3 de noviembre de 2010

Conservadores y progresistas: ¿cómo definirlos?

(Aviso a navegantes: este post está reelaborándose continuamente, si bien la estructura original no ha cambiado)
Como los comentarios en el post anterior se están alargando, voy a continuar aquí mi respuesta a Serenus para que todos los lectores podáis seguir la discusión y facilitar así la participación:
Podemos definir como 'progresista' -a vuela pluma, eso sí- toda idea o acción que vaya encaminada a maximizar el bienestar, la felicidad, la justicia, la libertad responsable, el autogobierno y la autorrealización del mayor número posible de 'seres conscientes', pese a las contradicciones (inevitables) que puedan aparecer en la práctica. 'Conservador', entonces, sería todo aquello que entorpeciera ese camino (aquí no usaremos conservador en un sentido positivo,"toda superación es conservación", sino en un sentido negativo).

Así, políticas como la legalización de las drogas con vistas a reducir su consumo y mal uso a medio plazo, la regulación de espacios considerados por los expertos como no aptos para fumar, la separación de las organizaciones teocráticas (ej. Iglesia Católica) de los centros de poder más o menos democráticos (ej. Estado), la crítica de la religión así como del creacionismo, la defensa del ateísmo como postura ética y positiva ante la vida, el fomento del pensamiento crítico y un uso más sabio de las nuevas tecnologías, la humanización de la medicina, la divulgación de una 'tercera cultura', la comprensión y reducción del ego, la autocrítica y el crecimiento personal, el estudio científico de la felicidad, el análisis del concepto tradicional de libre albedrío y sus implicaciones para la comunidad, la reinserción y educación integral del delincuente, la prohibición de los festejos taurinos, la promoción del veganismo, el abandono del antropocentrismo como posición filosófica, la creación de una "Seguridad Social" universal para los animales de compañía, la solución al problema de las heces y la orina de los perros en las ciudades a través de la concienciación, la coerción, la habilitación de espacios verdes y la creación de un cuerpo especial de trabajadores de limpieza urbana, la investigación con células madre y el desarrollo de la ingeniería genética, el fomento de la investigación en inteligencia artificial, la interrupción voluntaria del embarazo como mal menor, la planificación familiar y el control demográfico, la promoción y facilitación de la adopción frente al natalismo incontrolado, la aprobación del matrimonio homosexual y la adopción de hijos por parte de padres homosexuales, la despenalización de la eutanasia y la educación sobre la muerte, la abolición de la pena de muerte, el rechazo a los excepcionalismos (incluido el humano), chovinismos y nacionalismos, el derecho a la autodeterminación, la abolición y sustitución del Estado y de la propiedad privada, la creación de una renta básica universal, la reforma de la Constitución, la apuesta por el cosmopolitismo, el fomento de una manera de vivir y trabajar basada en la movilidad sostenible entre países, la abolición de las dictaduras y de cualquier tipo de autoritarismo/elitismo (venga de donde venga), la lucha contra el terrorismo incluido el terrorismo de Estado, la denuncia de la ocupación israelí, la defensa de un pacifismo sensato y por tanto relativo, la erradicación decidida y sin ambages de la pobreza, la igualdad social de las mujeres, la lucha contra el machismo, el abuso infantil y la violencia e infelicidad que estos generan, el fin de la estigmatización, rechazo y discriminación negativa de las personas, la mejora en la integración inmigrante-nativo, la inclusión de los gitanos, el fin de una visión electoralista de la política y la apuesta por una filosofía política rigurosa, la inversión en una educación erótico-sexual para adolescentes más abierta, la legalización y normalización a corto plazo de la prostitución pero con vistas a reducirla a medio-largo plazo, la reconciliación social a través de una justicia restaurativa y leyes de 'memoria histórica', la crítica del positivismo legal o jurídico, la reducción de la jornada laboral, la enseñanza del altruismo frente al egoísmo y de la cooperación frente a la competencia, el desarrollo de una economía participativa y solidaria, la renuncia a la fe en el Progreso, el estímulo de medios de comunicación sin ánimo de lucro independientes tanto del Estado como del mercado, el abandono planificado de los mercados, la redistribución progresiva y equitativa de la riqueza, el fomento de una democracia política y económica más participativa, la apuesta por un decrecimiento sostenible, selectivo y justo, la defensa de una justicia intergeneracional, el fin de cualquier tipo de monopolio intelectual, la defensa de una