16 de septiembre de 2010

Adaptación

Todos somos el mismo, inspector. Es la conclusión a la que he llegado. Como las células del cuerpo, sólo que no vemos el cuerpo, así como los peces no ven el mar. Y nos envidiamos, nos hacemos daño, nos odiamos. ¡Qué estupidez! Una célula del corazón odiando a una célula del pulmón.

14 comentarios:

Ernesto y Felisa dijo...

Graciosa, sencilla, y buena reflexión.., creo que hay una verdad ahí escondida..
Felisa

Hugo dijo...

Yo también lo creo :P

Masgüel dijo...

Como las células y bacterias se reproducen y fagocitan, participan de conductas mutuamente beneficiosas o destructivas, las personas amamos y odiamos, colaboramos y competimos. Ese es el juego de la adaptación. Que todos formemos parte del mismo sistema biológico no implica paz y concordia universal. "El Cielo y la Tierra son implacables. Tratan a la miríada de seres como a perros de paja" decía Lao Tsé. La función que retroalimentó el cerebro de los homínidos es el lenguaje, que nos permitió desarrollar estrategias colaborativas cada vez más complejas y exitosas en el marco de una feroz competencia intraespecífica (entre grupos humanos). Desde la revolución agrícola, la guerra nunca ha supuesto un freno al crecimiento de la población y ha propiciado buena parte de las innovaciones tecnológicas. Si juzgamos exclusivamente desde el criterio de la adaptación de nuestra especie al medio, la guerra no trae más que ventajas.

El problema es que nos hemos adaptado demasiado bien. Como cualquier especie invasora, corremos el riesgo de morir de puro éxito. Hoy la estrategia adaptativa que nos permita sobrevivir requiere que reduzcamos nuestra población y desarrollemos tecnología ecológicamente sostenible.

Por otro lado, la adaptación no es lo único que me importa. No tenemos por qué seguir pagando al "Cielo y la Tierra" su tributo en sufrimiento. No he llegado con nadie a las manos desde que me salió vello púbico, ni encuentro motivos para hacerlo. Podemos jugar a lo que nosotros queramos.

Tay dijo...

Vi la película, pero no recordaba esa cita, es muy buena... la cita, la película también tiene su qué.

En cierto sentido lo que dice es biológicamente correcto... en otro cierto sentido no, claro :D

Saludos

Hugo dijo...

Masgüel:

Podemos jugar a lo que nosotros queramos.

Exacto. Buen comentario.

Tay:

Vi la película, pero no recordaba esa cita...

Es que la cita aparece al final de los créditos :P

Masgüel dijo...

Charlie Kaufman es el guionista más interesante de la última década. Claro que a mí las pelis, cuanto más rallantes, más me gustan.

Tay dijo...

"Es que la cita aparece al final de los créditos :P"

Que frikismo!

Hugo dijo...

Masgüel:

Claro que a mí las pelis, cuanto más rallantes, más me gustan.

Échale un vistazo a Waking life, si no lo has hecho ya. No tiene mucho que ver con Spike Jonze, pero...

Tay:

Que frikismo!

¿A que sí? :P

Masgüel dijo...

"Échale un vistazo a Waking life, si no lo has hecho ya."

Es una de mis pelis favoritas. Hace unos años aprendí a tener sueños lúcidos, así que te puedes imaginar por qué me gustó tanto la película. Todas las de Linklater me gustan, y las de Lynch y las de Gilliam...

Hugo dijo...

Hace unos años aprendí a tener sueños lúcidos...

Me dejas con la boca abierta :-)

Siesp... dijo...

Pues yo he llegado a ver pelearse una célula del corazón con otra del propio corazón

Hugo dijo...

¿En sentido figurado o en sentido literal? Je... :P

Masgüel dijo...

Hugo, tener sueños lúcidos no es tan dificil. La onironáutica es una disciplina en expansión. Si te interesa el tema, te puedo recomendar libros para descargar o páginas para consultar (en inglés).

Hugo dijo...

Prefiero páginas, aunque sean en inglés. Los libros en inglés se me resisten. Mi nivel es muy pobre y nunca paso de las primeras páginas. Me agotan :P

De todos modos, no te molestes. Voy a empezar por este artículo de la wiki a ver qué tal. Gracias :o)