7 de septiembre de 2010

Albayalde en fascículos

Por lo demás, en otras ocasiones he preguntado a miembros de asociaciones animalistas por qué no dedican ese tiempo libre a ayudar a familias desfavorecidas o visitar a niños con cáncer. La razón es obvia: en una cosmovisión sentimentalista alimentada por Disney, los perros dan más pena que los gitanos, y las focas despiertan más compasión que los esquimales.
El mundo es estable y predecible. Es verdad que, excepcionalmente, Dios puede alterar el curso previsible de los fenómenos. Pero ese momento, justamente excepcional y revelador, no altera la verdad de que las cosas no actúan por sí mismas, como si un espíritu arbitrario las guiase. El mundo fue hecho para ser nombrado (es decir, conocido) por el hombre.

14 comentarios:

Alejandro Martín Navarro dijo...

Hombre, Hugo, yo comprendo que no siempre está uno inspirado para hacer sus propias entradas, pero diseccionar las de los demás sacándolas de contexto y del argumento general en que se apoyan, para tener algo con lo que entretenerse, me parece poco ético. Aunque entiendo que una ética no basada en la empatía con el ser sufriente te resulte ajena.

Alejandro Martín Navarro dijo...

Eso por lo que se refiere, especialmente, a la segunda entrada, que tú colocas ahí como si fuera una tesis mía, cuando lo que estoy haciendo en esa entrada es explicar la cosmovisión cristiana, en el contexto de la discusión de si ha favorecido o impedido el desarrollo pensamiento científico. Haz el favor de ser un poco serio, hombre.

Serenus Zeitbloom dijo...

Que sé que te gusta:

http://www.elpais.com/articulo/cultura/barbarie/compasiva/elpepicul/20100907elpepicul_7/Tes

Mafalda dijo...

Serenus, te importaría decir cuál es la noticia? al poner la dirección en google da error, a ver si se puede buscar en le índice informativo. Gracias!
Saludos

Serenus Zeitbloom dijo...

Mafalda
He probado el link y es correcto.
Pero la noticia es un artículo -en el Pais de hoy- de Savater titulado "la barbarie compasiva"

Hugo dijo...

Alejandro:

Hombre, Hugo, yo comprendo que no siempre está uno inspirado para hacer sus propias entradas, pero diseccionar las de los demás sacándolas de contexto y del argumento general en que se apoyan, para tener algo con lo que entretenerse, me parece poco ético.

¿Se puede sacar de contexto esta afirmación: "En otras ocasiones he preguntado a miembros de asociaciones animalistas por qué no dedican ese tiempo libre a ayudar a familias desfavorecidas o visitar a niños con cáncer"?

Prueba a hacer una cosa. Elige la frase que menos te guste de mi blog y cítala en el tuyo. ¿Sabes qué? Nunca te diré que la has sacado de contexto. Todo lo que yo escribo, sean dos palabras sueltas o dos parrafacos kilométricos, puede ser criticado. E iré a donde haga falta para defenderlo con argumentos, no con ad hominems.

Las barbaridades que se escriben no se pueden sacar de contexto, Alejandro.

Aunque entiendo que una ética no basada en la empatía con el ser sufriente te resulte ajena.

Seamos honestos. Me fastidia hacerte daño. Lo que ocurre es que soy de la opinión de que no hay que mostrar clemencia con las malas ideas. Y tú de esas tienes muchas.

Eso por lo que se refiere, especialmente, a la segunda entrada, que tú colocas ahí como si fuera una tesis mía...

No me explico cómo he podido malinterpretarte. Ah, sí, tal vez fue por esto: "Voy a dar algunas razones de por qué creo que la educación religiosa favorece el pensamiento crítico y científico."

Mafalda:

Es esta :o)

Hugo dijo...

En cuanto al primer fascículo de la serie, tengo un par de argumentos por ahí que tal vez... Te cito y luego presento muy brevemente el contraargumento:

en otras ocasiones he preguntado a miembros de asociaciones animalistas por qué no dedican ese tiempo libre a ayudar a familias desfavorecidas o visitar a niños con cáncer.

-- Si debiéramos orientar nuestro comportamiento en función de la urgencia de los problemas que se nos presenten, ¿no sería un "auténtico sarcasmo" [ahí está citando a Gómez Pin] centrarse en los deberes morales cotidianos –o, por ejemplo, dedicar mucho tiempo a la defensa de la tauromaquia [o a comentar en un blog, añado yo]- cuando miles de personas mueren de hambre todos los días? --

Renzo Llorente (VV.AA.), Razonar y actuar en defensa de los animales, "Sobre el humanismo especista de Víctor Gómez Pin", Catarata, Madrid, 2008, pp. 122-123.

en una cosmovisión sentimentalista alimentada por Disney, los perros dan más pena que los gitanos, y las focas despiertan más compasión que los esquimales.

1) -- Disney estuvo más acertado en su retrato de los animales que muchos de los expertos científicos de la época, que creían que los animales eran poco más que mecanismos de estímulo-respuesta, encerrados en patrones de comportamiento instintivo, e incapaces de aprender mediante la experiencia o de experimentar ninguna clase de sentimientos. --

Jeremy Rifkin, La civilización empática, Paidós, Barcelona, 2010, p. 456.

2) Si las focas despiertan más compasión que los esquimales o que los gitanos no es debido a lo que tú llamas "antropofobia", sino a que "el método más habitual para matarlas es aplastarles el cráneo con un pico de hierro" y porque "según los ecologistas, en ocasiones también son despellejadas vivas" (Wikipedia).

