores deberían mejorar su formación (especialmente en recursos psicopedagógicos y en idiomas). Una carrera, unas oposiciones, tropecientas horas de cursos y un máster o CAP para poder acceder a las oposiciones, no son poca cosa, en todo caso. Antes se daba clase con muchos menos requisitos, y en otros países, como Alemania, la contratación del profesorado es directa (basta con tener un título universitario).

De manera que esa eterna falta de formación no parece ser, en absoluto, el principal problema que tenemos en el sistema educativo. Mucho más importante, me parece, es la generalización televisiva de un sistema de valores que casa mal con ese esfuerzo personal que se exige al estudiante. Y mucho más importantes son unos padres que valoran la educación de sus hijos. O un sistema público (como el checo) que premia con la educación gratuita a los buenos estudiantes y castiga con la educación privada a los malos (el mundo al revés, ¿verdad?), contribuyendo a la calidad de la educación. O un gasto en educación que permita mantener una ratio de 10-15 alumnos (como en los países nórdicos). Etc., etc.

Cuando los profesores decimos estas cosas, parece que nos estamos quitando responsabilidad. Pero lo que ocurre es que vemos cada día qué circunstancias favorecen el aprendizaje y cuáles lo dificultan. Tal vez lo más reprochable a Punset es esa falta de base empírica tan exigible a un buen científico :-)

Hugo dijo...

Alejandro, suscribo gran parte de tu comentario.

Y volviendo al manifiesto, mi opinión es esta, por si a alguien le...

ulio dijo...

Estas declaraciones de Punset, no me son nuevas. Cuando las lei, me vino a la memoria una de las clases del CAP. En ellas, el profesor de pedagogia, veia como necesario este cambio de mentalidad y formacion del profesorado. En su opinion -yo tuve ciertas discrepancias en clase con él- el profesorado debia dejar de ser un mero "intermediario" de conocimientos entre el sistema educativo y el alumnado. Dejar a un lado -no del todo- los conocimientos teoricos y pasar a ser mas educadores -papel antes asumido por los padres en su mayoria-, para -en su opinion- conseguir la adquisicion del alumnado de unas "Competencias Basicas" (nombre que se le da en la legislacion, dentro de la ultima ley de educacion) que le fueran mas utiles a la hora de enfrentarse a la sociedad actual una vez que concluyera sus estudios.

El problema es que la Ley que sustenta este "nuevo" sistema educativo, esta hecha por el Psoe, en contraposicicion a la Ley de Calidad de la Enseñanza, propuesta meses antes por el PP. Por lo que me temo que cuando se vuelva a cambiar de partido en el poder se pegara otro volantazo ideologico al asunto. Este problema ha existido siempre en nuestro sistema educativo. Demasiados cambios, en poco tiempo...y algunos con muy poco atino.

Desde mi punto de vista el cambio de mentalidad y formacion del profesorado es necesario -y me consta que algo se esta haciendo-. Pero como ya he dicho mas arriba, tengo mis dudas. En mi opinion, este nuevo sistema rebaja el nivel, en conocimientos, del alumnado. Para alguien que no pretenda seguir estudiando, esta genial, por que le sera mas facil conseguir su objetivo, el titulo minimo (ESO) para ir funcionando. Pero para la gente que quiera seguir formandose supondra un problema, por que como ya he dicho su nivel de conocimientos sera bajisimo, con lo que o se la pegara en el Bachiller, o peor aun, trasladara el problema a las universidades que se encontraran con alumnos que no dan el nivel. Ello ademas, mezclado con el Plan Bolonia.

Llevando la cosa al extremo, el sistema no se sostendria. Ya que necesitaria de un bachiller mas fuerte -por tanto diferente en su concepcion- y con la toma de decision -via profesional o academica- del alumnado a edades donde no se tiene la madurez necesaria para tomarla.

Pd:siento haberme estendido tanto en el comentario. Pero el tema tiene su miga, no se puede despachar rapidamente.

Pd: creo que Punset fue uno de los expertos consultado a la hora de la construccion de dicha Ley de educacion.

Tay dijo...

Pues yo estoy de acuerdo en este tema con Punset, creo que el profesorado es muy pero que muy mejorable, principalmente porque, (no por falta de "preparación", o lo que entendemos por ella) por lo general, no saben cual es su autentica finalidad.

No es algo que vayamos a solucionar usando más o mejores filtros como los que ya conocemos, no son mejores profesores los catedráticos que los titulares.

En la era de la información lo importante debería ser incentivar el interés por encima de cualquier otra cosa. La información esta repartida ya por todas partes.

Saludos

Hugo dijo...

ulio:

En mi opinion, este nuevo sistema rebaja el nivel, en conocimientos, del alumnado.

Si eso es cierto (no paro de oír que lo es), entonces es un muy mal sistema.

Tay:

En la era de la información lo importante debería ser incentivar el interés por encima de cualquier otra cosa.

Estoy de acuerdo. Pero... ¿cómo? Tengo la impresión de que las clases, sobre todo las de universidad, deberían parecerse más a unas TEDTalks. Al menos los primeros 15 minutos :o)

Un saludo a los dos.

Tay dijo...

