17 de septiembre de 2010

Lo incognoscible

¿Se puede uno fiar de la mente humana, que, tal como yo creo plenamente, se ha desarrollado a partir de una mente tan inferior como la que poseen los animales más inferiores, cuando saca unas conclusiones tan grandiosas? No pretendo arrojar la más mínima luz sobre estos abstrusos problemas. El misterio del principio de todas las cosas es insoluble para nosotros; y yo, por lo menos, me conformo con seguir siendo agnóstico.
Charles Darwin, Autobiografía.

Martin Gardner, ¿Tenían ombligo Adán y Eva?, Debate, Madrid, 2001, p. 329.

19 comentarios:

Siesp... dijo...

Tuvo valor Darwin en manifestarse agnóstico a mediados del siglo XIX. Por esas fechas sólo hacía 20 años que se había abolido la Inquisición en España.

Pero Darwin, como ser inteligente, consideró insoluble el problema del "principio". No tenía miedo.

El temeroso necesita tener (no buscar) una explicación, y se inventa a dios, sin el más mínimo reparo en no cuestionarse un principio anterior a dios porque lo soluciona con la eternidad. ¿Tanto trabajo le supondría plicar la eternidad al universo y ahorrarse intermediarios?

En esta situación ganamos los científicos: seguimos buscando.

Saluts.

PD.- Enhorabuena por un corto párrafo que origina grandes reflexiones.

Hugo dijo...

Enhorabuena por un corto párrafo que origina grandes reflexiones.

Eso díselo a Darwin :P

Ernesto y Felisa dijo...

... bueno mientras no se cierre el círculo entre ciencia y espiritualidad, ...mientras no podamos definir el último eslabon del paso de la vida a la consciencia..., creo que son opiniones, muy valiosas para reflexionar..., pero cada cual en su piel, tiene que llegar a sus propias conclusiones... , es un tema muy difícil, muy apasionante y muy íntimo....
A mí me gusta la química, la biologia, la zoologia, la teología y la meditación, soy muy curiosa,..., pero creo que par encontrar esta verdad, hay tantos caminos como seres humanos...
Bueno gracias por el post, es bueno reflexionar, y charlar con Darwin unos instantes.
:) un saludo

Hugo dijo...

soy muy curiosa,...

Eso es bueno. Yo debería serlo un poco más :o)

Aquí van un par de citas más, que no se diga:

-- La ciencia sin mística corre el riesgo de quedarse en mera gimnasia metodológica. La mística sin ciencia fácilmente degenera en autoengaño y superstición. Solo la jugosa conjunción del conocimiento científico con el sentimiento místico nos permite aspirar a alcanzar aquel estado de exaltación lúcida y plenitud vital en que consiste la comunión con el Universo. --

Jesús Mosterín, La naturaleza humana, Espasa Calpe, Madrid, 2008, p. 384.

-- La teología es poco más que una rama de la ignorancia humana. Pura ignorancia con alas. --

Sam Harris, El fin de la fe, Paradigma, Madrid, 2007, p. 173.

Que os aproveche la reflexión :P

Radagast dijo...

Un buen párrafo. Supongo, Hugo, que tienes bajo la cama un chino que se pasa el día buscando buenas y polémicas citas, ¿eh?

Darwin tuvo valor... pero es lo que tenía vivir en Inglaterra en el XIX, donde el protestantismo permitía interpretaciones de la realidad.
Si en España la Iglesia hubiera permitido pensar, otro gallo nos cantaría ahora.

Hugo dijo...

Supongo, Hugo, que tienes bajo la cama un chino que se pasa el día buscando buenas y polémicas citas, ¿eh?

Supones bien :P

Si en España la Iglesia hubiera permitido pensar, otro gallo nos cantaría ahora.