Red neutral, la tolerancia cero contra la corrupción y los paraísos fiscales, el reemplazo de la agricultura convencional por una agricultura ecológica donde los transgénicos no sean la norma y el control de la ciencia y la tecnología esté en manos de los ciudadanos, la planificación de huertos urbanos, la soberanía alimentaria, el cambio de dieta a nivel global, la reducción radical de la contaminación en las ciudades y el deterioro del medio ambiente, la reforestación, la investigación con fuentes de energía renovable y un viraje hacia una 'economía azul', la renuncia razonada al uso de la energía nuclear, el derecho a que cada uno pueda generar su propia electricidad, el cambio de modelo urbanístico, la ampliación del transporte público y su adaptabilidad al uso de la bicicleta, el desincentivo a la automoción privada, la localización de la producción siempre que sea posible, la simplificación radical del consumo, la transición de nuestras ciudades, la transformación del modelo educativo imperante, el fomento de una manera de pensar 'divergente', la educación científica y el contraataque publicitario frente a la publicidad comercial, la defensa de nuestros derechos a la vez que hacemos hincapié en nuestros deberes, el uso de medios moderados con fines radicales, etcétera... podrían considerarse todas ellas medidas o actitudes 'progresistas'.
Ahora bien, estas no son las Sagradas Escrituras. Todas las ideas deben ser discutidas racionalmente, probadas por la experiencia y desechadas si es preciso. He intentado ser coherente y dar cabida tanto a políticas a corto plazo como a políticas a largo plazo, pero no descarto la posibilidad de que algunas de ellas resulten incompatibles entre sí. Incluso es posible que muchas no se puedan realizar jamás, por falta de medios, por las circunstancias del momento, etcétera.
Así pues, una persona que aceptara todas o casi todas podría considerarse una persona 'progresista'. Una persona que rechazara algunas pero aceptara otras, de momento podríamos situarla en el 'centro'. En ese caso estaríamos hablando de una persona biconceptual, esto es, progresista en muchas cosas, conservadora en otras tantas. En cambio, una persona que rechazara la mayoría o prácticamente todas, sería una persona claramente 'conservadora'.
Y como no soy relativista moral (es decir, creo que todos nosotros, salvo contadas excepciones, deseamos por naturaleza nuestro bienestar y el de los que nos rodean, solo que no todos acertamos en las medidas para conseguirlo), asocio el progresismo -tal y como lo defino aquí- a 'lo bueno' y el conservadurismo a 'lo malo'.
Editado (febrero 2011): me voy a mojar si cabe un poco más y voy a sugerir una ampliación de la dicotomía conservadurismo/progresismo de tal modo que:
Conservadurismo - desconocimiento - dogmatismo- oscurantismo - irracionalidad- egoísmo - conformismo - cortoplacismo - dominación ¿?
Progresismo - conocimiento - escepticismo- Ilustración - racionalidad- altruismo - idealismo - largoplacismo - liberación ¿?
Teniendo siempre en cuenta, por supuesto, que si nos vamos de lo general a lo particular, 1) ni todos los que caen bajo la etiqueta de conservadores son conservadores en todo ni todos los que caen bajo la etiqueta de progresistas son progresistas en todo (lo mismo cabe decir de los partidos políticos); 2) la racionalidad y la irracionalidad, como cualquier otro concepto de la lista, son graduales en la práctica, por lo que las personas no son o bien racionales o bien irracionales, sino más racionales o menos racionales en comparación con otras personas. Hablo, en definitiva, de tendencias generales y relaciones entre conceptos más o menos evidentes, más o menos comprobables, más o menos descartables por una mente más lúcida y ociosa que la mía ;-)
"No fracasaremos: es posible que en vez del estrecho que buscamos hallemos océanos cuya exploración completa deberá ser emprendida por quienes nos sucedan, pero si los vientos no nos hacen naufragar prematuramente, llegaremos..."
Sigmund Freud.

27 comentarios:

ALyCie dijo...

Los logros sociales han sido obtenidos por los progresistas para disfrute de los conservadores, ya que los progresista no tenemos los medios para llevarlos a cabo; nos falta el dinero para pagar el divorcio, la libertad de empresa, la libertad de asociación, las vacaciones, o la libertad de elección de bienes de lujo, por citar unos pocos ejemplos.

Por contra, los logros de los conservadores, no los disfruta nadie.

Hugo dijo...

Un comentario muy interesante. No me había parado a verlo por ahí ;-)

La Araña Peluda dijo...

El plano del metro ideológico que nos has puesto vendría a ser una plasmación gráfica de cómo muchos se pierden en los transbordos y de como viajando en la linea roja muchas veces se acaba en la amarilla.

Hugo dijo...

