28 de agosto de 2010

Sobre el «optimismo racional» de Matt Ridley (I)

También conocido como «optimismo engañoso», je... (Vía).

5 comentarios:

Serenus Zeitbloom dijo...

Pueda que sea cierto, pero a mí como no creo en la resurrección de la carne... no me cura mi pesimismo.

Hugo dijo...

Pues tú te lo pierdes :P

Serenus Zeitbloom dijo...

pero ¿no hablábamos de optimismo/ pesimismo racional?

Serenus Zeitbloom dijo...

Soy un ansiolítico.
Actúo en casa,
hago efecto en la oficina,
me presento a los exámenes,
comparezco ante los tribunales,
reparo tacitas rotas.
No tienes más que ingerirme,
ponme debajo de la lengua,
no tienes más que tragarme,
con un sorbo de agua basta.
Sé enfrentarme a la desgracia,
soportar malas noticias,
paliar la injusticia,
llenar de luz el vacío de Dios,
elegir un sombrero de luto que favorezca.
¿A qué esperas?,
confía en la piedad química.
Todavía eres un hombre/una mujer joven,
debes seguir en la brecha.
¿Quién dice
que vivir requiere valor?
Dame tu abismo,
lo acolcharé de sueño,
me estarás para siempre agradecido/agradecida
por las patas sobre las que caer de patas.
Véndeme tu alma.
No te saldrá otro comprador.
No existe ningún otro diablo.

Wislawa Szymborska. Prospecto.

Hugo dijo...

pero ¿no hablábamos de optimismo/ pesimismo racional?

¿Hablábamos? Eres el maestro del comentario-tácito. No hay quien te entienda :o)