Es muy posible. Darwin también lo creyó así:

-- ¿Quién puede decir (...) por qué la nación española, tan preponderante en otros tiempos, ha quedado tan atrasada en la senda del progreso? (...) En esa edad pasada, como hace notar M. Galton, casi todos los hombres distinguidos que se consagraban a la meditación y al cultivo de la inteligencia, no tenían más refugio que la Iglesia, y como ésta prescribía el celibato, ejercía de este modo una influencia funestísima en cada generación sucesiva. Durante este periodo fue cuando la Inquisición, con un cuidado extremo, buscaba para quemarlos en los autos de fe, o para encerrarlos en los calabozos, a los hombres de un espíritu más independiente y más atrevido. Solo en España, los hombres que formaban la parte más selecta de la nación -los que dudaban e interrogaban, porque sin la duda no hay progreso- fueron eliminados, por espacio de tres siglos, a razón de un millar por año. El mal que ha causado así el fanatismo es incalculable, por más que haya sido compensado de otros modos, hasta cierto punto. --

Charles Darwin, El origen del hombre, Formación Alcalá, Jaen, 2009 (1871), pp. 125-126.

Masgüel dijo...

Hugo, no viene al caso, pero he visto la conferencia de Sam Harris en TED sobre la naturalización de la moral y no puedo estar más en desacuerdo con él. El presentador de las conferencias, al final, le hace dos preguntas que son dos acusaciones: Etnocéntrico y antidemocrático.

Para Harris el bien, al ser tan objetivo como las verdades científicas, no es algo que debamos decidir entre todos, sino algo que deben averiguar los expertos en moralidad natural (supongo que él se incluye en esa categoría). Y lo más gracioso es que usa como ejemplo la teoría de cuerdas, que es acientífica por infalsable.

Esa pretensión de sustituir consenso por Verdad es más peligrosa que un chimpancé con una metralleta.

Hugo dijo...

Masgüel:

El presentador de las conferencias, al final, le hace dos preguntas que son dos acusaciones: Etnocéntrico y antidemocrático.

No creo que sea ninguna de esas cosas, ni que pretenda "sustituir consenso por Verdad". Yo no iría tan lejos.

La ciencia de la moral lo tiene difícil, pero pienso que es mejor seguir hacia adelante en esa dirección que quedarse estancados en el relativismo:

-- El relativismo, que se presenta como una solución milagrosa para nuestros problemas, en realidad no lo es; ahora bien, ¿de qué sirve evitar a Caribdis, si es para caer en la boca de Escila? No es necesario encerrarse en una alternativa tan estéril: etnocentrismo o relativismo. Esta última doctrina es tan indefendible en el plano de la coherencia lógica como en el de los contenidos. El relativista se ve constantemente inducido a contradecirse, puesto que presenta su doctrina como una verdad absoluta y, en consecuencia, a causa de su mismo gesto, niega lo que está en proceso de afirmar. Además, y esto es más grave, el relativismo consecuente renuncia a la unidad de la especie humana, lo cual es un postulado aún más peligroso que el etnocentrismo ingenuo de algunos colonizadores. La ausencia de unidad permite la exclusión, la cual puede llevar al exterminio. Por añadidura, el relativista, incluso el moderado, no puede denunciar ninguna injusticia, ninguna violencia, por temor a que éstas formen parte de una tradición cualquiera, distinta a la suya: ni la excisión, ni los sacrificios humanos, merecen ser reprobados; por lo tanto, se podría decir que los propios campos de concentración pertenecen, en un momento dado de la historia rusa o alemana, a la tradición nacional. La situación no es mucho mejor en el caso de esas formas particulares de relativismo que son el nacionalismo y el exotismo.

La opinión común concerniente a los juicios universales y relativos, no es, pues, satisfactoria. Pero, ¿con qué la debemos reemplazar? ¿Cómo podemos alejar, simultáneamente, los peligros del universalismo pervertido (del etnocentrismo, al igual que del cientificismo) y los del relativismo? No podremos hacerlo más que si logramos dar un nuevo sentido a la exigencia universalista... --

Tzvetan Todorov, Nosotros y los otros, Siglo XXI, 1991, p. 437.

Masgüel dijo...

Todorov vuelve a lo de siempre, sin entender que el relativismo no pretende lo que él dice que pretende. Pero no voy a repetir otra vez lo que ya he respondido:

http://losmonostambiencuran.blogspot.com/2010/09/ciencia-primitiva.html

"No creo que sea ninguna de esas cosas, ni que pretenda "sustituir consenso por Verdad". Yo no iría tan lejos."