Hum... ese gráfico es un poco raro, ¿no crees? Bush está demasiado arriba. ¿Dónde ponemos entonces a Franco o a Hitler?

Antipensador dijo...

El gráfico está hecho obviamente por un "liberal", seguramente más cercano a Intereconomía que a Gore Vidal o a Richard Dawkins.

Sólo así se explica esa absurda y ridícula tesis neocon de que el fascismo es de "izquierdas", y de que los comunistas y los fascistas eran "lo mismo" (aunque se estuvieran masacrando unos a otros desde el principio). Lo de clasificar las posturas políticas por su carácter autoritario o no autoritario es como decir que Carlos III y Atila eran políticamente iguales porque ambos eran autoritarios.

Hugo dijo...

Tiquismiquis. Tampoco está tan mal el gráfico ;-)

La diferenciación que hace en dos ejes de la faceta social (autoritario/liberal) y la faceta 'economicista' (derecha/izquierda) me parece interesante.

Luego tenemos este otro. En este tenemos por un lado la dicotomía estatismo/anarquismo y por otro la dicotomía racionalismo/irracionalismo.

Antipensador dijo...

Tiquismiquis. Tampoco está tan mal el gráfico ;-)

El gráfico es un auténtico desastre. Con perdón.


La diferenciación que hace en dos ejes de la faceta social (autoritario/liberal) y la faceta 'economicista' (derecha/izquierda) me parece interesante.

Pues a mí no me lo parece. La distinción "autoritario"/"liberal" es en última instancia una mera diferencia etológica y superficial, sin ningún calado ideológico/político. Y la distinción "derecha/izquierda" es absolutamente mítica: su auténtico origen está en el maniqueísmo: los seguidores del reino de la Luz contra los seguidores del reino de la Oscuridad y el Caos. Y, más atrás aún, en el Nuevo Testamento, cuando Dios separa a los réprobos de los justos colocando a unos a su izquierda y a otros a su derecha. No otra cosa es la dicotomía "izquierda/derecha" que un mito oscurantista de origen religioso.


En este tenemos por un lado la dicotomía estatismo/anarquismo y por otro la dicotomía racionalismo/irracionalismo.

Esto ya está mucho mejor. Aunque en vez de "estatismo/anarquismo", tal vez sería más acertado hablar de dicotomía "colectivismo/individualismo".

Hugo dijo...

Yo es que siempre he sido un poco maniqueo (a pesar de haber estudiado en un colegio agustino, je...), como se puede comprobar en este post ;-)

Antipensador dijo...

Yo es que siempre he sido un poco maniqueo

Bueno, eso es inevitable. Todos somos un poco (o bastante) maniqueos, y todos tenemos filias y fobias más o menos viscerales e irracionales.

El problema es que, cuando eres un pesimista antropológico radical (como es mi caso), casi todo lo que ha hecho el hombre te parece una KK.

Hugo dijo...

El problema es que, cuando eres un pesimista antropológico radical (como es mi caso), casi todo lo que ha hecho el hombre te parece una KK.

Eso lo explica todo :P

RespuestasVeganas.Org dijo...

Yo creo que habría qué explicar a qué autoritarismo nos referimos. Por ejemplo, Bush no se caracterizó por un autoritarismo hacia las multinacionales pero sí hacia otros países... ¿Autoritarismo hacia quién/es?

Saludos,
David.

Antipensador dijo...

A propósito:

He sido censurado brutalmente por el autor de "La Lógica del Titiritero". Me ha eliminado sin explicaciones dos largos comentarios en los que yo intentaba refutar las afirmaciones vertidas en su último post, en el que ofrece una visión totalmente distorsionada del psicoanálisis, llena de falsos tópicos.

Debo decir que en mis posts no había ningún tipo de insultos ni descalificaciones ad hominem: yo hablaba básicamente de filosofía de la ciencia, psicología y filosofía de la psicología. El autor de "La Lógica del Titiritero", que evidentemente ya tiene su propia opinión preconcebida y no está dispuesto a discutirla con nadie, me ha censurado como un vulgar Torquemada virtual.

Para que luego el tipo se llene la boca de espumarajos insultando a los psicoanalistas y llamándolos "dogmáticos" y "sectarios". Lo que hay que ver. No he visto nada parecido en mi vida.

RespuestasVeganas.Org dijo...

Antipensador, una regla de oro en Internet es guardar nuestro comentario antes de intentar publicarlo. A mí también me han pasado cosas de esas y jode bastante...

Saludos,
David.

Antipensador dijo...