Sarkozy no es muy amigo de los gitanos, pero no creo que llegara a ese extremo con ellos :P

En cuanto al segundo fascículo, bueno, si "el mundo fue hecho para ser nombrado (...) por el hombre", menuda suerte la nuestra, ¿no?

Alejandro Martín Navarro dijo...

Intento responderte, pero se me ha borrado ya varias veces el comentario...

¿Se puede sacar de contexto esta afirmación: "En otras ocasiones he preguntado a miembros de asociaciones animalistas por qué no dedican ese tiempo libre a ayudar a familias desfavorecidas o visitar a niños con cáncer"?

Sí, claro que se puede sacar de contexto, y tú lo haces muy bien. Porque el quid de la cuestión es lo que te contesto en mi blog: que la elección de un compromiso ético-social como ése responde a una causa emocional (pues todo móvil es, como la propia palabra indica, "emotivo", como tú mismo reconocerás, por lo demás, como buen emotivista que eres). Móvil que no encuentran en otros problemas (los humanos, en concreto). Y lo digo por mi propia experiencia que no conté, y cuento ahora, llevando un proyecto con un Banco de Alimentos en una zona marginal, a donde intenté que participaran mis compañeros de carrera de Ecologistas en Acción, y a lo que se negaron porque otras cosas (legítimamente, por supuesto) atraían más su atención. En concreto, los galgos y los planes urbanísticos.

Elige la frase que menos te guste de mi blog y cítala en el tuyo. ¿Sabes qué? Nunca te diré que la has sacado de contexto. Todo lo que yo escribo, sean dos palabras sueltas o dos parrafacos kilométricos, puede ser criticado.

Bueno, es difícil, porque casi todo lo que escribes es de otros, sea para alabarlos como gurús o para estigmatizarlos como apestados. En todo caso, si, por ejemplo, hablas de lo que dicen otros y yo lo cito como si lo dijeras tú, lo estoy descontextualizando. Y eso es lo que haces.

Alejandro Martín Navarro dijo...

Te lo muestro en el párrafo:

No me explico cómo he podido malinterpretarte. Ah, sí, tal vez fue por esto: "Voy a dar algunas razones de por qué creo que la educación religiosa favorece el pensamiento crítico y científico."

Si leyeras con atención los textos de los demás en lugar de buscar ansiosamente qué frase no encaja con tu ideario para ridiculizarla, te darías cuenta de que yo expliqué lo siguiente: que, DADO QUE LA COSMOVISIÓN CRISTIANA HA ENSEÑADO A CREER "que el mundo fue hecho para ser nombrado", CON INDEPENDENCIA DE LO CIERTO O LO FALSO QUE SEA ESO Y DESDE LUEGO NO COMO UNA TESIS QUE YO DEFIENDA, es un HECHO HISTÓRICO que Galileo, Kepler, Brahe, y el mismísimo Newton se vieron animados en sus investigaciones por la CREENCIA (FALSA O NO, ESO AQUÍ ES INDIFERENTE) de que el mundo podía ser descrifrado, en palabras de Galileo, que "las matemáticas son el lenguaje con que Dios ha creado el Universo". Como a Francis S. Collins, por tomar un ejemplo actual, tampoco le ha impedido decodificar el genoma humano. Y que EN CONCLUSIÓN la educación religiosa de estos autores no ha entorpecido su labor como genios de la ciencia, sino que, a menudo, la ha animado. Punto. Todo lo demás que quieras forzar a partir de ahí no es un más que un enésimo lamentable intento de distorsión.

Alejandro Martín Navarro dijo...

Seamos honestos. Me fastidia hacerte daño. Lo que ocurre es que soy de la opinión de que no hay que mostrar clemencia con las malas ideas. Y tú de esas tienes muchas.

No me haces daño, no sufras por eso. Y me alegra que me hagas ver lo malas que son mis ideas. Simplemente preferiría que lo hicieras argumentando sin más, en lugar de seguir tu estrategia habitual consistente en leer otras entradas, hacer un breve comentario para decir "pasé por aquí", copiar un par de frases en tu blog descontextualizadas, y allí frivolizar sobre ellas con tu coro de incondicionales..

Hugo dijo...

CON INDEPENDENCIA DE LO CIERTO O LO FALSO QUE SEA ESO Y DESDE LUEGO NO COMO UNA TESIS QUE YO DEFIENDA

Te pido disculpas por el segundo fascículo. Con el primero me mantengo en mis trece.

Y que EN CONCLUSIÓN la educación religiosa de estos autores no ha entorpecido su labor como genios de la ciencia, sino que, a menudo, la ha animado.

Eso es una petición de principio. Que grandes científicos hayan sido fundamentalistas cristianos no demuestra que su fe haya animado su labor como científicos.

como buen emotivista que eres

No soy emotivista. Dios me libre.

Mafalda dijo...

Muchas gracias Serenus.
Ubn abrazo

Mafalda dijo...

Discúlpa Hugo que no me había fijado en el enlace.
Gracias!!
Un abrazo

Hugo dijo...

Voy a dejar un par de links, por si alguien quiere profundizar en si la "cosmovisión cristiana (...) ha favorecido o impedido el desarrollo del pensamiento científico":

- History of the Warfare of Science with Theology in Christendom, White.

- Historia de los conflictos
entre la religión y la ciencia
, Draper.