Escucha despacito la conferencia de Harris, y si no dice lo que creo que dice (que el Bien es uno y verdadero y corresponde a los expertos determinarlo), es yo he perdido las entendederas.

Serenus Zeitbloom dijo...

Radagast

"Si en España la Iglesia hubiera permitido pensar, otro gallo nos cantaría ahora. "

Lo de España con el pensamiento tiene su miga:

http://antesdelascenizas.com/2010/09/16/los-enemigos-de-la-filosofia-1-el-psoe/

Serenus Zeitbloom dijo...

Tiene miga y va para largo

Hugo dijo...

Escucha despacito la conferencia de Harris...

Lo haré.

Juan Nadie dijo...

"El relativista se ve constantemente inducido a contradecirse, puesto que presenta su doctrina como una verdad absoluta y, en consecuencia, a causa de su mismo gesto, niega lo que está en proceso de afirmar."

Totalmente de acuerdo con el premio príncipe de Asturias.

Estoy con Radagast, tienes que tener a un chino (o más) leyendo y seleccionando citas las 24 horas.

"La teología es poco más que una rama de la ignorancia humana. Pura ignorancia con alas."

Amen.

Hugo dijo...

Juan Nadie:

Estoy con Radagast, tienes que tener a un chino (o más) leyendo y seleccionando citas las 24 horas.

Lo que tengo es mucho tiempo libre. Y eso no es bueno :P

Radagast dijo...

"Lo de España con el pensamiento tiene su miga."

¿Y qué digo yo, Serenus? Así nos va. Yo estudié filosofía en 3º de BUP e Historia de la Filosofía en COU. Y nunca me quejé, siendo "de Ciencias". De hecho me encantaban esas clases (sólo aborrecía una: Literatura; aunque supongo que era debido a la forma de enseñarla).

Claro que si nos ponemos... ni Filosofía, ni Historia, ni Latín, ni...
Está claro que lo mejor es enseñarles a los críos un montón de dogmas incomprensibles en nombre de la Ciencia (increíblemente irónico), que se los aprendan de memoria... y luego se pasen 3 horas viendo a "la Esteban" en la tele o haciendo el bestia ante un partido de fútbol.

Hugo dijo...

Yo aprobé 2º de Bachillerato por los pelos. Me quedaron tres para septiembre, y una de ellas fue Filosofía :P

Está claro que lo mejor es enseñarles a los críos un montón de dogmas incomprensibles en nombre de la Ciencia (increíblemente irónico), que se los aprendan de memoria...

Y no creas que pasa algo muy distinto con las demás materias. Incluso la asignatura de Filosofía que yo di, era algo parecido: memorizar la obra de unos cuantos filósofos (Platón, Kant, Nietzsche, Descartes...) para sacar buena nota en Selectividad y poco más.

Si eso es enseñar filosofía... que me devuelvan el dinero :P

Serenus Zeitbloom dijo...

Lo importante Hugo es que sobre la mesa estaban Platón, Descartes, Hume, Rousseau, Kant y Nietzsche.. para ser leidos, pensados, comentados. Puede que nos parezca poco, pero durante siglos esos autores y sus libros estuvieron ausentes no solo de las aulas sino de todo el espacio público español. Lo lamentable es que pueden volver a estar ausentes. Bueno, lamentable para algunos, porque a otros -incluidos catedráticos- les trae al pairo que estén o dejen de estar.

Hugo dijo...

Serenus:

Lo lamentable es que pueden volver a estar ausentes.

Y sería una tragedia, pero nos lo tendríamos merecido si lo único que sabemos hacer para evitarlo es poner a unos cuantos filósofos sobre la mesa y esperar a que suene la flauta.

Hace poco leí Repensar la educación, de Enkvist. El título me pareció excelente, el contenido del libro ya no tanto. Para mejorar la educación en España hace falta más ingenio.

Serenus Zeitbloom dijo...

No Hugo, no. No lo tendríamos merecido. No admitamos cualquier pretexto.