RespuestasVeganas:

El autor de "El Blog del Titiritero" me publicó inicialmente mis mensajes y los dejó en su blog durante varias horas, pero a continuación se lo pensó mejor y decidió eliminarlos. Por un simple asunto de ética, yo nunca haría lo mismo con alguien que dejase comentarios en mi blog, aunque dijese que todo lo que yo escribo no son más que majaderías. Sólo le censuraría si me insultase.

Lo mismo ha hecho el señor Robledo en su blog "La revolución naturalista": me ha censurado porque he defendido la validez del psicoanálisis, la fenomenología y la hermenéutica, dos corrientes académicas de las ciencias sociales y de la filosofía.

¿Quién es aquí el sectario y dogmático y el que no está dispuesto a confrontar ideas?

Hugo dijo...

Apliquemos el método científico. Siempre que se pueda hay que hacerlo.

1) Observación: tus comentarios no aparecen.

2a) Hipótesis 1: Pablo te los ha censurado.

2b) Hipótesis 2: se han borrado solos.

3) ¿Se pueden refutar? La segunda no. Si se han borrado por causas que desconocemos, entonces estamos con las manos atadas. Pero la primera sí.

4) Verificación de la hipótesis: ¿has comprobado si es cierta la primera hipótesis? La mejor manera de hacerlo, aunque ya hay que tener ganas, es volver a escribir los comentarios, guardarlos esta vez y publicarlos de nuevo. Si vuelve a ocurrir lo mismo, entonces podríamos estar ante un caso claro de censura, pero tampoco podríamos estar del todo seguros. Yo buscaría otra forma de comprobar la hipótesis antes de... Hay que agotar todas las posibilidades, y más teniendo en cuenta cómo funciona internet. Se me ocurre otra manera de verificarla: dejando yo un comentario preguntando por tus comentarios, je...

Tal vez soy demasiado ingenuo, pero es que me cuesta creer que te haya censurado habiendo otros muchos comentarios en su entrada que defienden el psicoanálisis.

Serenus Zeitbloom dijo...

Lo primero, gracias por publicar el comentario -ni un sólo momento albergué la sospecha de estar siendo censurado :) .
Ahora bien Hugo:
Podemos definir como 'progresista' (...) todo aquello que vaya encaminado a maximizar el bienestar, la libertad y la felicidad del mayor número posible de 'seres conscientes' (...) . 'Conservador', entonces, sería todo aquello que entorpeciera ese camino."
Sospecho que muy pocos conservadores te aceptarán la definición. Como juicio de valor personal acerca de las actitudes conservadoras es aceptable y sería materia de interesantes discusiones la fundamentación y lo acertado o no de tal juicio. Pero como aclaración del significado de los términos no es un buen punto de partida.
Con la enumeraciónque sigue pasa otro tanto, muchos conservadores aceptarán alguno de lo temas que citas -sin renunciar por ello a considerarse a sí mismo "conservadores", y negarían otros precisamente con el argumento de que son obstáculos que dificultan el bienestar, la libertad y la felicidad...

Un tema muy interesante el planteado. Pero sería interesante que las definiciones de los términos pudiesen ser aceptadas por los dos "bandos" con independencia del juicio de valor posterior, en el ya no podrían estar de acuerdo.

Saludos

Hugo dijo...

Serenus:

... y negarían otros precisamente con el argumento de que son obstáculos que dificultan el bienestar, la libertad y la felicidad...

Pero tiene que haber alguna manera de demostrar objetiva y racionalmente que el otorgamiento de derechos básicos a los homosexuales, por ejemplo, aumenta la libertad y el bienestar de éstos sin menoscabo de la libertad y el bienestar de aquellos que estén en contra. Y si alguien no quiere aceptarlo porque sus fuertes prejuicios se lo impiden, no por ello vamos a decir que la objetividad es imposible y la subjetividad inevitable, del mismo modo que cuando alguien afirma que el 11-S fue un autoatentado no decimos que sea algo subjetivo. Le decimos que se equivoca, no que sea una opinión tan respetable como las demás.

Pero sería interesante que las definiciones de los términos pudiesen ser aceptadas por los dos "bandos"

Lo tendré en cuenta. Gracias por el consejo.

Hugo dijo...

Vaya, veo que tu comentario no aparece, Antipensador, pero en mi correo sí que está. ¡Estoy empezando a hartarme de Blogger! Reproduzco aquí tu comentario:

-- "¿Se pueden refutar? La segunda no. Si se han borrado por causas que desconocemos, entonces estamos con las manos atadas. Pero la primera sí.