Antes de leer este mensaje ten en cuenta que llevo todo el día con fiebre y con solo un par de vasos de zumo en el cuerpo :P...

¿Cómo?

Es arriesgado proponer algo así, pero allá voy...

Dando la vuelta al sistema, habría que empezar por lo más básico, la educación de las emociones que propone Punsete no es mala idea, los profesores deben ser buenos divulgadores, deben tener cultura general, y deberían poder tener libertad en el programa que usan.

y mi idea, que considero muy importante, importantísima! es (respecto a mi campo, al menos) que la ciencia no debe enseñarse como el conjunto de los datos adquiridos, se deben mostrar siempre las fronteras de lo que se conoce y de lo que no, se debe transmitir la idea de que los descubrimientos no son para los genios, son para aquellos que se entusiasman con esas fronteras.

Aunque lo más importante de todo, no es el programa, ni los vídeos, ni ninguna otra cosa que se planteen en las reuniones de políticos y profesores, todos hemos tenido profesores inspiradores, de esos que hacen que 100 personas se entusiasmen con la fotosíntesis o con las hormonas y sus receptores, y esto no depende del programa, depende de esa inteligencia emocional que no todos tienen entrenada.

Así que volvemos al argumento de Punset...

Saludos defectuosos

Hugo dijo...

Hacía falta un comentario así. Bendita fiebre :P

los profesores deben ser buenos divulgadores...

Para Sagan, lo importante en un profesor es «su manera de enseñar, (...) su capacidad de transmitir información e inspirar a la futura generación». La negrita es mía :o)

Un placer leerte.

Mafalda dijo...

Coincido totalmente con Tay.
Incentivar el interés es fundamental para el alumno.Lo mismo que coincido en que para que suceda, la persona en este caso el profesor/ora tiene que sentir y vivir lo que expresa.

Lo que veo más complicado es, la habilidad para manejar esos sentimientos, esa inteligencia emocional. No todos somos capaces o sabemos manifestar con fuerza, transmitir, primero porque sería necesario ser educado desde pequeño, y porque no todo docente es vocacional.

Un abrazo

Serenus Zeitbloom dijo...

Respecto a lo que expone Tay tengo bastantes reparos, y he expresado mi opinión en el algiún lugar. Aunque no consigo poner el enlace, a ver si ahora:

http://deseducativos.files.wordpress.com/2010/01/deseducativos-111.pdf

Respecto a las vocaciones creo que son uno de los peores obstáculos a la mejora del sistema educativo:

http://waldenland25.blogspot.com/2009/10/contra-las-vocaciones-y-plaza-de.html

Hugo dijo...

Mafalda:

Lo que veo más complicado es la habilidad para manejar (...) esa inteligencia emocional.

Y yo. Hasta el concepto de "inteligencia emocional" es complicado y está poco definido :o)

el profesor/ora tiene que sentir y vivir lo que expresa.

Exacto, entusiasmo. Eso es lo que parecen haber perdido los profesores de este post.

«Hay que tener profesores muy bien formados; intentar conseguir que los jóvenes más aptos (...) se conviertan en profesores (...); tener en la escuela a adultos bien preparados, responsables y entusiastas»

Inger Enkvist.

Y añado yo: y reflexivos. Vehemencia sin fanatismo. Un profesor que en sus ratos libres llama a alguien "charlatán de feria", "individuo" o "imbécil", no merece llamarse profesor.

Serenus:

La distinción entre profesores que conocen con profundidad su materia y los que saben comunicarla es un lugar común, un dogma y un prejuicio -uno de los más dañinos, además-.

Para comunicar bien, hay que conocer bien, estoy de acuerdo. Pero para conocer bien, no es necesario comunicar bien. Ahí es donde tenemos que trabajar. En el primer caso, no hay que preocuparse demasiado porque una cosa lleva seguramente a la otra (quien comunica bien es porque lo domina), pero en el segundo caso, no es seguro que alguien que sepa mucho lo comunique como es debido. Por ejemplo, Pennac sugiere que «es preciso que quienes pretenden enseñar tengan una clara visión de su escolaridad, que sientan un poco el estado de ignorancia, si quieren tener la menor posibilidad de sacarnos de ahí (...) Sueño con una prueba del CAP o de licenciatura donde se pidiera al candidato que recordase un fracaso escolar.»

Un profesor vocacional tiene muchas más papeletas para ser un mal profesional que aquel que ha llegado a la docencia movido por intereses más prosaicos: seguridad laboral, tiempo libre, condiciones de trabajo, sueldo fijo...

Totalmente en desacuerdo.

PD. A ver si ahora aparece mi comentario. Ya van tres las veces que lo intento.

Serenus Zeitbloom dijo...

Hugo
Eso es lo que se trataba de mostrar: que solo puede comunicar bien aquel que conoce bien. Pero eso es precisamente lo que constantemente nos birlan esos charlatanes neopedagógicos.
Respecto a mi afirmación sobre las vocaciones –aunque puede resultar un tanto chocante y hasta cínica para los bienpensantes- lo único que pretende es desenmascarar las justificaciones fundadas en puros juicios de intenciones –sean los de los otros o los propios. Dicho de forma sencilla: la vocación no vacuna contra la estupidez.

Saludos estivales

Hugo dijo...

Continúa aquí.