14 de septiembre de 2010

El extraterrestre que quería ser torneante

El que asistiere de otras partes del mundo o universo y quisiere ser torneante, tendrá derecho a ser informado muy cumplidamente; mas si su intención, Dios no lo quiera, fuera denostar e infamar este torneo, teniéndole por necio ante tal circunstancia, despídasele en mala hora.
Ordenanzas del Torneo del Toro de la Vega, Capítulo IV.

3 comentarios:

Siesp... dijo...

Al menos tienen la delicadeza, los descerebrados, de despedirte en media hora. En otra época te hubieran fusilado en cinco minutos.
Paro ya.

Tay dijo...

"El que asistiere de otras partes del mundo o universo"

¿De otras partes del Universo?, todos somos de otra parte del Universo, por fuerza, pero si lo distingue de otras partes del mundo es porque se refieren a otras partes del universo externas al mundo... entendiendo como mundo al planeta Tierra... ¡caramba! ¡resulta que los toros atraen mucho más turismo de lo que yo creía!

:P

Hugo dijo...

Siesp:

Sí, para ya porque si no... :P

Tay:

La crueldad es universal, nunca mejor dicho ;-)