Sí, se puede refutar. Pero se ha verificado. He escrito este comentario y lo enviado dos veces, y ha vuelto a ser eliminado:

Estimado Pablo:

Observo con sorpresa que ha censurado mis dos largos comentarios anteriores. Mi crítica a su texto era dura, pero en ningún momento le he insultado ni he utilizado descalificaciones ad hominem.

Sólo quiero expresarle mi malestar por el hecho de que haya decidido eliminar mis comentarios, ya que me costaron bastante tiempo y esfuerzo.

Atte.
Carlos Villa


Ciertamente, otros han defendido el psicoanálisis en ese blog, pero al autor del mismo parece que le ha molestado la extensión de mis comentarios y que criticara punto por punto su texto.

Eduardo Robledo Zugasti ha actuado de la misma forma inquisitorial, censurando y borrando posts que no eran insultantes.

Por mi parte, me encanta que estos cientificistas se hayan quitado la careta y hayan mostrado su auténtico rostro intolerante, sectario y anti-democrático. En el futuro, sabré a qué atenerme al tratar con gente como ésta.

Un saludo." --

Sorprendido me hallo. No me esperaba eso de ellos. Tienes mi apoyo. Yo también soy bastante cientificista, pero de momento no me ha dado por borrar vuestros comentarios ;-)

Antipensador dijo...

Tienes mi apoyo. Yo también soy bastante cientificista, pero de momento no me ha dado por borrar vuestros comentarios ;-)

Si por "cientificista" se entiende defender la absoluta superioridad de la ciencia sobre todas las formas de pensamiento acrítico e irracional (ideología, mito, religión, sentido común, etc.), y la posura de que la ciencia construye verdades y esas otras formas de pensamiento no, entonces yo también soy "cientificista".

La diferencia estriba en que algunos no creemos que la ciencia sea la única forma de conocimiento crítico y racional, ni que sólo el método científico permita alcanzar verdades. Al lado de la ciencia también está la filosofía, al mismo nivel de racionalidad que la ciencia e igual de necesaria, aunque no use el método experimental. Muchos defendemos la simbiosis y colaboración entre la ciencia y la filosofía, y no que cada una vaya por su lado.

Pero algunos no sólo no lo ven así, sino que además ni siquiera aceptan que los contradigan en esto.

Hugo dijo...

Completamente de acuerdo.

Antipensador dijo...

Completamente de acuerdo.

Pues esos dos fanáticos sectarios llamados Eduardo Robredo Zugasti y Pablo Rodríguez Palenzuela no opinan lo mismo, y aplican la censura ideológica sin pensárselo dos veces cuando les hacen la menor crítica.

A propósito, un amigo mío estudió con Eduardo Robredo Zugasti y, según sus palabras, Eduardo es "peor que un testigo de Jehová". Cuando me lo dijo no le di crédito, pero ahora tengo que darle la razón. Ihrich es un librepensador y un liberal al lado de Eduardo Robredo Zugasti.

Hugo dijo...

Bueno, tampoco nos cebemos. La virtud está en la comprensión ;-)

Antipensador dijo...

A veces la virtud está en el odio. Sobre todo cuando aquél a quien se odia es una auténtica escoria humana.

Anónimo dijo...

¡cuánta gente mal hay en el mundo... mon dieu!

Hugo dijo...

Antipensador:

Deberías disculparte ;-)

Parece que los comentarios estaban moderados y por eso tardaron en aparecer.

soy... dijo...

Sabes que sucede, que en el debate conservador y/o liberal reducimos el debate a la filosofía. Y la ponderación de uno u otro depende principalmente de leer historia, y de asimilar, no como bueno o malo, sino como correcto el hecho de que el ser humano actúa por conveniencia. Podemos acometer acciones que terminen en resultados no esperados y otras que culminen en uno parecido al que deseabamos: Es correctísimo hacer la guerra, sabiendo las muertes y desgracias que ellas dejan; podemos estar de acuerdo o no, pero eso que importa. Podemos, sentados con un vaso de wisky, con buen acondicionador de aire y par de hermosas chicas opinar que la guerra es salvajismo, sin embargo nos sentimos orgullosos de nuestros héroes y de nuestras batallas ganadas; todo esto dicho de forma general, pues no tengo tiempo ahora, pero te prometo que en esta semana sacaré momentito para precisar con detalles tu excelente entrada.

Gracias.

Hugo dijo...

el ser humano actúa por conveniencia.

A veces sí, a veces no, en mi opinión.

te prometo que en esta semana sacaré momentito para precisar con detalles tu excelente entrada.

Te espero con los brazos abiertos. Todo aquí es criticable, ya lo sabes ;)